EL VIAJE DE MARCOS CERVERÓ

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

Fue en el año 2009 cuando arrancó la emisión de un nuevo y revolucionario programa de televisión llamado “Españoles por el Mundo”, donde varios españoles que habían salido de nuestro país para buscar trabajo y una nueva vida nos contaban sus andanzas y aventuras y a la misma vez nos enseñaban un pedacito de la ciudad en cuestión.

No mucho tiempo más tarde, empezamos a ver como muchos entrenadores españoles tenían que hacer las maletas y buscar trabajo en banquillos allende nuestras fronteras. La crisis económica de nuestro país y el importante descenso en el número y presupuesto de los equipos en competiciones FEB hacía que no hubiera hueco en los banquillos para todos los entrenadores y nombres ilustres como los de Gustavo Aranzana, Paco Olmos, Josep María Berrocal, Chus Mateo, Sergio Valdeolmillos o Alfred Julbe (entre otros muchos) fuesen a entrenar al extranjero.

Desde Solobasket siempre tratamos de informar de lo que van haciendo todos estos valientes que emprenden la aventura de salir al extranjero, teniendo que vivir a miles de kilómetros de los suyos en muchas de esas ocasiones. En este caso que nos ocupa no hablaremos de ningún entrenador, pero sí de una pieza clave en todo staff técnico como es un preparador físico. El protagonista del artículo de hoy es el malagueño Marcos Cerveró y tiene una bonita historia que contar con paso por países tan diferentes como Kazajstán, México o Venezuela. Aquí os dejo el resultado de una interesante charla de casi dos horas en una tetería de Málaga.

821¿QUIÉN ES MARCOS CERVERÓ? Lo primero de todo es presentar a Marcos. Tras más de cuatro años trabajando en las escuelas de EBG en Málaga y otros dos años trabajando con el primer equipo de Unicaja junto al preparador físico Enrique Salinas, Marcos tuvo su primera aventura en el extranjero en la temporada 2014-15 con el Astana kazajo y luego se fue a México para la temporada 2015-16 con Iván Déniz al equipo de Soles de Mexicali, vinculación que se mantiene para esta temporada con la marcha del entrenador canario a Venezuela con Guaros de Lara, aunque eso se conoció después de la realización de esta entrevista.

Marcos Cerveró, con Unicaja
Marcos Cerveró, con Unicaja

Empecé en la escuela de EBG desde que volví de estudiar fuera de Málaga. De hecho, mi primer equipo fue de nenes de cuatro años. A mí realmente no me gusta ser entrenador, pero es una cosa que se puede hacer con formación. Paralelamente, la segunda temporada de Chus Mateo y que termina Luis Casimiro, yo conocí a Enrique Salinas en un congreso. Yo pedí permiso para ir con el equipo, estuve por ahí y le preguntaba muchas cosas a Enri. Yo estaba terminando de estudiar el último máster que hice y este verano me pidió que le ayudara y estuvimos trabajando con Alfonso Sánchez y Carlos de Cobos y a partir de ahí estuve dos años con el equipo ACB ayudando a Enri con la evaluación de los jugadores, sobre todo en la pretemporada. Esos dos años me permitieron trabajar con gente como Enrique Salinas, Mario Barbara o Carlos Salas y Unicaja fue mi primera experiencia a alto nivel, todo un aprendizaje práctico que es muy diferente a todo lo que te enseñan en la teoría y sobre todo en un equipo de primer nivel y alta competición”

PRIMERA ESCALA: DE MÁLAGA A KAZAJSTÁN

“Después de esos dos años, yo tenía claro que iba a salir de España surgió lo de Astana. El general manager de Astana era Valery Tikhonenko, que tiene mucha relación con Málaga y se le ocurrió que querían un preparador físico español y le dieron mis referencias. Ramón García (director de cantera de Unicaja) me lo presenta, hablamos y me contó su idea. Unas semanas más tarde hablé con el entrenador y todo se cerró a principios de Junio, que además firmé mi contrato en el extranjero porque estaba visitando a un familiar”

