EL BALONCESTO DE EL SALVADOR EN PLENA EXPANSIÓN

En los últimos años el baloncesto se ha posicionado como uno de los deportes más practicados por la población salvadoreña, y sin duda alguna ha ganado mayor proyección nacional e internacional. La descentralización del baloncesto de la capital ha sido uno de los objetivos de La Federación Salvadoreña de Baloncesto (FESABAL) desde sus inicios.

En los últimos años el baloncesto se ha posicionado como uno de los deportes más practicados por la población salvadoreña, y sin duda alguna ha ganado mayor proyección nacional e internacional. La descentralización del baloncesto de la capital ha sido uno de los objetivos de La Federación Salvadoreña de Baloncesto (FESABAL) desde sus inicios.

La Federación viene realizando un arduo trabajo por cumplir uno de sus objetivos principales, el de masificar el baloncesto, una tarea difícil, pero posible de realizar con un apoyo constante de la gestión de los dirigentes de FESABAL, de los gobiernos locales, patrocinadores privados y los apasionados practicantes del deporte de las cestas.

Hasta hace unos años, el baloncesto profesional se centraba en la capital, San Salvador, sin embargo, al mismo tiempo había muchos municipios en el país que mantenían un excelente nivel, pero no contaban con tanto apoyo ni inversión de los gobiernos locales y patrocinadores. Muchos de los talentos dentro de los municipios tuvieron que dejar su ciudad natal para desarrollar plenamente su carrera basquetbolística y desempeñarse en el baloncesto profesional en la capital. Además, para entonces el baloncesto no era solvente económicamente para subsistir y trabajar como deportista y aunque si existían equipos de otras municipalidades participando en las ligas federadas, era en un bajo porcentaje.

En el 2015, con la creación de una liga profesional, denominada Liga Mayor (LMB), el baloncesto inició su expansión nacional, con la inclusión de equipos de otras ciudades y con visitas recíprocas. El objetivo para FESABAL, presidida por Yamil Bukele desde 2012, era uno y claro, llevar el baloncesto y todo su espectáculo a todos los rincones del país, motivar la práctica del deporte y foguear a los jugadores nacionales.

“Cuando el baloncesto era centralizado los jugadores eran completamente amateur. Con la creación de la LMB, ya hay jugadores que se están profesionalizando y por medio del baloncesto pueden costearse una carrera universitaria. También, la economía para toda la comunidad del baloncesto se ha beneficiado debido a que surge la necesidad de contratar a más personal, más árbitros, más entrenadores, asistentes, personal médico y personal de prensa”, contó en FIBA.basketball, Rodolfo Mena, Gerente de FESABAL.

“Con el Presidente (Yamil Bukele) se visitaron cerca de 30 municipios para invitarlos a los que era la naciente Liga Mayor de Baloncesto. También se hizo la invitación a las Sub Federaciones ya existentes, 8 en el país, para que se acercaran y se unieran a hacer un trabajo planificado en las escuelas de baloncesto, que ya tenían en su municipio, pero para que mejorarán el programa que estaban utilizando”, expresó Mena.

Las Sub Federaciones en El Salvador son pequeños organismos que velan por el desarrollo del baloncesto en cada municipio, y se encargan de tener una escuela de Iniciación de baloncesto. En el país centroamericano hay 10 Sub Federaciones y 11 escuelas, una por cada municipio sumada a la de San Salvador.

“Es importante destacar el trabajo que las Sub Federaciones realizan, porque son ellos los que notifican a los equipos de las ligas federadas, pero sobre todo al cuerpo técnico de la federación acerca de los talentos emergentes”, añadió el dirigente, que además expresó: “Tras la llegada del Coordinador Deportivo, Ray Santana, hemos realizado visorias fuera de San Salvador en 4 ciudades (Santa Ana, Sonsonate, La Unión y San Miguel) claves para buscar nuevos talentos para selecciones nacionales U14 y U16. De esta manera también nuestras selecciones se están expandiendo y estamos buscando talentos en cada rincón del país y ahora tenemos representantes de distintos municipios”.

Llevar el espectáculo a los diferentes municipios ha sido otra de las grandes apuestas para FESABAL. Dándole al baloncesto local muchos beneficios para el desarrollo, expansión, promoción y cobertura del baloncesto, como por ejemplo y siendo una de las más acertadas iniciativas la de llevar al Juego de las Estrellas de la LMB, que se celebra fuera de la Capital, y que reúne a una cantidad importante de jugadores, a las ciudades de Izalco en la zona occidental y Quezaltepeque en la zona norte.

La masificación del baloncesto en El Salvador, hace que el deporte se practique en estadios repletos de afición, con juegos competitivos y una cantera importante de jugadores de todo el país, demostrando su talento para formar parte de las selecciones nacionales y así poder llegar a jugar torneos internacionales.

“Las alcaldías y equipos que conforman la LMB, han tomado conciencia de que existe el interés de los jóvenes de practicar de forma ordenada el baloncesto y han creado escuelas o canteras para desarrollar a los niños y jóvenes de las diferentes municipalidades y eso ha tenido un impacto positivo en la juventud para alejarlos de cosas negativas y malas influencias, lo cual cumple una gran función en el núcleo familiar al ofrecerle a los niños utilizar su tiempo en algo útil”, contó Mena.

“El baloncesto es ámbito de oportunidades, te habré puertas en lo profesional y laboral, te hacer ser una mejor persona, te ayuda a ser responsable, a trabajar en equipo y mantener tus metas bien claras. Desde que me fui de mi ciudad, no fue solo un logro personal fue además ser el ejemplo de los jóvenes y demostrarles que si se puede y que solo hay que creérselo. En esta expansión que está teniendo el baloncesto en El Salvador, nos damos cuenta que hay mucho talento y ese talento necesita un pequeño incentivo y confianza”, expresó Luis Portal, originario de Nejapa, jugador de Santa Tecla B.C en la LMB.

Cinco años han pasado desde la creación de la LMB y la Federación continúa trabajado en la inclusión de otros proyectos, siguiendo el mismo modelo como la Liga Mayor de Baloncesto Femenina (LMBF), Liga Superior (LSB) y la creación de canteras de los equipos que participan en la LMB.

“De alguna manera te hace feliz conocer lugares nuevos y más si es haciendo lo que te gusta. El baloncesto aumenta tus capacidades ya sea sociales comunicativas y en el juego porque en cada lugar aprendes algo distinto. El baloncesto ha evolucionado, cada vez hay más personas en el país que conocen cómo y dónde se puede jugar un poco más profesional, y se animan a formar un equipo y sabiendo que es una gran oportunidad sobre todo para los jóvenes”, añadió Michelle Figueroa, jugadora de la LMBF y Liga Municipal Monseñor Romero originaria de Metapán.

FESABAL apuesta a que estas competencias locales sean cada vez más fuertes e integradoras en el país para así desarrollar y formar a jóvenes jugadores, que podrían ser el futuro de las selecciones nacionales de El Salvador.

“Jugar baloncesto te da la oportunidad de viajar y conocer otros lugares, vivir nuevas experiencias. He vivido emociones inolvidables que me han marcado a la hora de jugar, alegres y también tristes. Todo eso me ha hecho crecer como persona y madurar más. Los municipios fuera de San Salvador ya se dieron cuenta que tienen la capacidad, y que hay talento en todos lados”, afirmó Maru Gálvez ex jugadora de la LMBF, originaria de Santa Tecla, que actualmente es entrenadora asistente de selecciones infante juveniles.

Otro de los proyectos importantes, que permitió que el baloncesto se expandiera ha sido la creación, en 2013, de la Liga Sub 23 (LMMR), que la juegan 13 equipos con chicos menores de 23 años en la capital, una liga en ascenso muy competitiva que ha tenido la participación de equipos de las 3 zonas de El Salvador, la central, oriental y occidental.

“En lo personal ha sido una gran oportunidad poder participar a nivel federado ya que la competencia tiene más nivel y me motiva a entrenar para hacer un buen papel a la hora de jugar los partidos”, expresó en FIBA.basketball, Juan Melgar Sub 23 del Club Don Bosco Warriors.

“El desarrollo del baloncesto a nivel nacional ha crecido y gran parte de eso es gracias al crecimiento de estas ligas federadas, es excelente que equipos de otras ciudades hagan el esfuerzo por llevar el baloncesto de su ciudad hasta San Salvador. Hay equipos con muy buenos jugadores que hacen que esta liga sea muy competitiva y de buen nivel de juego, esto permite que el baloncesto de nuestro país crezca y nos den la oportunidad de darnos a conocer como jugadores”, añadió Eduardo Figueroa, otro de los jugadores U23, también en la Liga Municipal Monseñor Romero.

El Salvador con una población de 6,177,346 habitantes y 14,658 atletas de ligas federadas, es una de las 43 federaciones afiliadas, desde 1956, a FIBA, continúa apostando a fortalecer y desarrollar el baloncesto en los 14 departamentos, 262 municipios, que integran el país centroamericano para así fortalecer y llegar lejos con sus selecciones nacionales.

Texto: FIBA
Fotos: @IMDER_SS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.