ÁNGEL RODRÍGUEZ: “MI MODELO A SEGUIR FUE Y ES CARLOS ARROYO”

Ángel Rodríguez ayudó a Puerto Rico a conseguir una victoria en dos partidos en la primera ventana de los Clasificatorios de las Américas a la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2019. Los juegos significaron mucho para el armador, que vio los partidos como una oportunidad para alegrar a sus compatriotas que lidian con las secuelas del devastador huracán hace unos meses.

Ángel Rodríguez

Ángel Rodríguez ayudó a Puerto Rico a conseguir una victoria en dos partidos en la primera ventana de los Clasificatorios de las Américas a la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2019. Los juegos significaron mucho para el armador, que vio los partidos como una oportunidad para alegrar a sus compatriotas que lidian con las secuelas del devastador huracán hace unos meses.

Puerto Rico todavía está recuperándose del huracán María que sacudió la isla en septiembre. Como resultado del daño persistente, el partido de Clasificatorio frente a Estados Unidos se trasladó a Orlando, Florida. Pero el mensaje del equipo puertorriqueño, que perdió 85-78, fue claro.

“Tratábamos de llevarle alegría a Puerto Rico después de la oscuridad que dejó el huracán en la isla”, dijo Rodríguez, quien sumó 13 puntos, ocho asistencias y dos robos frente a Estados Unidos.

Aunque el juego no fue en Puerto Rico, Rodríguez está muy contento con el apoyo de los fanáticos en Orlando. “El ambiente fue genial y la energía en el estadio fue sensacional. Todos los que vinieron al juego definitivamente nos trajeron la sensación de estar en casa, todos llevaban nuestros colores e incluso tocaban instrumentos”.

Rodríguez, quien juega por segunda vez para los “12 Magníficos”, está ansioso por jugar finalmente frente a sus fanáticos.

“Jugar en Puerto Rico será algo increíble”, dijo. “Todos los veteranos en el equipo me han contado muchas cosas buenas acerca de jugar para Puerto Rico en Puerto Rico. Además, los fanáticos siempre llegan y traen una cantidad irreal de positivismo y energía de la que nos alimentamos. Definitivamente no puedo esperar por sentir eso.”

Rodríguez y el resto del equipo puertorriqueño tendrán que esperar para jugar en casa, ya que los otros dos juegos como local serán en la tercera ventana en junio y julio de 2018 contra Cuba y México.

Antes de eso, Puerto Rico, que venció a Cuba 95-72 en su segundo partido Clasificatorios, enfrentará dos concursos como visitante en la próxima ventana: en México el 23 de febrero y en Estados Unidos el 26 de febrero.

“Definitivamente estamos buscando robar un partido como visitante ante Estados Unidos y dividir juegos con ellos”, dijo Rodríguez, quien sumó nueve puntos y dos asistencias en 18 minutos en la victoria sobre Cuba. “En cuanto a México, siempre hay una rivalidad entre nosotros en todos los deportes, no solo en el boxeo, así que será un juego divertido y físico”.

Puerto Rico ha jugado en las últimas ocho Copas del Mundo de Baloncesto FIBA. Y Rodríguez admite que él y sus compañeros de equipo tienen algo de presión para que clasificar a la novena.

“Cada vez que representas a tu país, hay presión. Para nosotros, el objetivo no es solo llegar a la Copa del Mundo, sino estar en el top 10 del mundo como lo estuvimos alguna vez”, dijo el armador del equipo que actualmente posee la 14 posición en el FIBA World Ranking, presentado por Nike. “Pero obviamente no va a suceder durante la noche”.

Pero es probable que Rodríguez juegue un papel importante en el futuro de Puerto Rico. Hizo su debut en el equipo nacional en la FIBA AmeriCup 2017 y tuvo seis puntos en su primer juego contra México, pero aumentó su juego y sumó 23 puntos contra Brasil.

“Estaba intentando tener una idea de cómo funcionan las cosas, porque es un juego totalmente diferente. No estás jugando para ningún club, no estás jugando por dinero, no estás jugando porque te encanta el baloncesto, simplemente estás jugando para representar a tu país con dignidad,” dijo Rodríguez, quien juega profesionalmente para el club israelí Maccabi Haifa. “Ahora que he jugado algunos juegos, es seguro decir que estoy muy cómodo porque los muchachos del equipo y los entrenadores dejan muy claro cuánto confían en mí y cuánto espera de mí”.

También se espera que Rodríguez asuma una mayor responsabilidad del equipo de Puerto Rico. Y él acepta eso.

“Tengo mucha responsabilidad en el equipo nacional porque primero soy el armador, segundo tengo que llenar unos zapatos grandes, pero me siento cómodo y tengo mucha confianza en mis habilidades. Así que las cosas solo mejorarán para mí y para el equipo”, dijo.

Los zapatos que Rodríguez está llenando son los de Carlos Arroyo, quien se retiró del equipo nacional después de jugar en el Torneo de Clasificación Olímpica FIBA 2016, poniendo fin a una carrera internacional que comenzó con la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2002.

“Mi modelo a seguir fue y es Carlos Arroyo”, dijo Rodríguez. “Es un jugador y líder increíble, y siempre representó a Puerto Rico a un nivel muy alto y su legado vivirá para siempre en Puerto Rico”.

Después de casi una década y media de recibir alegría y felicidad de Arroyo, le corresponde a Rodríguez y Co continuar con eso, incluso en algunos momentos aún oscuros.

Fuente: FIBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.