🇺🇸🇲🇽 JAIME JAQUEZ SE VUELVE A VESTIR DE HÉROE PARA LLEVAR A UCLA HACIA EL ELITE 8

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

Noches inolvidables como las del March Madness pasan en muy pocos lados. Esta vez, el Hinkle Fieldhouse ha sido la casa que puede deslumbrarse con las jóvenes súper estrellas del básquetbol colegial que, anoche, hicieron vibrar a un país entero en un tiempo extra enmarcado ya para la historia de los UCLA Bruins. Estando una vez más con el pronóstico en contra, los dirigidos por Mike Cronin demostraron más de lo que decían de ellos y, antes de dejarlo todo a la deriva, firmaron su boleto para ahora buscar sorprender al mundo entre los ocho mejores grupos de la nación.

Noches inolvidables como las del March Madness pasan en muy pocos lados. Esta vez, el Hinkle Fieldhouse ha sido la casa que puede deslumbrarse con las jóvenes súper estrellas del básquetbol colegial que, anoche, hicieron vibrar a un país entero en un tiempo extra enmarcado ya para la historia de los UCLA Bruins. Estando una vez más con el pronóstico en contra, los dirigidos por Mike Cronin demostraron más de lo que decían de ellos y, antes de dejarlo todo a la deriva, firmaron su boleto para ahora buscar sorprender al mundo entre los ocho mejores grupos de la nación.

Foto: Getty Images / Marca USA

Al tener enfrente al Crimston Tide de Alabama, otra misión casi imposible estaba a la espera de sus capacidades y parecía que esta sería la despedida final. El No. 2 del Este empezó el encuentro castigando de gran manera la defensa angelina que lucía con un débil perímetro y poco enfoque para presionar a un alto nivel. Sin embargo, el ex Kentucky, Johnny Juzang, mantuvo a los suyos vivos para que el verdadero impulso viniera desde la banca con un triple de David Singleton, el cual adentró a todos los Bruins en el juego.

Los triples caían como lluvia y uno último se pudo ajustar hasta para ser una jugada de cuatro puntos que acomodó el luminoso en un pacífico 40-29 al primer tiempo en favor de los californianos. El cuento de cenicientas parecía terminarse temprano en la jornada, mas no se esperaban al regreso volver a sufrir las deficiencias defensivas que les encajaron una racha de 11-0 para provocar una guerra sinfín por el resto del partido. Tal fue la pelea que, en los últimos seis minutos, el marcador cambió de liderato en seis ocasiones hasta que UCLA se sentía en confianza de haber cerrado el día a través de las manos de su pívot Cody Riley.

El jugador de tercer año atacó el aro y puso a los suyos arriba por un punto. Después, Alabama falló dos tiros libres, los cuales fueron contestados por Singleton con un par de su cuenta. Todo estaba listo, tres unidades de diferencia y solamente cuatro segundos en el reloj. Todo estaba bien, hasta que Alex Reese, un chico que había tirado en todo el año menos del 30% de sus triples, mandó un ave maría sobre el cronómetro y decidió que el juego se definiera en los próximos cinco minutos.

El inicio fue igual que los momentos anteriores con los números igualados, pero, tras la salida por faltas de Juzang en un rebote ofensivo, el mexicano Jaime Jaquez y Singleton tomaron las riendas del juicio para sellar su vigésima primera victoria del ciclo. El segundo de estos abrió la racha de efectividad y, posteriormente, lo hizo Jaquez con cinco tantos consecutivos que incluyeron un triple en retirada que puso con los brazos en el cielo hasta el padre de su entrenador. Ahí era una distancia de siete unidades y todo siguió su crecimiento hasta que el electrónico registró un final de 88-78 para los miembros del Pac-12.

Dentro de esa pizarra, Alabama tuvo en sus mejores hombres a Jahvon Quinerly y John Petty Jr. que se combinaron para 36 puntos, mientras que Jaquez fue el mejor de los suyos con una suma de 17 tantos, 8 rebotes, 3 asistencias, 3 robos y 1 bloqueo.

“Desde que el coach llegó a la universidad, no ha habido momento, sin importar lo que estuviera pasando, en que dudará del duro conjunto que íbamos a ser y más como un equipo defensivo. Esa fue su actitud. No importa lo que suceda, nosotros vamos a ser el grupo más difícil para jugar en contra”, declaró Jaques después de gritarle a su madre en las gradas que estaban dentro del Elite 8.

Foto: Kareem Elgazzar / USA TODAY Sports / Sports Illustrated

Sin siquiera ser considerados aptos para estar en el torneo de la NCAA a principios del año, ahora UCLA ha callado a varios especialistas, al igual que Oregon State, y ahora se presentarán ante el rival más difícil que podrían tener hasta ahora. Michigan State espera por “su víctima” este próximo día 30 en punto de las 20 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .