🇦🇷 LOS 78 DE FRANCISCO ZUSTOVICH, ¿Y SI ESCUCHAMOS A LOS QUE SABEN?

Por Bruno Giardini (@BGiardini95)

La actuación del joven jugador de Peñarol fue una de las noticias sorprendentes de este año 2019. Por ello, hemos elaborado un informe tomando esa estadística como disparador y contactamos con tres especialistas en formativas como Silvio Santander, Santiago Salas y Edgardo Santillán.

La actuación del joven jugador de Peñarol fue una de las noticias sorprendentes de este año 2019. Por ello, hemos elaborado un informe tomando esa estadística como disparador y contactamos con tres especialistas en formativas como Silvio Santander, Santiago Salas y Edgardo Santillán.

Francisco Zustovich es jugador de Peñarol de Mar del Plata de la categoría U13. Semanas atrás fue tendencia en todas las redes sociales de básquetbol por haber anotado 78 puntos en el partido que su equipo cayó 112-113. Es decir, metió el 70% de los puntos de su equipo.

Foto: Peñarol

El problema no fue el partido en sí, sino que en Twitter comenzaron a aparecer opiniones de todo tipo, criticando al jugador, al entrenador y al básquet formativo de las federaciones en general. También hubo muchos halagos hacía el joven jugador por parte de ex profesionales, como Bruno Lábaque y Lucas Victoriano.

Para conocer un poco lo que se vive en esa categoría, conversamos con tres especialistas en la materia formativa. El primero y más reconocido es Silvio Santander, quien fuese sub-campeón del mundo como asistente de Sergio Hernández. Él fue claro en su mensaje “Esto es bueno dejarlo en claro. Francisco Zustovich juega muy bien para la edad que tiene y con cualquier regla se iba a destacar. Es un caso de excepción.”

Entrando más en el mundo formativo, Santander afirmó que “Hace muchos años se podía defender zona y eso se quitó. Luego veíamos que el hombre contra hombre se hacía escondiendo una “zona” con ayudas muy cerradas y estáticas, difícil de detectar para los árbitros. Hace 2 años decidimos cambiar algunas reglas en beneficio de la masificación y el Desarrollo del uno contra uno y decidimos sumar el tiro de tres puntos que no se permitía y la Pelota de talla 6. Además quitamos el Bloqueo Directo ya que había una excesiva información táctica en edades tempranas.”

Esto significa, se le estaba enseñando demasiado para la edad que tenían. A su vez agregó, “Con La Regla de 3” buscamos permitir la ayuda y controlarla. En U13 se puede ayudar, no es que no se pueda. Solo que hay un tiempo determinado para evaluar y es algo espontáneo o conducido.”

Foto: CABB

Con quien también conversamos es con Santiago Salas, actual DT de U17 y U19 en Barrio Parque, equipo cordobés que milita en el exTNA. Con pasado en el mini básquet y U-13, el entrenador hace hincapié en lo difícil que es una transición de un chico que pasa de ser mini-básquet a uno que pasa a ser U13.

“Para mí esta categoría tiene que volver a ser de transición de dos años. Debería aparecer una Sub-12, con aros altos y pelota 6. Con reglas de U13, para que se vayan acostumbrando, sino después el cambio es muy brusco. Lamentablemente en el camino se quedan los chicos, dejan de jugar el deporte”

En la misma corriente de pensamiento se expresó Edgardo Santillán, asistente de LNB de Quimsa de Santiago del Estero, también con pasado formativo. A diferencia de Santiago Salas, él se manifiesta más a favor de una SUB-14, coincidiendo en el problema de falta de chicos practicando nuestro deporte.

“El cambio más importante debería ser que sea obligatorio que jueguen los 12 jugadores, no solamente 10. Además, en el proceso de U13 a U15 se pierden muchos chicos en el camino. Los chicos de 14 años terminaban dejando el básquet. Aquí en Santiago se había creado la categoría U14 y me parecía genial. Es inmensa la ventaja que tiene el de 15 años con el que tiene 13. En Quimsa en esta categoría teníamos 17 o 20 jugadores. Entonces dividimos en U-15 Rojo y Azul. Los que tenían 14 años los íbamos preparando para U-15, rotando en el equipo y lo más importante que buscábamos era no perderse a esos chicos. Me parece a mí que la U-14 debería ser más de transición.”

Un estudio realizado por la CABB expuso una clara desorganización a nivel nacional en materia de reglamento. Lato Santillán confirmó que “conversando con otro entrenadores nos percatamos que no hay una unificación de criterios. Cada provincia tiene su reglamento y hasta el año pasado había entre 6 y 7 distintos. Cuando se juegan los Argentinos, lo que podías hacer en Santa Fé, lo podías aplicar en Santiago, pero no en Córdoba. A la larga eso perjudica la forma de jugar”.

