🇻🇪 ANDRÉS MARRERO: “EL COACH DURÓ ME EXIGE COMO SI FUERA UNO DE LOS DE MÁS EXPERIENCIA”

Con apenas 18 años de edad, Andrés Marrero recibió el llamado de parte del entrenador Fernando Duró para incorporarse a la selección absoluta de Venezuela, que disputará en Cali, Colombia, la tercera ventana de los Clasificatorios a la AmeriCup 2022.

Con apenas 18 años de edad, Andrés Marrero recibió el llamado de parte del entrenador Fernando Duró para incorporarse a la selección absoluta de Venezuela, que disputará en Cali, Colombia, la tercera ventana de los Clasificatorios a la AmeriCup 2022.

Las últimas semanas han sido bastante agitadas para el joven jugador, que está por culminar sus estudios de bachillerato en el Upper Room Christian High School, en la ciudad de Nueva York. Hace algunos días anunció su compromiso para jugar en la NCAA con la Universidad de La Salle y casi en simultáneo surgió la oportunidad de defender los colores de su país en el máximo nivel.

“Ha pasado una cosa detrás de la otra. Muchas noticias juntas. Me siento bendecido por todo lo que me está pasando”, dijo el escolta-alero, nacido en Caracas.

En La Salle, Marrero se reunirá con su compatriota y ex jugador John Cox, quien también defendió a Venezuela en varios torneos, incluyendo los Juegos Olímpicos de 2016, en Río de Janeiro. Cox, primo hermano de la leyenda Kobe Bryant, fue nombrado director de operaciones del equipo masculino de baloncesto, de la nombrada casa de estudios.

“Tener a John allí es algo muy positivo, estoy seguro, pero mi decisión de ir a La Salle no tuvo que ver con él. La universidad tenía como tres años observándome y decidí por ellos porque creo que son los que mejor cubren mis expectativas. Cuando supe que John estaría allí fue una gran casualidad”, contó.

Lo que no es casualidad es que a tan corta edad, Marrero haya sido llamado al equipo nacional de Venezuela. Tiene varios años perfilándose como uno de los mejores prospectos de ese país. De hecho, ya se puso la camisa vinotinto en el Campeonato Sudamericano sub-15 de 2016, luego en el FIBA Américas sub-16 del año siguiente y hace un par de años en el Sudamericano sub-17.

“He tenido la dicha de estar en la selección nacional desde los 14 años, pero estar aquí con los mejores es algo increíble. A todos estos jugadores yo los veía por la televisión en nuestra la liga y en los torneos internacionales. Aún no me lo creo”, comentó Marrero, con respecto a lo que ha sido compartir con figuras como José y Gregory Vargas, Heissler Guillent y Windi Graterol, entre otros.

“Toda esta experiencia me ha enseñado muchísimo. José Vargas me ha hablado bastante y me ha ayudado mucho. Gregory y Heissler son tremendos líderes en la cancha. El coach Duró me exige como si fuera uno de los de más experiencia, me regaña, me corrige, pero también me felicita, me da la mano. Es un gran motivador”, agregó.

En referencia a lo que pudiera ser su estreno oficial con la escuadra mayor en la “burbuja” de Cali, el anotador de 1,95 metros de estatura, maneja la situación con madurez.

“La verdad no sé si tendré la oportunidad de jugar aunque sea un minuto. Ya el hecho de estar entrenando aquí para mi es algo muy grande. Pero si se llega a dar me siento muy tranquilo porque nos hemos preparado muy bien como grupo. Los compañeros me han demostrado que me tienen confianza. Si salgo a la cancha voy a dar lo mejor de mí”.

Reencuentro especial. Esta convocatoria y el hecho de viajar a Venezuela, también fue una oportunidad para que Marrero se reencontrara con su familia, luego de cuatro años sin poder verlos por sus compromisos en Estados Unidos como estudiante-atleta.

“Estaba muy ansioso porque llegara ese momento. No sabía si podrían ir al aeropuerto por el tema de la pandemia, tampoco sabía si podían llegar a la concentración del equipo, pero afortunadamente si pude estar con ellos. Claro, hemos tenido que tomar todas las previsiones y seguir los protocolos sanitarios, pero sí pudimos abrazarnos y conversar”.

Luego de que termine sus compromisos con Venezuela, el joven tiene previsto regresar el día 23 a Nueva York para terminar el bachillerato a principios de abril. Después, en julio, deberá reportarse a la universidad. “Mi prioridad, luego de esto, será tener una buena carrera en la NCAA y graduarme”, finalizó.

Texto y Foto: FIBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .