ALEJANDRO VERGARA, UN MALAGUEÑO EN CHILE

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

En una comarca del norte malagueño muy cercana al límite con las provincias de Sevilla y Córdoba y a los pies de la sierra de la Camorra, se halla la población de Mollina. Unos 11.000 kilómetros al suroeste se encuentra la ciudad chilena de Valdivia, circundada por varios ríos y conocida como la capital cervecera del país andino. Esta distancia fue la que tuvo que recorrer Alejandro Vergara para continuar jugando y progresando en su carrera profesional como jugador de baloncesto.

Alejandro Vergara (Foto: José Jiménez-Tirado/FIBA)

En una comarca del norte malagueño muy cercana al límite con las provincias de Sevilla y Córdoba y a los pies de la sierra de la Camorra, se halla la población de Mollina. Unos 11.000 kilómetros al suroeste se encuentra la ciudad chilena de Valdivia, circundada por varios ríos y conocida como la capital cervecera del país andino. Esta distancia fue la que tuvo que recorrer Alejandro Vergara para continuar jugando y progresando en su carrera profesional como jugador de baloncesto.

Alero, 1.95 metros y con 22 años casi recién cumplidos, Alejandro cambió Mollina por Valdivia hace casi un año para jugar en la liga Saesa como un “trabajo de verano” y ahora ya tiene cerrado un acuerdo para disputar su segunda Liga Nacional en Chile.

Alejandro se ha criado baloncestísticamente en la cantera de Unicaja, cuna de grandes talentos como Carlos Cabezas, Berni Rodríguez, Germán Gabriel o más recientemente Francis Alonso, Alberto Díaz o Domas Sabonis, con los que nuestro protagonista coincidió en varios equipos.

“En minibasket coincidí con Francis Alonso, en infantil coincidí con Domas Sabonis y en junior de nuevo con Francis y Alberto Díaz”, nos explica Alejandro. “Entré con 11 años después de hacer unas pruebas para la selección malagueña. Ese año entré en la escuela de baloncesto de Los Guindos, porque no hay categoría minibasket en cantera y ya en infantil sí que entré en Unicaja”

Con el equipo cajista llegó hasta liga EBA, donde jugó en la temporada 2013-14 y coincidió con Morayo Soluade y Dejan Todorovic. Para los cursos siguientes se mantuvo en EBA con Novaschool y el verano de 2015 dio el salto a la LEB Plata con el CB Morón sevillano.

“La verdad es que ha tenido que bajar mucho el nivel económico en las ligas LEB según lo que me contaron mis compañeros. Antes había jugadores que podían vivir jugando en LEB Oro, pero ahora no es posible y los jóvenes tiene que buscarse la vida en otros lados”, nos explica el hispano-chileno, que como tantos otros tuvo que buscar caminos alternativos para seguir creciendo en el mundo del baloncesto.

Como su madre es chilena, Alejandro tiene doble nacionalidad española y chilena y eso le abrió las puertas a un mercado como el del país sudamericano. El baloncesto en Chile es uno de los deportes más seguidos, aunque no se conozcan grandes jugadores a nivel internacional, salvo los hermanos Luis y Álvaro Salvadores allá por la década de los 60 o más recientemente Ziomara Morrison, actual jugadora del Wisla Cracovia que entrena el español José Ignacio Hernández.

En cuanto a la organización del baloncesto a nivel nacional, en el verano se disputan dos ligas regionales como son la Libcentro y la liga Saesa (antigua Libsur) y a partir de septiembre es el turno de la Liga Nacional (actualmente Liga Directv por temas de patrocinio), que ya sí tiene el formato habitual de las ligas tal y como las conocemos en Europa y que también comparten otros países sudamericanos como Argentina, Brasil, México o Uruguay.

