CARL JONES, EL SÚPER RELEVO DE ZACATECAS

Es común que los equipos de baloncesto tengan jugadores suplentes de gran nivel, con la tarea de cambiar el ritmo a los partidos cuando entran en la cancha. Pero no es tan común encontrar casos en que el líder anotador de un conjunto procede de la banca, situación actual de Barreteros con el veloz guardia Carl Jones.

Carl Jones (Foto: LNBP)
Carl Jones (Foto: LNBP)

Es común que los equipos de baloncesto tengan jugadores suplentes de gran nivel, con la tarea de cambiar el ritmo a los partidos cuando entran en la cancha. Pero no es tan común encontrar casos en que el líder anotador de un conjunto procede de la banca, situación actual de Barreteros con el veloz guardia Carl Jones.

Esta campaña Jones promedia 18 puntos por encuentro en poco menos de 25 minutos de acción por encuentro, lo cual lo ubica como el mejor anotador en un conjunto con otros tres jugadores que anotan más de 10 puntos por juego. A pesar de que éste jugador se encuentra en su primer año en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, la mezcla de sorprendente rapidez con un certero tiro exterior lo ubica como uno de los guardias más peligrosos de la LNBP.

No todos los días llega un jugador de sólo 1.80 metros de estatura a poner la Liga de cabeza con su talento, pero Carl no es un jugador cualquiera. El número 35 de Zacatecas tiene grandes antecedentes, al grado que -como él nos comenta- desde su más tierna infancia el baloncesto ha sido siempre una de sus prioridades: “Desde que tengo memoria me la pasaba corriendo en la casa tras una pelota. Nunca me llamaron la atención los juguetes, siempre jugaba con balones de basket.”

Como ocurre con gran parte de los jugadores en Estados Unidos, su habilidad para el juego se desarrolló en las canchas callejeras; en este caso en las de Garfield Heights, Ohio, ciudad que se encuentra a 17 kilómetros de Cleveland. Incluso cuando ya estaba en los equipos de la preparatoria y la universidad, destacando a nivel considerable, siempre siguió fogueándose en estos escenarios que alimentaban su espíritu competitivo. Y es que desde joven tuvo que acostumbrarse a enfrentar rivales que salían a morirse contra él:

“En la preparatoria siempre fui considerado el jugador número 1 de mi estado; todo el tiempo los jugadores iban contra mi, es decir, mis rivales siempre daban lo mejor de sí para mostrarse ante el jugador más conocido. Y es que además mi escuela tenía el mejor equipo del estado, entonces a nivel de equipos pasaba lo mismo.”

Aún así siempre logró mantenerse en un excelente nivel y atraer la atención de numerosas universidades que trataron de llevarlo a sus filas: “Mi decisión para la Universidad tuvo mucho que ver con mi entrenador de la prepa, porque el jugó en la Universidad de Saint Joseph’s. En realidad yo me estaba inclinando para ir a otro lado, pero él me convenció de ir ahí.”

En esta universidad, de la cual egresaron jugadores NBA como Jameer Nelson y Langston Galloway (ex-compañero de Carl), el dinámico jugador se volvió pieza fundamental: a lo largo de cuatro campañas promedió poco menos de 15 puntos por encuentro y tuvo dos temporadas en que anotó 17 unidades por juego. Luego de su graduación colegial vinieron dos años como profesional en Europa; en 2013 participó con el KK MZT Skopje en Macedonia y el año siguiente formó parte del KB Peja en la liga de Kosovo.

Luego, en 2015, surgió la oportunidad de un reencuentro con sus raíces cuando vino a México a jugar con Pioneros de los Mochis y Frayles de Guasave en el Circuito de Baloncesto de la Costa del Pacífico. Y es que por las venas de Carl corre sangre mexicana, herencia de su padre. Pero su legado paternal no queda solo en la nacionalidad mexicana, también de ahí le viene la prodigiosa velocidad que lo ha hace tan valioso en la cancha. “Mi padre era uno de los hombres más rápidos en su juventud, jugó futbol americano en la posición de esquinero (cornerback)”.

Además de su padre, en su juventud recibió inspiración de su jugador favorito de toda la vida: Allen Iverson. Desde la velocidad hasta la forma de atacar el aro, uno puede notar la gran influencia del juego de Iverson en nuestro entrevistado. Aunque para muchos jugadores un nivel semejante de rapidez puede ser un problema, por un ritmo complicado que genera muchas pérdidas, a Carl se le presenta de forma innata. “Sólo reacciono, sólo me muevo, leo la defensa y actúo; es natural, no hago mucho al respecto.”

Pero no es pura velocidad lo que lo ha hecho sorprender a propios y extraños en la Liga este año, el jugador nacido el 26 de febrero de 1990 tiene otros talentos, como su buen manejo de balón y la determinación de no echarse atrás ante nadie: “Al llegar a la Liga, como en cualquier competencia, uno se entera a partir de sus compañeros de quienes son buenos jugadores y siempre es emocionante enfrentarlos y mostrar nuestro nivel de juego. Claro que yo siempre juego a dejar todo en la cancha, no es que me emocione por tener en frente a alguien particular, sólo saco mi juego todo el tiempo.”

Y como no dar tanto cuando recibe el apoyo de una de las mejores aficiones de México: Jones considera que Barreteros tiene una gran base de seguidores, leal y constante en su apoyo al equipo. Se siente muy contento con los aficionados zacatecanos. Aunado a esto se encuentra la comodidad que recientemente ha logrado el equipo, misma que se muestra en la racha de cuatro partidos ganados al hilo: “Sobre el equipo, se han tenido muchos problemas dentro y fuera de la cancha a lo largo de la temporada pero finalmente las cosas se han acomodado; se dejó todo lo malo atrás para concentrarnos en lo importante de verdad: ganar juegos. Creo que el entrenador Maurice (Riddick) es una gran parte de esto, lo respetamos mucho y ha promovido un sentido de familia en el equipo.”

Además de una familia, en sus compañeros encuentra una ventaja de tener un gran nivel de talento que se refleja en los entrenamientos; se empujan unos a otros todo el tiempo. “Si estamos relajados, platicando, y alguien mete un tiro de media cancha yo tengo que meter otro porque no puedo quedarme atrás. Todo es competitivo para nosotros, con lo cual nos ayudamos a mejorar.”

Parece que esa competencia interna da resultados, con Carl Jones y todo el equipo ya que ambos siguen en ascenso en la LNBP. Respecto al cierre de temporada y esta mejora en el nivel de juego, Carl quiere cerrar con un mensaje para los seguidores zacatecanos: “Sigan con nosotros, tenemos algo bueno para ustedes para los playoffs.”

Fuente:
Prensa LNBP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.