10 AÑOS DE UN TÍTULO ACB MUY ARGENTINO

Con la final de la Liga Nacional encarrilada tras el 3-0 del lunes, Walter Herrmann vivirá este martes el aniversario de uno de sus días más importantes como jugador. Las casualidades quieren que el de Venado Tuerto esté cerca de ganar una Liga diez años después de la que ya tiene en su currículum.

Daniel Santiago y Walter Herrmann (Foto: El Desmarque Málaga)
Daniel Santiago y Walter Herrmann (Foto: El Desmarque Málaga)

Con la final de la Liga Nacional encarrilada tras el 3-0 del lunes, Walter Herrmann vivirá este martes el aniversario de uno de sus días más importantes como jugador. Las casualidades quieren que el de Venado Tuerto esté cerca de ganar una Liga diez años después de la que ya tiene en su currículum.

Aquella final de 1995 con el famoso no-triple de Mike Ansley ante el FC Barcelona marcaría un antes y un después en la historia de Unicaja. Ese momento sería un punto de inflexión de un equipo malagueño que consiguiría la Copa Korac de 2001 (actual Eurocup), la Copa del Rey en 2005 y viviría su punto más alto con el título de ACB de 2006, al que seguiría una histórica presencia en la Final Four de la Euroliga también con protagonismo argentino. La afición del equipo costasoleño recuerda de memoria aquel quinteto inicial de gala formado por Pepe Sánchez, Marcus Brown, Walter Herrmann, Jorge Garbajosa y Daniel Santiago y que barrió en la serie final por 3-0 al Baskonia de Pablo Prigioni, Luis Scola y Tiago Splitter.

Después de haber ganado los dos juegos en casa, Unicaja viajó a Vitoria para un tercer partido que fue más que vibrante. Los malagueños impusieron su juego a ritmo de triples durante casi toda la primera parte, pero pagaron la acumulación de faltas en sus hombres interiores y el partido se fue al descanso con 44-44. La segunda parte fue muy diferente, con Prigioni, Scola y Sergi Vidal al mando de los baskonistas y con una ofensiva desacertada en los visitantes, que llevó el marcador hasta un 55-45 que hizo estallar al Buesa Arena. La aparición del boricua Daniel Santiago frenó el aumento de la ventaja local y consiguió estabilizar la diferencia para terminar el tercer cuarto con 65-54.

Los problemas de faltas cayeron en ese momento del lado malagueño y los nervios se apoderaron de los visitantes hasta que una defensa zonal impuesta por su DT Sergio Scariolo cambió el tempo del partido. Jorge Garbajosa apareció en el partido para vestirse de héroe y Marcus Brown reducía la diferencia al mínimo tras la eliminación de Luis Scola y Travis Hansen. Un triple del 15 de Unicaja que después jugaría con Toronto Raptors puso un 72-74 dentro del último minuto que ya sólo cambiaría con dos tiros libres suyos que ajusticiaron a Baskonia y dieron la Liga a Unicaja.

Unicaja y su título de campeón ACB (Foto: ACB.com)
Unicaja y su título de campeón ACB (Foto: ACB.com)

0000038095-0000037898-001-G[1]

Jorge Garbajosa terminó con 22 puntos y 8 rebotes y posteriormente sería galardonado con el MVP de las finales. En los argentinos campeonadores, Pepe Sánchez sumó 3 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias y Walter Herrmann sólo aportó 3 rebotes. Por su parte, los argentinos baskonistas tendrían 11 puntos y 6 rebotes en el caso del Luifa y 5 puntos y 2 rebotes para Pablo Prigioni.

«Ha sido un partido muy duro, pero teníamos la tranquilidad y seguridad de los dos anteriores», explicó Walter Herrmann tras el partido. «Ahora nos quedamos en Vitoria y celebraremos algo, pero la fiesta grande será en Málaga con todos nuestros aficionados»

«La zona final ha sido determinante», explicó Pablo Prigioni. «La ausencia de Scola ha hecho que nos faltaran referencias al final para atacar. Han sido mejores y no les hemos podido ganar en toda la temporada, pero prefiero perder así que como la temporada anterior»

Diez años después, basta dar un paseo por los pasillos del Martín Carpena para ver muchas de las instantáneas de aquel título y de las celebraciones, como aquel momento de Walter Herrmann subido en la canasta y cortando las redes de uno de los aros. Muchos jugadores de aquella serie final siguen en activo y otros como Jorge Garbajosa, Marcus Brown ya se retiraron. Vellimir Perasovic volvió esta temporada al banquillo de Baskonia diez años después de aquella final y Sergio Scariolo es actualmente el DT de la selección de España y mantiene su residencia habitual en la Costa del Sol.

Walter Herrmann (Foto: ACB.com)
Walter Herrmann (Foto: ACB.com)

«El Baskonia estaba asentado entonces en la élite. Habían ganado ya la Liga y habían participado en Final Four. Tenían una estructura muy consolidada», explica Sergio Scariolo en una entrevista en la Opinión de Málaga. «Nosotros nos estábamos asomando a la élite, tras ganar la Copa del Rey el año anterior. Fue un desafío aquella final sin Barça y Real Madrid. Fue como una reivindicación de que haciendo bien las cosas se podía conseguir cualquier meta«

«Tengo flashes. Del partido, sobre todo el último cuarto», sigue explicando el DT. «También la celebración en el Hotel. Recuerdo encontrarme con Scola y Prigioni después de la movida final. Son flashes. Recuerdos de euforia y de alegría, sobre todo por esos últimos diez minutos que dimos la vuelta a un partido que estaba casi imposible»

«El líder entendido como el más respetado por todo el mundo era Marcus Brown», explica Scariolo en una entrevista en Málaga Hoy. «Jorge Garbajosa tenía un rol importante dentro de la cancha y Berni (Rodríguez) tenía una capacidad de ser pegamento, (Carlos) Cabezas tenía una capacidad de ejemplo para el resto importantísima en momentos no fáciles. Pepe era otro con un mando tremendo, tenía una forma de serlo naturalmente pero de no quererlo ser. Le gustaba más el protagonismo hacia los demás, aunque metió esos tiros importantes que sabemos. Pietrus producía, a su manera, un cambio de agresividad grandísimo. Había gente que complementaba como Herrmann, Risacher o Nicevic. Complementaban pero con mucha calidad y capacidad de aportar y ganar partidos«

Luis Scola y Sergio Scariolo (Foto: Gregorio Torres/La Opinión de Málaga)
Luis Scola y Sergio Scariolo (Foto: Gregorio Torres/La Opinión de Málaga)

Las casualidades en el mundo del baloncesto son así de caprichosas y han puesto a Walter Herrmann con la posibilidad de ganar su segundo título de Liga diez años y algunos días después del primero. La ventaja de 3-0 que tiene San Lorenzo lo tienen a un paso de levantar un título en unas circunstancias muy diferentes a aquella ACB. Herrmann es la pieza clave de este «Ciclón» y en aquel Unicaja de 2006 era un engranaje más de una sólida maquinaria de hacer baloncestoque puso a Málaga en el escaparate del primer mundo del baloncesto.

Artículo publicado por Pick and Roll
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.