Panorámica de la ciudad de Astana
Panorámica de la ciudad de Astana

“Astana tiene bastantes recursos. La ciudad es como del futuro, la zona de oficinas es un poco hortera. Nuestro liga más allá de la Liga Nacional era la VTB League, que es una liga de mucho mucho nivel y que está creciendo mucho gracias al tema económico. El único problema competitivo es que ese año de los ocho equipos en playoffs, el único equipo no ruso fuimos nosotros. Jugamos los cuartos de final contra CSKA y para casa. Fue bonito jugar una eliminatoria contra el CSKA. La cuestión es que por reglamento en VTB puedes tener seis extranjeros, pero tienes que tener seis nacionales… y no es lo mismo seis estonios o seis finlandeses que seis rusos. Ahí se hace una gran diferencia más allá de la diferencia de presupuestos”

Marcos Cerveró, con Astana
Marcos Cerveró, con Astana

“Después, la Eurochallenge era el premio y la puerta para tratar de llegar a la Eurocup. El problema es que Astana está muy lejos, creo que el equipo que estaba más al este. Era una putada para el otro equipo y también para nosotros. En la Eurochallegue, ir de Astana a Bélgica o a Italia eran viajes muy bestias. Nosotros siempre volábamos vía Moscú o vía Ataturk y eran tres horas y media a Moscú y cinco horas y media a Estambul y eso sólo para hacer una escala. Aparte de eso, la diferencia horaria, que mínimo en cada viaje te quitaban tres horas”

“Fue una experiencia más difícil de vivir que el año siguiente en México. Sólo a nivel idioma, en ambos sitios he trabajado en inglés, pero fuera de ahí en Astana o hablabas ruso o hablabas ruso, porque el inglés lo hablaban tres personas. Cosas cotidianas como el supermercado se hacían muy difíciles. En Astana encontré una cafetería cerca de casa, que era así más cool y el camarero hablaba ingles y acabé haciendo mucha vida allí”

Foto de equipo del Astana 2014-15. Marcos Cerveró, a la izquierda de la imagen

SEGUNDA ESCALA: MEXICALI

“El verano siguiente fue muy estresante, hablando con mucha gente, sin saber donde carajo iba a terminar y cayéndose varios opciones. Tuve la suerte de cruzarme con Iván Déniz, que me dio toda la confianza del mundo y me ha dejado trabajar con total libertad. He podido realizar mi trabajo de la mejor forma que he podido hacerlo con los medios que tenía, los viajes, los calendarios y tal… y eso me ha dicho disfrutar muchísimo de mi trabajo”

“Mexicali no es una ciudad excesivamente bonita, pero la ciudad es tranquila y la gente de México me ha conquistado. La gente de Mexicali es extraordinaria. La gente está muy volcada con el club. Acaban los partidos y todo el mundo salta a la cancha con mucho respeto y en un ambiente muy familiar. Cuando terminaban los partidos y nosotros terminábamos la charla en el vestuario, tenías que salir esquivando gente porque estaba todo lleno y te pedían fotos, sobre todo a los jugadores. Había una chica que tenía una pastelería y que casi todos los partidos nos traía una cesta de galletas para el equipo. Para mí, son la mejor afición de México con diferencia. Tuve la suerte de conocer un grupo de personas, que me hicieron echar de menos Málaga mucho menos que el año anterior en Astana y eso que tuve que pasar la nochebuena allí en México y no pude viajar a España”

Iván Déniz (Foto: Vivabasquet)
Iván Déniz (Foto: Vivabasquet)

Aunque todos han sido muchos los entrenadores españoles que han conseguido éxitos en Latinoamérica, pero quizás Iván Deniz ha sido el que mejor ha sabido encontrar las sinergias entre la forma de entrenar española y europea y la especial idiosincrasia del jugador latinoamericano. Desde su primera etapa con Soles de Mexicali en 2007, Iván ha hecho crecer al club y le llevó al título en 2015, lo que se unió al titulo conseguido en Venezuela con Marinos de Anzoátegui en el año anterior.

“A Iván no lo conocía personalmente, pero nos hemos entendido muy bien y una de las razones que me hizo irme a México fue que él fuera el entrenador. Si Iván llevaba ocho años allí, mal no se debe estar. Era la primera vez que tenía la máxima responsabilidad trabajando con un entrenador español. Puede que no tenga nada que ver, pero la cultura deportiva y tus raíces van a ser más afines que por ejemplo cuando estuve en Astana primero con un entrenador serbio y luego con uno lituano. Con Iván hubo cosas que las entendíamos de la misma manera y eso ayuda, además de que él ya conocía como iba todo aquello y el club le hacía caso siempre”

Marcos Cerveró, con Soles de Mexicali
Marcos Cerveró, con Soles de Mexicali

Soles es de muy muy lejos el club más europeizado en México y eso es en parte gracias a Iván Déniz, en juego sobre todo. Esa es una de las razones por las que ganaron la Liga hace dos años y este año hemos jugado la final contra Pioneros, un equipo con un presupuesto que puede ser fácilmente tres veces el nuestro”

Es un error tratar de hacer en Latinoamérica lo mismo que se hace en Europa. El baloncesto es diferente, los jugadores son diferentes, las cabezas son diferentes, pero el balance que tenía Soles en ese sentido me gustaba mucho. Incluso, ese balance se daba también a nivel de despacho y se aleja de ese nivel de impaciencia que se da en otros equipos y países en Latinoamérica”

Una de las mejores cosas que me llevo es que he podido trabajar con personas de muchos lugares diferentes. Cada persona es diferente, simplemente por el background que tiene, y eso lo tienes que ser manejar y lo tienes que saber adaptar a la cancha, a cómo lo tratas, a cómo le hablas y a cómo empatizas con él. No es lo mismo un jugador que era de allí mismo de Mexicali que otro que es de Londres, que en Navidad no puede estar con la familia… y que tú ves que tú estás en la misma situación y te ayuda a empatizar con él”

“Por mi parte, he percibido la LNBP como una buena liga, con cosas a mejorar, pero una buena liga. Este año simplemente ese cambio del calendario es una mejora para liga, tanto a nivel logístico y deportiva. Creo que ellos están contentos con el nivel de baloncesto de allí, que tiene otras dos ligas como la Cibacopa y la Liga de Chihahua, y hay muchos jugadores mexicanos interesantes”

Marcos Cerveró (Foto: Mexicali Sport)
Marcos Cerveró (Foto: Mexicali Sport)

“El nuevo formato donde juegas dos partidos seguidos contra el mismo equipo tiene sentido, aunque al principio te choca tener que jugar martes y jueves o jugar miércoles y viernes. Sin embargo, lo piensas y es que México es muy grande y eso pasa en todos los países de Latinoamérica, así que es impensable un calendario como los de aquí. Además, cambia radicalmente todo el planteamiento físico”

“Lo más importante es que México necesita es que se haga un trabajo fuerte de estructura empezando desde abajo. México es enorme y segurísimo que tiene que haber muchos jugadores buenos… y también muchos jugadores ponchos, que es como ellos llaman a los jugadores mexico-estadounidenses. El director de la cantera de Soles es el español Nacho Gella y me decía que es muy complicado buscar jugadores porque el país es gigante y no tiene una estructura de deporte base. Eso hace que por ejemplo no haya un segundo equipo que te permita completar un entrenamiento con un junior. Ahora mismo en México están trabajando en ello, pero tienen que seguir mejorando”

Marcos Cerveró, con Soles de Mexicali
Marcos Cerveró, con Soles de Mexicali

La única espinita que me queda es la de la Liga de las Américas, que es una competición interesante y no pudimos disputarla. Fue un palazo. Era diciembre y estábamos en Ciudad Juárez, veníamos de ganar a Indios y entrando al vestuario lo dijo uno de los jugadores, que lo había visto en el teléfono. Fue un palazo. La sanción fue al baloncesto de México, pero los principales damnificados fueron Pioneros de Cancún y Soles de Mexicali. La sanción la levantan en enero, poco después de empezar la Liga de las Américas y a nosotros nos sacan del torneo. Dieron un golpe en la mesa y a nosotros nos pillaron por medio”

