馃嚘馃嚪 RECORDANDO EL T脥TULO DE GIMNASIA DE COMODORO EN LA TEMPORADA 2005-06

Lleg贸 a estar 13掳, pero se acomod贸 ganando 10 de 12 partidos y termin贸 llev谩ndose un t铆tulo sorpresivo, guiado por el tridente Dur贸-Mold煤-Cocha. Analizamos esa remontada de Gimnasia, que incluy贸 el milagro Romero en la final, a 15 a帽os de la gloria.

Cuando Gimnasia de Comodoro lleg贸 a estar 13掳 -sobre 16 equipos en aquella recordada 2005/06- tal vez nadie imagin贸 que, cinco meses despu茅s, lograr铆a el batacazo que hoy recordamos, en su aniversario N掳 15. Una remontada hist贸rica, impensada, casi ins贸lita, porque nunca antes ni despu茅s un equipo que hab铆a estado tan abajo en la tabla logr贸 salir campe贸n de nuestra Liga Nacional. Pero Gimnasia rompi贸 ese paradigma y hasta hoy es el 煤nico equipo en la historia en lograr una recuperaci贸n tan heroica en una temporada.

Los l铆deres de aquel equipo ser铆an Gabriel Cocha (13,3 puntos) y Pablo Mold煤 (13,6 puntos), esa pareja de mediacancha que tan bien se entend铆a y generaba tanto juego. Pero no fueron los 煤nicos protagonistas de la gesta. Un jugador clave estaba en el banco, como el gran conductor del banco, con el regreso de Fernando Dur贸 a la instituci贸n (lleg贸 como reemplazo de Enrique Tolcachier); mientras que dentro de la cancha tambi茅n hay que remarcar a Jervaughn Scales (12,5 puntos y 4,8 rebotes); adem谩s de Leandro Masieri (11,3 puntos) que volvi贸 de Italia al igual que Mold煤; el extranjero Damon Thornton (10 puntos y 6,9 rebotes); y las incorporaciones de Paco Festa y Ruperto Herrera. Interesante boceto en la previa, aunque hab铆a que demostrarlo dentro de la cancha y eso estuvo lejos de suceder en el principio. Claro, tampoco nada de eso hubiese pasado sin Charles Jones, el extranjero que lleg贸 para cambiarle la cara al equipo.

Gimnasia no arranc贸 bien durante aquella campa帽a. Le cost贸 cuadrar con los extranjeros y combatir contra las lesiones. Perdi贸 los primeros tres partidos de la temporada y, si bien se recuper贸 alternando algunos triunfos ante Pe帽arol, Quilmes, River y Ciclista, la realidad es que qued贸 ante煤ltimo (7掳) en el Sur durante la primera fase. El registro de 6 triunfos sobre 14 posibles, en una zona donde el gran dominio fue de Boca (12-2), dejaba lejos del sue帽o a los comodorenses.

“Fue un a帽o muy extra帽o y loco, en el cual comenzamos de una manera desacertada, sin ganar. Llegamos a perder los primeros partidos de local y eso hizo que con el correr de la Liga, en diciembre/enero, estemos 13掳 en la posici贸n de la tabla. El equipo siempre estuvo bien desde el grupo. Se encontr贸 c贸modo desde entrada, disfrut谩bamos pasarla bien todos juntos y trabaj谩bamos mucho, entren谩bamos un mont贸n”, recuerda Mold煤 en charla con Prensa AdC.

La segunda fase arranc贸 por los mismos carriles y Gimnasia perdi贸 los primeros tres, ante Ciclista y River de visitante, y frente a Pe帽arol de local en Comodoro. Le gan贸 a Estudiantes de Olavarr铆a en el Socios Fundadores (80-68), y all铆 comenzar铆a una reacci贸n formidable. Al principio no se not贸, pero con el correr de los partidos la tendencia adquiri贸 un mayor peso y aquel elenco dirigido por Dur贸 se convirti贸 en un serio aspirante.

驴Cu谩l fue uno de los grandes cambios? Principalmente el fichaje de Jones. Ven铆a de un testimonial paso por la NBA, con Bulls y los Clippers, y con algunos problemas personales que parec铆an no pronosticarle un buen futuro. Pas贸 por varias ligas de Europa, y en 2004 lleg贸 por primera vez a nuestro pa铆s de la mano de Libertad de Sunchales, aunque jugando apenas unos pocos juegos. En el arranque de la segunda fase de la Liga y con un Gimnasia que ven铆a golpeado, Jones aterriz贸 en Comodoro como reemplazo de Lamont Roland, y fue ese cambio el que tanto necesitaba el Mens Sana para cambiar su actualidad de forma inesperada.

“Mejoramos los porcentajes y encontramos en Charly la ficha que nos faltaba, la que nos daba equilibrio. Ah铆 empezamos a jugar un poco mejor, a veces no logrando resultados pero s铆 sinti茅ndonos mejor y poni茅ndonos contentos por esta mejor铆a en el juego. Cuando logramos mejorar el porcentaje en el juego, encontrarnos c贸modos y con un poco m谩s de confianza, comenzamos a ganar partidos. Ganar te trae ganar, y a nosotros nos pas贸 eso, est谩bamos confiados y metimos una racha en la segunda parte de la temporada que nos permiti贸 terminar la fase regular en el 4掳 lugar”, cuenta Mold煤.

Gimnasia fue apareciendo de a poco con algunos resultados positivos y alguna que otra derrota en el medio. Pero la racha m谩s importante se dio entre el 27 de enero y el 5 de marzo de 2006. All铆, el Verde festej贸 en 10 oportunidades sobre 12 posibles, y se meti贸 decididamente en el lote de vanguardia.

Fueron victorias contra Atenas (87-71), Libertad (78-75 y 78-74), Ciclista (79-76), River (101-74), Estudiantes de Olavarr铆a (95-90 en suplementario), Belgrano San Nicol谩s (88-80), Argentino de Jun铆n (78-65), Ben Hur (105-75) y Central Entrerriano (99-68). En ese tramo 煤nicamente perdi贸 un partido contra Atenas en C贸rdoba (75-61) y ante Pe帽arol en Mar del Plata (89-85). El resto lo gan贸 todo.

En las 煤ltimas fechas, Gimnasia se vio favorecido con algunos resultados ajenos y se pudo clasificar 4掳 en la general, luego de haber sido 13 en su momento.Qued贸 por debajo del 1, Ben Hur de Rafaela, y atr谩s de Libertad (2掳) y Atenas (3掳). Ese mano a mano por clasificar entre los mejores cuatro varios pretendientes como Boca, Regatas, Central Entrerriano y Ciclista.聽“Tuvimos un poquito de suerte en todo eso. Creo que cualquier equipo que sale campe贸n en alg煤n punto de la temporada necesita ese toque de suerte. Si bien ven铆amos ganando casi todos los partidos, perdemos el antepen煤ltimo partido de local contra Regatas con un triple del paraguayo (NdR: Javier Mart铆nez) desde la punta, partido que nos aseguraba el cuarto lugar pero habi茅ndolo perdido depend铆amos de otros resultados. Eran bastante raros esos resultados pero se dieron, y eso nos permiti贸 quedar 4掳, y eso nos permiti贸 descansar un poquito evitando el primer cruce”, analiza Mold煤.

En cuartos, el equipo de Dur贸 enfrent贸 a Boca y lo elimin贸 por 3-1 en una serie dur铆sima, la 煤nica en la que tuvo ventaja de local铆a en playoffs. Ya en semifinales el rival fue el poderoso Ben Hur, pero robando un juego en Rafaela termin贸 dando vuelta la historia y tambi茅n pas贸 con solvencia (3-1).

La final fue frente al Libertad de Sebasti谩n Gin贸bili. La historia no se present贸 f谩cil, con los de聽Sunchales lograron dar el primer golpe ganando 80-72. Con un brillante Jervaughn Scales, autor de 30 puntos, Gimnasia se llev贸 el segundo punto por 99-78.聽“Hab铆amos jugado muy bien el primer partido pero no lo cerramos. Fue un momento dif铆cil porque nosotros hab铆amos jugado muy bien 37 minutos y terminamos perdiendo, pero ah铆 Fernando us贸 muy bien su experiencia e hizo que nosotros sali茅semos al segundo juego mucho mejor todav铆a, y que nosotros podamos llevarnos un juego clave porque no ten铆amos ventaja de local铆a en esas finales. Fue clave haber robado ese juego, cada uno despu茅s mantuvo su local铆a y eso en consecuencia nos permiti贸 ser campeones”,聽explica.

Lleno de confianza, Gimnasia volvi贸 a Comodoro y gan贸 ambos juegos con autoridad:聽93-69 el primero y 95-74 el segundo.聽Pero en aquel 煤ltimo juego un desgarro de Ruperto Herrera lo dej贸 diezmado y, encima, Libertad se impuso en el quinto, obligando a Gimnasia a ganar en casa si no quer铆a volver a un 7掳 juego en Santa Fe.

Y para ese juego se dio un milagro. Los de Comodoro sacaron de la galera un reemplazo, a un hijo pr贸digo que en ese momento era un joven -hoy un referente e 铆dolo de la ciudad-. FIBA permiti贸 un reemplazo de Herrera, aunque s贸lo con alguien que no hubiese jugado en FIBA. No hab铆a muchos en el mundo, pero justo uno de ellos era de Comodoro y pivote. Diego Romero hab铆a terminado de jugar en la NCAA y, cuando lo llamaron, no dud贸 en tomarse el avi贸n y llegar horas antes del juego.聽“Me llam贸 Nicol谩s (Casal谩nguida) y me dijo que estaban desesperados, que necesitaban alguien que no haya jugado en FIBA en tres meses. Le dije ‘voy’. Cancel茅 todo y me fui para all谩. Fue una de las decisiones m谩s f谩ciles de mi carrera”,聽confiesa Romero, quien tuvo un muy buen Juego 6 y ayud贸 a alcanzar la gloria con el triunfo por 84-80.

Mold煤 recuerda todo el contexto y cierra con un 煤ltimo an谩lisis de aquel temporada tan cambiante y especial.聽“En el inicio de la temporada era impensado jugar una final por todo lo que nos cost贸 encontrar ese nivel de juego, y lo que nos cost贸 poder empezar a ganar. Fue fundamental el grupo, la base humana que ten铆amos era totalmente distinta a la que por lo menos en mi carrera me pas贸. Ese equipo era distinto. Y desde la conducci贸n estaba un Dur贸 que a mi entender tuvo una de sus mejores temporadas, sabiendo administrar las personas, los momentos, encontrar al extranjero en el momento ideal y manejar los momentos importantes”, reflexiona.

Texto: Prensa AdC
Fotos: Marcelo Figueras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Est谩s comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios .