LEO DEMETRIO Y DANILO FUZARO, CAMPEONES DE LA COPA PRINCESA CON BREOGÁN

No era una noche más y así lo entendió la entregada afición de un Cafés Canelas Breogán que llevó en volandas a su equipo hasta la conquista de su segundo título como campeón de la Copa Princesa una década después de su última conquista. Un autoritario triunfo con el que los lucenses se reconcilian de lleno con la historia del olimpo baloncestístico.

No era una noche más y así lo entendió la entregada afición de un Cafés Canelas Breogán que llevó en volandas a su equipo hasta la conquista de su segundo título como campeón de la Copa Princesa una década después de su última conquista. Un autoritario triunfo con el que los lucenses se reconcilian de lleno con la historia del olimpo baloncestístico.

No había perdido el Cafés Candelas Breogan ni un solo encuentro sobre su pista desde que diera comienzo la temporada y así seguirá siendo tras la disputa de la final de una de Copa Princesa en la que llegaron a gozar de una renta máxima de 22 puntos antes de tener que optar al título conteniendo a un ICL Manresa que llegó a colocarse a rueda en el último cuarto.

Foto: AgenciaLOF-FEB

Del ímpetu celeste a la primera reacción manresana. Mucho se había hablado durante los días previos e la importancia que podría llegar a tener en el partido el papel de un juego interior que podría resultar determinante y así pudo comprobarse ya durante los compases iniciales del encuentro. Un trabajo que tuvo claro color celeste durante sus tres primeros minutos con Emir Sulejmanovic y Matt Stainbrook cerrando a la perfección el aro de un Cafés Candelas Breogán perfectamente posicionado en defensa. De este modo, el triple inicial de Nacho Martín vio diluido su efecto con las primeras acciones ofensivas tanto del center norteamericano como de un Ricardo Úriz que comenzaba a hacer de las suyas en la dirección (11-3). Paraba Aleix Duran el choque y tiraba de pizarra pero el equipo local seguía a lo suyo, muy intenso en ataque y serio en defensa donde tan sólo Nacho Martín podía romper el candado gallego. Tirando de rotaciones el ICL Manresa fue capaz de provocar los primeros errores en un Cafés Candelas que, poco a poco, comenzaba a ceder su renta en el electrónico (16-10). Eso sí, fue el primer triple de Jou el que inquietó por primera vez a un conjunto local que veía como su rival disfrutaba de sus mejores acciones hasta ese momento (18-17). Aunque si gay un jugador que no entiende de presión ese es un Salva Arco que anotaba su primer triple para poder tomar de nuevo oxígeno (23-19).

Christian Díaz decide que Breogán debe mandar. Había logrado el ICL Manresa recuperar su lugar en el partido pero poco le duró la alegría al conjunto de Aleix Duran. Y es que, tras el primer entreacto, el partido comenzó a tomar color canario con el acierto de un Christian Díaz capaz de anotar dos triples consecutivos para comenzar a resquebrajar el choque con un parcial de 8-0 (31-19). Paraba el choque el técnico visitante pero nada ni nadie podían parar a un Christian Díaz que se inventaba un alley opp de fantasía para que Leo Demetrio siguiera aumentando las rentas (36-21). Trataba de recuperarse el ICL Manresa de su primera crisis seria del encuentro pero ni siquiera la marcha del base canario ayudó al equipo manresano a entrar en partido. ¿El motivo? Que tan efectivo como Díaz se mostró un Ricardo Úriz capaz de firmar otros dos triples consecutivos a su regresa a pista para poner la máxima local en el electrónico (47-25). Aguantó ICL Manresa el último tirón celeste pero, pese a ello, el CB Breogán se encontraba ya muy por delante en un marcador que invitaba al optimismo (55-33).

Jordi Trias devuelve al ICL Manresa al partido. Necesitaba el ICL Manresa un revulsivo tras su paso por vestuarios y este llegó del auténtico dueño y señor de la LEB Oro, un Jordi Trias que comenzó a ganarle la partida individual a un Matt Stainbrook que, sin embargo, lograba colgarse del aro rival para marcar territorio (61-44). Con Lluis Costa quitándole las telarañas al juego exterior y Fuzaro cometiendo su cuarta falta personal, el ICL Manresa empezó a gustarse. Cada vez llovía un poco menos y eso le sirvió al plantel de Aleix Durán para incrementar la intensidad defensiva ante un Cafés Candelas Breogán en el que Natxo Lezkano no tardó en tirar de su primer tiempo muerto (64-48). Pero tal t como figuraba en todas las quinielas, el juego interior iba a tener un peso fundamental en el juego y así pudo verse en el tramo final de un primer cuarto en el que Jordi Trias decidió ejercer como líder con la inestimable colaboración de un Nacho Martín que no tardó en sumarse a la fiesta para reducir las diferencias por debajo de la decena (68-59). Con esta inercia, el ICL Manresa fue capaz de alcanzar con vida un último cuarto en el que seguir soñando con la remontada (73-64).

El impulso del Pazo decide el campeón. Atravesaba el Cafés Candelas Breogán su momento más delicado del encuentro y no dudó el ICL Manresa en aprovecharlo pese al paso de Costa, Trias y Martín por el banquillo. Con Álvaro Muñoz anotando dos triples desde su Ávila natal, los catalanes se colocaron a un punto devolviendo la emoción a un marcador que entregaba al espectador una nueva final (77-76). Empataba Álvaro Muñoz el partido desde el 4,60 y Matt Stainbrook cometía su quinta falta personal dejando cojo el juego interior lucense. Aleix Duran no tuvo dudas y los ataques de su equipo comenzaron a pasar por un juego  interior en el que Jordi Trias volteaba por primera vez el electrónico (81-83). Pese a ello, el buen trabajo de un Löfberg a la búsqueda de su segunda corona consecutiva impulsó de nuevo a un Cafés Candelas que afrontaba los últimos 43” con una renta de 4 puntos (87-83). Parecía que el encuentro comenzaba a decidirse pero de nuevo LLuis Costa, con un triple imposible sobre la bocina de la posesión, ponía el partido en un puño (88-87). Un tiro libre de Cafés Candelas dejó al ICL Manresa con una última posesión. Con la posibilidad de forzar la prórroga o bien de ir a por el triunfo, la buena defensa lucense terminó por disolver las opciones de un ICL Manresa que se quedó a las puertas ante un Cafés Candelas que no dejaba escapar el título (90-86).

Estadísticas del partido

Fuente:
Pablo Romero/FEB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s