Cuando me preguntan, siempre digo que la experiencia en México ha sido super buena. En México he disfrutado mi trabajo como un niño chico. Yo he terminado muy contento, jodido porque nos quedamos a un partido de ganar la Liga y a mí me gusta ganar todo el rato (risas). Me habría gustado conocer más el país, porque es una pasada”

“Precisamente hablaba con uno de los directivos de Soles al terminar la temporada, que uno trabaja por un salario, igual que lo puede hacer por ejemplo un camarero, pero si estoy a 8.000 kilómetros de mi casa y tienes que disfrutar tu trabajo, si no, no lo aguantas. Todos los días iba a trabajar sin pensar que iba a trabajar, porque soy un privilegiado por trabajar de lo que me gusta y que me paguen por ello. Ivan (Déniz) y Ronald (Guillén, asistente) se metían conmigo y me decían que era un poco ‘workaholic’

Marcos Cerveró, Iván Déniz y Ronald Guillén

TERCERA ESCALA: CHINA

A la conclusión de la LNBP, Soles de Mexicali fue invitado a hacer una gira de tres semanas por China, donde se enfrentó a varios equipos del país en un evento organizado por la Federación del gigante asiático y que también sirvió para dar a conocer al equipo y a la ciudad de Mexicali. La gira se cerró con ocho encuentros disputados en 21 días, con tantas victorias como derrotas y ante rivales como Jiangsu Lions, la selección de Túnez o el Osasco brasileño.

“Hicimos un montón de kilómetros en tren y en autobús dentro de China. Fue muy interesante pero fueron 21 días que hicimos casi 4000 kilómetros. El regreso a México fue gracioso. Me senté al lado de Iván y le dije ‘Oye, qué de tiempo hace que no cogemos un avión’ y luego me quedé pensando ‘Bueno, han sido sólo veinte días’. Pero claro, nos habíamos pasado la temporada cogiendo aviones y eso se me hacía raro. La vuelta fue Shanghai-Los Angeles-San Diego en avión y luego dos horas conduciendo hasta Mexicali, como 23 horas viajando en total. Lo más gracioso es que llegamos a las 8 y Iván tenía que coger un vuelo a las 11 a Tenerife y yo luego más tarde para venir a Málaga. Llegó un momento que no sabía la hora ni el día que era”

“Fue una paliza pero fue interesante y lo bueno de que fuese fuera del periodo fuerte de la temporada es que pudimos hacer más visitas a los mercados y hacer turismo. Ha sido un año muy intenso

Soles de Mexicali visitó Lianyungang (Foto: Mexicali Sport)

CUARTA ESCALA: VENEZUELA

Cuando hicimos la entrevista, Marcos llevaba apenas 10 días en su Málaga y no se sabía nada aún de la llegada de Iván Déniz a Guaros de Lara. Sin embargo, él estaba seguro de que quería seguir trabajando con él. “Si Iván sigue en Soles, yo quiero seguir allí. Si él va a Tailandia, me iría con él a Tailandia”

A día de hoy, el viaje de Marcos Cerveró inaugura una nueva etapa en una ciudad que vive mucho baloncesto como es Barquisimeto, la sede de Guaros de Lara. Para empezar y a poco de aterrizar en Venezuela, el equipo ha viajado a Europa para la disputa de la Copa Intercontinental ante el Fraport Skyliners alemán. Después, realizará una gira de amistosos por España como pretemporada para la disputa de la Liga Sudamericana, que por suerte será en casa ante el Trouville uruguayo, el Paulistano brasileño y los colombianos de Bucaros. Posteriormente, llegará la LPB 2016, que aún no tiene fecha de inicio, pero que a buen seguro le traerá a Marcos un buen número de viajes y de historias y anécdotas que seguir contando.

Artículo publicado originalmente en Solobasket

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s