JUANI MARCOS, LA PROMESA DEL BÁSQUET ARGENTINO DEL QUE TODOS HABLAN

Juan Ignacio Marcos, el base (1.88 m) de Peñarol de Mar del Plata, es una de las promesas del básquet argentino que -entre las categorías 99 y 2001- prometen una nueva generación talentosa. El jugador, nacido en Rosario, Santa Fe, y formado por su padre entrenador (Mariano Marcos), llegó al milrayitas en 2016, desde El Coatí de Eldorado, Misiones y con nada más que 15 años debutó en la Liga Nacional Argentina. 

Por Mariana Alegre (@MarianaAlegre11)

Juani Marcos (Foto: La Liga Contenidos)
Juani Marcos (Foto: La Liga Contenidos)

Juan Ignacio Marcos, el base (1.88 m) de Peñarol de Mar del Plata, es una de las promesas del básquet argentino que -entre las categorías 99 y 2001- prometen una nueva generación talentosa. El jugador, nacido en Rosario, Santa Fe, y formado por su padre entrenador (Mariano Marcos), llegó al milrayitas en 2016, desde El Coatí de Eldorado, Misiones y con nada más que 15 años debutó en la Liga Nacional Argentina.

La hinchada de Peñarol, esa que ha sabido de grandes consagraciones (es el equipo con más títulos en la Liga Nacional Argentina), cuyas palmas y gargantas se han vuelto rojas ante un Facundo Campazzo (y varias figuras que transitaron su historia) corea su nombre, en un ajustado y luchado final en el cual Peñarol logró vencer a Quimsa de Santiago del Estero, por una nueva fecha de la LNB.

“Juani”, tiene 16 años, y es hoy el segundo base en la rotación de Peñarol, su juego descarado y talentoso, su mentalidad madura y su sentido de la oportunidad, lo llevaron a ser la chispa que encendió en ese juego a Peñarol (jugó 14.21 minutos anotó 7 puntos, y sumó 5 asistencias que fueron claves), y a él a estar en los ojos y boca de todos.

A los 13 ya jugaba en la categoría U19 en su club (El Coatí), o en Brasil como refuerzo en torneos U13 y U15, logrando varios MVP. Ya ha vestido la camiseta de la selección Argentina U16 jugando el TBF de Turquía en 2016 (lo que lo puso en el mapa mundial de proyectos), participó en el último Americas Team Camp de la NBA en México, también durante el 2016, y es una de las figuras de la Liga de Desarrollo. Además, está convocado a la preselección U17 de Argentina que comenzará a concentrar en pocos días y se prepara para el Sudamericano.

El básquet está en su ADN, su padre Mariano Marcos es entrenador desde hace más de 20 años y su madre Mariana Chuda es entrenadora y exjugadora, pero más allá de heredar el amor por la naranja, Juan Ignacio Marcos va haciendo su propio camino en el básquet. Cuando a los 13 años se le preguntó si dejaría su hogar para formar parte de un equipo de liga, dijo “sería algo que lo haría sin pensar, ya que lo que quiero hacer es dedicarme a esto”.
En el 2016 se quedó a las puertas del Mundial U17 (fue el jugador 13) pero lejos de frustrarse, Juani explotó. Promedia 8.11 minutos de juego, 2 puntos, 1.38 asistencias y 0.88 rebotes, en cuatro juegos, donde llegó a tener más de 16 minutos en cancha. En la Liga de Desarrollo promedia 31 minutos de juego (estuvo sin jugar los últimos juegos, por precaución) 19.5 puntos, 4.5 rebotes, 3.75 asistencias.

Elogiado por entrenadores como Marcelo Richotti y Sergio Hernández, el joven base argentino no permite que se le suba a la cabeza, absorbe todo lo que puede encontrar rodeado de jugadores como Nicolás Brussino, en su momento, Leo Gutierrez, entre otros. Mantiene su bajo perfil, y principalmente su alegría y disfrute a la hora de jugar. Además, cada vez que vuelve a Eldorado, comparte jornadas con los jugadores más pequeños de El Coatí.

Compartiendo sueños. Lautaro López (San Lorenzo) comparte con Juani muchas similitudes, ambos fueron figuras de sus equipos de formación en el norte argentino, y debieron emigrar a equipos de la Liga Nacional, dejando atrás su tierra y familias. Lautaro, es otro de los integrantes de una nueva generación de promesas, y habla sobre Juani.

Juani Marcos y Lautaro López (Foto: NBA México)
Juani Marcos y Lautaro López (Foto: NBA México)

“Para mi Juani es un jugador súper talentoso, la primera vez que jugué contra el tenía 13, y ya mostraba cosas diferentes a las del resto. Jugador sumamente hábil con el balón y además juega bien sin la pelota. Defensivamente es agresivo y tiene buena mano para robar balones. Pero aparte de ser un gran jugador también es una increíble persona”, describe Lautaro
Mientras que sobre el presente de Marcos, López dijo “la verdad me pone muy contento que le esté yendo bien, se lo merece por todo el esfuerzo que está haciendo de estar lejos de su familia y amigos y además por toda la dedicación que siempre le pone”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s