JUAN PABLO ARENGO Y EL SUEÑO DEL POTRILLO

Juan Pablo Arengo, o simplemente “Potrillo” como se lo conoce en el Club de Regatas Corrientes, vivió muy intensamente el clásico con San Martín y la consagración en la Conferencia Norte en la Liga Nacional de Básquetbol. Más no se puede pedir”, dijo.

Juan Pablo Arengo, o simplemente “Potrillo” como se lo conoce en el Club de Regatas Corrientes, vivió muy intensamente el clásico con San

Juan Pablo Arengo (Foto: La Liga Contenidos)

y la consagración en la Conferencia Norte en la Liga Nacional de Básquetbol. Más no se puede pedir”, dijo.

La familia Arengo es una parte de la historia misma del Club de Regatas Corrientes. Ocho hermanos nacieron y se criaron prácticamente en la institución, realizando cuento deporte se le cruzó por el camino.

Entrar a Regatas Corrientes era, y es, tropezarse con algún Arengo, haciendo básquet, natación, remo, vóley, ajedrez, tumbling, tenis de mesa. Y aunque pasaron los años María del Carmen Queirel, como sus hijos, siguen disfrutando de su “segunda casa”.

El sueño del pibe. La historia, en este caso, es de Juan Pablo “Potrillo” Arengo, que está próximo a jugar su tercera final en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), con matices muy distintos a las dos primeras.

“Regatas Corrientes, como se dice, es como mi casa. Nací, crecí, hice todos los deportes acá. Así que este clásico con San Martín lo viví muy intensamente. Soñé con este momento”, comenzó diciendo el escolta “remero”.

“Esto es muy especial, así que quiero compartirlo con toda mi familia, con todos mis amigos, con todos los que me ayudaron a llegar a hasta acá, especialmente con mi papá (Roberto Daniel Arengo) que me está mirando desde el cielo”, añadió.

Sus inicios. Parece lejano cuando el popular “Potrillo” debutó como juvenil en la Liga Nacional ante 9 de Julio de Córdoba, en donde con 15 años entró en las estadísticas de la competencia marcando un triple. “Fue muy corto lo mío (se rie)”, comentó.

Es que Arengo, en la 2011/12, de la mano de Nicolás Casalánguida, jugó un partido y convirtió un triple. Ya en la 2012/13/, en el equipo campeón, jugó 3 encuentros, con 2 puntos, y en la 2013/14, en el plantel subcampeón, se hizo presente en 10 juegos, también con 10 puntos.

“Es mi tercera final (se ríe), pero las anteriores como juvenil (aclara), por lo que ahora es otra cosa. Hoy me siento más participé de la historia, con la confianza de poder aportarle cosas al equipo. Me siento útil, y eso me lo hacen sentir también mis compañeros”, dijo Arengo.

Prueba de fuego. El destino le tenía preparado otra prueba de fuego, como en el Sudamericano U17 en Salto (Uruguay) en donde fue campeón y goleador del torneo en 2013, o como en Colorado Springs (EEUU), un año después, en donde fue capitán del Seleccionado Argentino U18 que clasificó al Mundial de Grecia, todos con Carlos Duro como DT (hoy en el banco de San Lorenzo con Julio Lamas).

En el tercer punto de la serie con San Martín, Arengo saltó a la cancha en el quinteto titular, y tras un inició errático (varios tiros bien tomados salieron de adentró), su segundo ingresó fue muy productivo sumando al triunfo personalidad, defensa y seis puntos.

“Fue un partido durísimo para nosotros. Sabíamos que no iba a estar Paolo (Quinteros), y eso nos hizo creer y crecer más aún. Sacamos adelante un partido clave, ya que confirmamos lo hecho en San Martín y quedamos a un juego de ganar la Norte y meternos en la gran final”, siguió comentando.

“Después el cuarto partido fue dramático. Paolo y Donald (Sims) estaban a media máquina, pero sabíamos que si llegábamos palo a palo al final, teníamos chances de ganarlo. Y se dio así, en suplementario, en donde Regatas mostró mucha mentalidad ganadora para llevare el triunfo. Más no se puede pedir, campeones en casa y ganándole a San Martín”, completó.

Un paso más. Así Arengo, a fuerza de buenas actuaciones, se ganó minutos en el equipo, al punto que a lo largo de la temporada 2016/17 jugó 62 partidos, aportando 25 puntos para el equipo, en 12.3 minutos de promedio en cancha.

“Creo que dimos un salto de calidad en playoffs. Nos adaptamos a la forma de jugar está instancia. Nunca renunciamos a nuestro estilo de juego, con una gran vocación ofensiva, y le agregamos otras virtudes”, comentó.

“El equipo sabe que nadie nos daba nada para llegar a la final, salvo nosotros. Así que vamos a seguir así, trabajando silenciosamente y con mucha humildad superando objetivos. Ahora se viene San Lorenzo, otro candidato, pero nosotros vamos a dejar todo para que nuestra gente siga festejando y disfrutando del básquetbol”, dijo para finalizar el campeón U19 2014 de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB).

Fuente:
Prensa Regatas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .