QUILMES VOLVIÓ AL TRIUNFO CORTANDO LA RACHA POSITIVA DE ESTUDIANTES

El elenco marplatense superó como local a su par de Concordia por 85 a 80. La buena actuación colectiva, comandada por el debut como titular de Frazier, le dieron una victoria importante en la lucha por la permanencia.

El elenco marplatense superó como local a su par de Concordia por 85 a 80. La buena actuación colectiva, comandada por el debut como titular de Frazier, le dieron una victoria importante en la lucha por la permanencia.

La aparición de Frazier, la buena mano de Ortiz y el temperamento de Maciel. Bajó el número de pérdidas, subió sus porcentajes y recuperó la confianza. Bianchelli dio un golpe de timón, modificó piezas y encontró resultados. Quilmes fue más y lo demostró.

El cervecero consiguió su quinta alegría en la liga, y logró cortarle la racha positiva de 7 triunfos a Estudiantes. El local, deberá salir a la ruta para medirse con Argentino en Junín, en un duelo clave por salir del fondo de la tabla. Por su parte, la visita permanecerá en la ciudad porque el jueves debe enfrentar a Peñarol.

Quilmes inició el partido con un quinteto inesperado: la aparición del capitán Maximiliano Maciel y del extranjero Winsome Frazier como titulares buscaron modificar la estructura y el plan de juego de Estudiantes de Concordia, y así lo logró. A falta de 5 minutos 10 segundos para el final del primer cuarto la diferencia en actitud, rendimiento y eficacia fue clara, el local se aventajó por 16 a 7 y obligó a Eduardo Japéz a pedir su primer tiempo muerto.

A la visita le costó entrar en ritmo y el tricolor se aventajó de ello con una gran cantidad de aciertos detrás de 6,75 (5/9), y una ofensiva fluida comandada por Frazier, que concretó 9 unidades en el primer parcial. Pero la reacción del verde no se hizo esperar, de la mano de Vildoza (5), Leiva (4) y un ingreso a bandeja de Chourio, concretó una racha 11 a 0 que lo acercó a tan solo un doble. El base cervecero, Víctor Fernández, convirtió un tiro de más de 8 metros para poner cifras definitivas al parcial, 27 a 22.

La apuesta de Mateo Bolívar desde la banca significó, en principio, otro acierto de Javier Bianchelli. El pergaminense cargó la ofensiva de su equipo con 7 puntos en el comienzo del segundo parcial, sumado al buen ingreso de Vasirani y la puntería de Ortiz (15 puntos en el primer tiempo). Quilmes retomó el control del partido por 41 a 31 a falta de 4 minutos 50 segundos.

Leandro Vildoza fue, en todo momento, la bandera de Estudiantes. El base de 24 años jugo e hizo jugar, anotó 16 puntos, repartió 3 asistencias y bajó 3 rebotes sin descansar durante toda la primera mitad. Los constantes desajustes defensivos, sumado a las 9 perdidas y la mala toma de decisiones en ataque de su equipo, fueron suficientes para que el tricolor saque una valiosa ventaja al finalizar
los primeros 20 minutos de partido. 53 a 41 al descanso.

El segundo tiempo se inició con la reedición de un duelo que no tiene fecha de vencimiento ni equipo, Martín Leiva y la hinchada quilmeña. La naranja volvió a picar, y el tricolor logró su mayor ventaja (14) con un buen ingreso al canasto de Maciel. La visita buscó retornar al juego con más fuerza que básquet: un par de buenas defensas y 5 puntos consecutivos en ofensiva produjeron que el local no se escape de manera definitiva. -55-45 a falta de 7 minutos para el cierre del ante último cuarto.

La confusión se apoderó de la acción. Estudiantes llevó el partido al barro, le quitó ritmo y confió en las manos de Leiva, que aportó 7 unidades y rebotes importantes en el parcial. Quilmes logró salir de la telaraña que propuso Japéz y conservó su ventaja de 12 (68 – 56) previo a los últimos 10 de juego.

Javier Bianchelli entendió que Quilmes ingresó al cuarto chico con un aliado importante, el reloj. En contrapartida, Estudiantes salió a quemar las naves, y tras sufrir su mayor desventaja (71-56), anotó dos triples consecutivos Federico Grun, que volvió a darle vida al verde. Un lejano triple de Vildoza acercó aún más a la visita, 73-67 a falta de 5 minutos.

El cierre del juego fue acercándose y Estudiantes cometió imprecisiones que le impedían terminar de ponerse en juego. La actitud y buena mano de Gamboa arribaron a 5 unidades al verde a falta de poco más de 60 segundos, pero las imprecisiones en las bolas finales le dieron un gran triunfo a Quilmes por 85 a 80.

Texto y Foto: Prensa Quilmes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.