Entrando a lo que respecta al juego en sí, Lato afirmó que “En defensa debe existir la presión, porque así el atacante aprende a levantar la cabeza, los cambios de direcciones, visión periférica, no hacer tanto dribbling.”

Además no coincide en la utilización del pick and roll en esta edad porque involucra “solo a dos jugadores del equipo. Yo considero que a esa edad debes jugar ofensivas abiertas, pasando por distintos puestos, pasar, cortar y reemplazar, debería ser regla general. Creo que es un error que muchas veces hacemos nosotros los entrenadores cuando vemos un chico alto lo ponemos debajo del aro. Después cuando son mayores no saben utilizar la mano no-hábil, o no saben jugar en otra posición que la que se les enseñó en su momento.”

Lato Santillán, Silvio Santander y Lucas Victoriano (Foto: Quimsa)

Por su parte, Santiago Salas continuó con esta corriente de pensamiento. “El niño debe saber jugar posteado y aprender a jugar posteado, si por alguna razón la circunstancia amerita para eso. Se le debe enseñar en que existen momentos donde puede postearse. Lo que no debe ser una constante del juego. Debe saber jugar de frente, costado y de espalda al aro. El posteo no es una posición como te dije, es una circunstancia del partido. Si al chico le digo vos vas a jugar de pívot o en el poste bajo, lo que estoy haciendo es asignarle un rol. Lo que debería suceder es que todos deben saber jugar en todos lados y que no siempre sea lo mismo. El que juega en un momento de base, no debería ser el que siempre lleva la pelota, porque puede ser que tenga ventaja y deba postearse, por eso tiene que aprender a jugar ahí. No deben tener un rol definido, sino, no aprende los otros.”

“Esta es una edad muy mentirosa, no por las destrezas, sino por los picos de crecimiento que se dan. Si vos tienes un niño que aprende a jugar en un solo puesto y se desarrolla para ese puesto y después con el paso de los años queda debajo de la media de esa altura, ya no aprendió a jugar poste alto y en el bajo no marca diferencia. Deben jugar abiertos, desde las esquina, de espalda, de frente y no encerrados en un rol”, manifestó.

Además recuerda las razones por las que existen estos cambios de reglas y concuerda con Lato Santillán en el abuso del pick and roll. “En el Final Four del 2015, nosotros hicimos unas observaciones de ese torneo, para luego cambiar determinadas reglas en Córdoba. Nos percatamos que en la final, Instituto-Atenas, se generaban demasiadas situaciones de gol producto del pick and roll central y siempre participan dos jugadores y como muchos tres. Nosotros propusimos que no se juegue pick and roll en ninguna circunstancia y también lo que respecta a la toma de decisión, porque antes se jugaba con el cronometro y reglas FIBA, uno tomaba el rebote ofensivo y tenía 14 segundos para atacar, no se podía ya defender en zona. Ahora implementamos cambios como cuando cruzan la media cancha se empiezan a contar los 24 segundos, pero sin eliminar los 8 segundos que tienen para cruzarla. La última modificación grande fue este año con el cambio de pelota que dejó de ser la 7 para usarse la 6”.

En cuanto al desarrollo del jugador de Peñarol, Santiago Salas expresó, “Para mí, quiero aclarar que esto es muy personal, este niño de Sub-13, con semejantes condiciones debería jugar en una categoría superior. Me preguntaría si es un desafío para él esta categoría, si le genera una ganancia en el juego, si propone una ganancia en el juego del adversario. Incluso me parece un chico que está muy por arriba del nivel que el reglamento U13 propone.”

Santiago Salas, a la derecha (Foto: Ignacio Cruz Sepúlveda/ACBB)

Ahora la gran pregunta es ¿Por qué tanto lío con este partido? ¿Por qué les sorprendió a gran parte de los amantes de básquet que un jugador haga tantos puntos a esta edad tan temprana? ¿Es la nueva regla de no poder estar parados cerca de la zona lo que hizo que este chico meta tantos puntos? ¿Debe volverse al pick and roll? Repasemos…

En la final de U13 del año 2007 en Santiago del Estero sucedió algo parecido. Se jugaba al mejor de tres, entre Quimsa y Red Star. La estrella de Red Star le sacaba 10 centímetros al más alto de Quimsa y promedió 65 puntos entre los tres partidos. MVP y campeonato.