“No conocía nada, no tenía ni idea del baloncesto de Chile”, explica entre alguna risa el malagueño, aunque era de esperar ya que le ocurre a un grandísimo porcentaje de los aficionados al basquet. “El seleccionador chileno me contactó y, como era en junio, lo tomé como un trabajo de verano para tres meses. Llegué a Valdivia para la Liga Saesa, que la juegan sólo los jugadores nacionales, y luego llegó la Liga Nacional en septiembre. Valdivia me gustó y al final me quedé”

El caso de Alejandro Vergara no ha sido el único de un español en el baloncesto chileno en la historia más reciente. Hace unos años el almeriense Ismael Torres disputó varias temporadas, el entrenador Richi González llevó recientemente a la selección femenina a sus mejores cotas de los últimos años y este año también decidió dar el salto el jugador Sergi Salamanca, que juega en Osorno Básquetbol. “He coincidido con Sergi en varias ocasiones y nos hemos visto varias veces. He ido a su ciudad y él ha venido a Valdivia”

Sus anteriores experiencias en Chile fueron diferentes: está claro que no es lo mismo un viaje familiar que un viaje por trabajo. “Cuando yo venía a Chile, venía a Santiago, que está en el centro del país, y Valdivia está en el sur, donde el clima y las personas son totalmente diferentes. Especialmente lo del clima me costó, con el frío y tanta lluvia, que como en Málaga hay pocos sitios. Eso sí, hay paisajes que no te encuentras en España”

Valdivia es una de las ciudades de Chile donde el baloncesto se vive con más pasión, con dos equipos en la máxima competición. Alejandro jugó esta temporada en el CD Valdivia y la próxima lo harás en Las Ánimas de Valdivia.

“La experiencia es un poco extraña ya que se juega una liga de tres meses y luego una liga normal de septiembre a mayo y al final estás casi todo el año jugando. También me llamó la atención el hecho de que estén un poco atrasados con las categorías jóvenes, porque las categorías inferiores sólo juegan esos meses de Saesa y Libcentro y en Liga Nacional apenas juegan. En España y más concretamente en Málaga, donde Unicaja tiene una gran cantera, tenemos la oportunidad de jugar en liga EBA y desde pequeño siempre vamos jugando en una categoría superior, que es algo que te da un plus para adaptarte más fácilmente a la etapa profesional”

“He tenido la suerte de compartir vestuario con grandes jugadores del baloncesto chileno como Gerardo Isla, Sebastián Suárez o Erik Carrasco y la verdad que son grandes profesionales y se nota que tienen muchos partidos a sus espaldas y mucho que demostrarle a los jóvenes que vienen por abajo”

Además, Alejandro Vergara tuvo la suerte de llegar al vigente campeón de Chile, lo que le permitió la participación en la Liga Sudamericana, la segunda competición de clubes de Latinoamérica, equivalente a la Eurocup pero con un formato radicalmente diferente. Con el objetivo de reducir costes, la primera fase se divide en cuatro grupos de cuatro equipos a jugar cada uno en una sede única. CD Valdivia jugó el grupo B como anfitrión ante el Bahía Basket argentino, el campeón uruguayo Hebraica y el campeón boliviano San Simón de Cochabamba.

“Es un pasada el estar jugando la Liga de Chile y que tu propio estadio se transforme con multitud de cámara o micrófonos en las bandas o que te hagan sesiones de fotos. Para mí, fue una experiencia inolvidable. Además, ver a grandes jugadores como Leandro García Morales, que en la sesión de tiro metió 20 triples seguidos. He tenido la suerte de jugar con grandes jugadores y contra grandes jugadores”

Casualmente uno de sus mejores partidos de la temporada fue en la Liga Sudamericana contra Hebraica, donde el equipo chileno consiguió el triunfo y el malagueño anotó 11 puntos en 11 minutos. “Ese día me dieron la oportunidad y salió bien”, nos cuenta el jugador.

Lo que está claro es que ha sido una temporada de crecimiento para el hispano-chileno, pero una búsqueda de más minutos le hizo apostar por un cambio y se dio su fichaje por el otro equipo de la ciudad. “El cambio se dio porque tenía sólo un año de contrato con CD Valdivia y de los que me llamaron fueron las Ánimas los que más me convencieron. Quería seguir progresando y con Valdivia no tuve muchos minutos, aunque me sirvieron de mucha experiencia porque jugué Liga Sudamericana. Puse en la balanza y me compensaba por el hecho de poder jugar más minutos”

Alejandro Vergara apostó fuerte por su carrera deportiva y decidió salir fuera de nuestro país como tantos otros deportistas y no deportistas. Como otros valientes, su historia merece ser contada y estaremos muy atentos a lo que vaya sucediendo en su segunda temporada en Chile.

Artículo publicado originalmente en
el #8 de FullBasket Magazine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s