🇻🇪 JUAN CARLOS CUENCA: «OSWALDO NARVÁEZ ES UN GERENTE GENERAL, NO UN UTILITY OMNIPOTENTE, AUNQUE LO QUIERA SER»

Tras un comunicado del Círculo Venezolano de Árbitros, Oficiales y Estadísticos de Baloncesto (CIVAOEBA) sobre un altercado con Juan Vicente La Riva, gerente general de Centauros de Portuguesa, la respuesta del equipo coromotano llegó en forma de comunicado de su presidente Juan Carlos Cuenca.

Tras un comunicado del Círculo Venezolano de Árbitros, Oficiales y Estadísticos de Baloncesto (CIVAOEBA) sobre un altercado con Juan Vicente La Riva, gerente general de Centauros de Portuguesa, la respuesta del equipo coromotano llegó en forma de comunicado de su presidente Juan Carlos Cuenca.

«Rechazamos categórica y enérgicamente la actitud coercitiva que se acaba de cometer en contra del Gremio Arbitral de Baloncesto Venezolano, dado que luego de Dictamen emanado por la Gerencia Técnica de la Superliga De Baloncesto, a un informe Arbitral sobre hechos acaecidos durante el juego SR20 de la segunda edición, hacia el Gerente General del equipo Centauros de Portuguesa», explicaba dicho comunicado de CIVAOEBA. «Es notorio y se pone en evidencia que estamos desprotegidos, ya que en el mencionado Encuentro el Gerente General del Equipo Centauros de Portuguesa el Sr. Juan La Riva, encaró de forma alevosa, soez y física al Crew Chief y al Umpire 1, dicho Gerente al encararnos e insultar física y verbalmente»

La respuesta de Centauros de Portuguesa llegó en forma de un extenso comunicado, donde el presidente del club coromotano fue bastante contudente, habló de la figura de Oswaldo Nárvaez y denunció que no se permitió el trámite para alegar la acusación en contra del directivo.

«Las instancias correspondientes de la SLB han hecho silencio absoluto frente a la apelación», explicaba parte de ese extenso comunicado. «Nunca han impulsado la constitución de la instancia de apelación, y en consecuencia, al menos que Centauros de Portuguesa tenga conocimiento, la apelación nunca ha sido decidida. Ergo, la sanción impuesta por el Boletín número 12 no podía ser ejecutada aún. No hemos podido ni siquiera debatir si los hechos existieron y la responsabilidad de nuestro gerente en los mismos»

«El silencio y la omisión absoluta por parte de la presidencia de la SLB, al no dar respuesta ni impulso al trámite de la apelación, obligó a Centauros de Portuguesa a acudir ante instancias judiciales regulares, habida consideración de la aplicación coercitiva, por parte de Oswaldo Narváez, del Boletín N°12, emanado de él mismo, sin tener competencias disciplinarias», siguió explicando dicho comunicado. «Juan Carlos Cuenca ofreció oportunamente excusas por la protesta airada y subida de tono que al calor de este intenso deporte hemos podido expresar, lo cual evidentemente fue malentendido como señal de debilidad, claudicación o capitulación a nuestra crítica y nuestra posición, para que, casi como burla, el desequilibrio y ausencia de imparcialidad que han sido causa de tal protesta, siguieran produciéndose y con más ahínco»

«No podemos esperar que la supervisión y evaluación a los árbitros la hagan los propios árbitros activos y principalmente en tela de juicio por nuestra parte, como Roberto Oliveros, ni mucho menos el señor Narváez, que es un gerente general, no un utility omnipotente, aunque lo quiera ser. Como alternativas, propusimos en su momento que se creara una comisión integrada por el Círculo de Periodistas Deportivos, por ejemplo; o por Directores Técnicos de los equipos no involucrados en las reclamaciones»

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.