Lo que si se diferencia con este caso, es que el jugador podía jugar 30 minutos, no se era tan estricto en contra de la defensa zonal y se permitía el juego de espaldas, aprovechando la ventaja física, que a esa edad era muy significativa. Todo esto beneficiado con una cortina que obligaba al cambio defensivo. Aquí la única diferencia radica en que Zustovich siempre se encontraba obligado a hacer un cambio de dirección y atacar de frente, jugando ya 20 minutos por partido.

Habría que recordar otro caso. Final del Hexagonal U17 del año 2009, Unión de Mar del Plata vence 64-62 a Atenas. Su estrella encesta más de la mitad de los puntos del equipo esa tarde (33). Previamente, ya había metido más de 30 en el triunfo ante Quimsa por 61-60, ergo, más de la mitad. Un chico de tan solo 16 años haciendo esto, perjudicándose en su desarrollo porque no estaba aprendiendo lo que era el juego en equipo. Jugaba solo en ofensiva y esto no le permitiría desenvolver en los años posteriores en un juego de equipo como es el básquetbol… Patricio Garino es su nombre.

Edgardo Santillán recuerda ese torneo y agrega “Esto ha pasado siempre y va a seguir pasando. No solo en el U13, en los U15/U17 en los últimos Argentinos, Quimsa metía 80 puntos de los cuales 70 eran de Tomás Allende y Francisco Corrandi.”

Además manifiesta, “Ahora porque hay más noticias se cree que es un problema de la organización actual. Se preocuparon en criticar al chico y yo no hubiera hecho más que felicitarlo. Lo matan al entrenador de Peñarol, lo matan al chico. Nosotros lo vivimos con Gaby Deck en la final del Argentino U-19 metiendo 45 puntos.” Vaya uno a saber a quién le dará el tiempo la razón.

Los 78 puntos llegaron a todos los rincones del país en cuestión de segundos. La revolución audiovisual, lo que se conoce cómo “la era digital”, además de la siempre mencionada instantaneidad, posibilita inmortalizar todos nuestros momentos, mediante nuevas plataformas y redes sociales. Esto trae consigo dos efectos claves planteados dentro de las Teorías de la Comunicación que permiten explicar mejor lo que vivimos no solo en el básquet, sino también en la vida diaria.

El primero es la sensación que suceden más cosas que antes. Puede haber múltiples grabaciones de cualquier pelea en la calle o en boliches. Sin embargo, no encontramos lo mismo del bombardeo a Plaza de Mayo en el año 55 o la batalla militar entre Azules y Colorados en el año 62. Se hizo real la publicidad de una marca de celular a comienzo del siglo que decía “Una Persona, un Nokia”. Todos somos productores y luego Internet lo inmortaliza. La TV y las plataformas nuevas nos hacen concebir que ocurren acontecimientos que antes no sucedían. Vemos en un clip de 5 minutos los 78 de Zustovich. ¿Alguien puede conseguir los 33 de Garino contra Atenas en el 2009 o la final Red Star – Quimsa U13 del 2007?… Muy difícil.

El segundo es la insensibilización. Hay tanta abundancia de violencia en la televisión, desde hace más de 20 años, que ya se perdió el interés en esa materia. Cambiamos de canal antes que el periodista diga exactamente lo mismo de siempre… “Nunca estuvimos tan mal” o “Cada vez estamos peor”.

La insensibilización la notamos claramente en Twitter estas semanas, donde diferentes personas, desde ídolos de distintos clubes hasta cualquier ciudadano común, discutían sobre este chico de 13 años, dando opiniones al azar, sin realizar análisis. Mi análisis se despega de mis opiniones, se aleja de mis creencias para poder verlo como un hecho objetivo, por más difícil que sea. Y esto todos los periodistas lo sabemos. Y no muchos lo aplicaron. De nada sirve criticar a los del fútbol, si hacemos lo mismo después. ¿Qué cosa debería haber tenido un análisis?

De entrada, antecedentes sobre este hecho, ¿Ya pasaba antes que alguien enceste tantos puntos en esta categoría? ¿Son los cambios de reglas lo que permitieron esto? Si las modificaciones en el reglamento son el problema, ¿Por qué antes también pasaba? La diferencia es que este reglamento fomenta el juego de frente y uno contra uno, en contra del abuso de juego posteado y la zona defensiva.

Por eso es que es necesario cambiar este nuevo paradigma de comunicación donde los periodistas hablan más que los que saben realmente. Al final y al cabo, somos un puente, entre los que saben y la gente que desea saber.

La inmediatez obliga a hablar antes de pensar. El periodismo actual abandonó el ANÁLISIS y se limitó a OPINAR, basándose más en sus pensamientos y creencias, relegando a los protagonistas y sus palabras. La pregunta más importante de todo esto es… ¿Y si escuchamos a los que saben?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .