🇲🇽 NO HAY NADA QUE CELEBRAR: MÉXICO AÚN NO ESTÁ BIEN

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

FIBA anunció que México ya no está suspendido para participar en los distintos eventos internacionales, pero el problema no queda en eso, ya que ahora queda acordar quién será el presidente de ADEMEBA y si en verdad se trabajará por el básquetbol local.

México pudo participar en la última ventana FIBA con un permiso especial para la Mayor | Foto: FIBA

Por meses esperamos el anuncio. El gran problema para FIBA era tener a la maestra Xóchitl Lagarda enfrente y, después de haberla retirado, quisieron disimular y hacerse los correctos en cuanto que México aún tenía que cumplir con ciertos lineamientos y trabajar con ellos, pero sabemos que la realidad no era esa y de un día para otro también llegará el anuncio de que todo está bien y ya se cumplió con lo requerido y sin importar quien vaya a ser el nuevo presidente.

Sin hacerse el paso de batuta oficial, todos alrededor del básquetbol mexicano sabemos que el presidente actual de ADEMEBA es el Dr. Modesto Robledo -una vez más- y no es nada bueno para nuestro deporte. Sí, con él se pudo ir a la ventana de Puerto Rico con las condiciones adecuadas, pero no es necesario ya mencionar todo lo que ha realizado también para mal en el baloncesto. De hecho, él no debe tener un solo interés para ser de nuevo la imagen pública principal del deporte ráfaga, pero sí buscará dejar a su gente de confianza para no pasar conflictos como los que tuvo con Lagarda y ahí es cuando comenzamos el gran nuevo choque de poderes.

Para este arranque de semana de mayo, FIBA anunció que había decidido levantarle la suspensión a México de manera condicional bajo la supervisión de un grupo de FIBA en torno a los avances que hagan para cumplir con los lineamientos establecidos en las últimas elecciones y también con la misión de desarrollar programas para el crecimiento del básquetbol femenil y el 3×3. ¿Muy lindo, no? Pero que les crea alguien más, porque, hasta no ver, no creer. Y más por un detalle del comunicado, la inclusión de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

Al básquetbol federativo -en los últimos veinte o treinta años- se le cuadra uno o trata de sobrevivir por su parte. Es increíble que a estas alturas el poder de algunos siga siendo tan fuerte, pero eso pasa por que los demás lo permiten, excepto por alguien que ha preferido enemistarse hasta ahora como la LNBP. ADEMEBA y la liga nunca han sido los grandes amigos cuando se trata de la Selección Nacional y mucho menos si no se tiene relación con la varonil mayor. Sin embargo, entre tanto lío, Sergio Ganem y Alonso Izaguirre decidieron llevar a la Selección a la ventana pasada de Indianápolis y, como lo pensaban, se dieron cuenta del gran negocio que puede ser tomar al representativo nacional y ahí es donde veremos la posible nueva pelea. Con la CONADE, ninguna de las dos partes está bien parada, por lo que desde ahí ya comenzamos, no mal, sino terriblemente mal. Si hoy la Comisión es una tragedia, estar en desacuerdos con ella es aún peor, por lo que buscar apoyo en estos momentos ahí no es la mejor opción y la balanza de las ADEMEBAs estatales aún se carga a favor de Robledo, y más después de lo que vieron que pudo hacer ante la última protagonista en el trono.

Así que, de esa manera se pueden ir olvidando de que sea cierto que existen planes de trabajo y que se han hecho mil y un maravillas para arreglar los problemas sinfín que dejó la Maestra tras su despedida. Primero está la pelea de dinero y poder y luego el básquetbol, ¿o por qué creen que no se hizo ninguna labor para incluir a la Selección Mayor femenil en el último Centrobasket? A la LNBP no le preocupa el deporte, le interesa el dinero y su mismo presidente ha dicho en innumerables veces que su trabajo es para dar un espectáculo no para desarrollar jugadores; ADEMEBA, sí, puede ser que a veces le llame hacer algo, pero la realidad es prácticamente la misma: si voy a trabajar en pro del básquetbol, ¿cuánto voy a ganar? Si no es así, muchas gracias.

El básquetbol mexicano, nuestro amado deporte, no tiene nada bueno al momento porque ya no haya una suspensión, sino que volvemos a empezar el proceso de pelear, decir, desacreditar a quiénes quieran un cambio, hacer menos a los que quieren aportar algo nuevo y, por lo tanto, no unirse para hacer algo de provecho por el baloncesto. No estamos bien, no veamos el problema por encima y dejémoslo claro para todos, aquí, fuera de jugadores, jugadoras y entrenadores -y uno que otro de pantalón largo-, no hay quien en verdad esté preocupado.

Espero que algún día estas palabras en el futuro parezcan algo impensable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .