TRIUNFOS DE SALTA BASKET Y GIMNASIA EN LA NOCHE DEL MARTES

La jornada del martes en la Liga Nacional dejó el triunfo local de Salta Basket y la victoria visitante de Gimnasia, con Ricky Harris y Diego Romano como máximos anotadores en los equipos ganadores.

La jornada del martes en la Liga Nacional dejó el triunfo local de Salta Basket y la victoria visitante de Gimnasia, con Ricky Harris y Diego Romano como máximos anotadores en los equipos ganadores.

Foto: La Liga Contenidos

Gimnasia cortó la racha de Bahía Basket. El equipo comodorense celebró a domicilio al vencer por 78-61 a Bahía Basket en el Osvaldo Casanova, cortando una racha de cinco victorias consecutivas de los locales. Diego Romero fue la figura del verde, con 18 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias. Luciano Parodi fue el goleador del plantel bahiese, con 17 puntos.

El partido comenzó favorable para los de Bahía. Con buena intensidad defensiva, y buenos recursos para anotar, pudo adelantarse 8-5 en el marcador. Parodi y Jasen fueron los conductores y generadores de juego.
Pero Gimnasia de a poco le fue encontrando la mano, presionó intenso al balón, se le abrió el aro desde lejos, y comenzó a dominar el ritmo y el marcador del juego. El extranjero Spurlock encontró el tiro a media distancia y Hure cerró el cuarto con un triple (12-21). El segundo chico se tornó más parejo. Tanto Bahía Basket como Gimnasia defendieron duro, haciendo que el resultado sea bajo. No hubo fluidez, al local le costó encestar, y el verde aprovechó un pasaje clave para escaparse en el marcador y cerrar el primer tiempo 36-28.

En la vuelta al ruedo, un rápido parcial de 9 a 0 obligó a Sebastián Ginóbili a detener las acciones, ya que el equipo no encontraba el rumbo. Esto también fue consecuencia de las buenas decisiones en ataque por parte del equipo de Comodoro. Romero le ganó la pintura a Díaz, y también aportó puntos desde el perímetro. Bahía reaccionó con un triple de Parodi y una corrida en manos de Santiago Vaulet. Gimnasia, por su parte, nunca resignó a lo que estaba jugando: siguieron las conexiones entre Romero y Spurlock. En Bahía, Luciano Parodi hacía resurgir al equipo, aunque las desatenciones le costaban caro en el otro aro.

Con los últimos diez minutos en marcha, los dirigidos por Villagrán nunca bajaron el ritmo y aprovecharon cada ocasión para lastimar y hundir aún mas el bote de Ginóbili. El entrenador bahiense probó variantes queriendo correr la cancha y le dio buenos minutos a los más chicos, pero nada de esto sirvió demasiado.

Salta Basket superó a San Martín. El plantel salteño derrotó por la mínima a San Martín (79-78) y regresó a la victoria. Harris fue el goleador del local, con 17 puntos. En la visita se destacó Mainoldi, con 18.

Foto: La Liga Contenidos

La primera mitad del partido Salta Basket terminó abajo por la mínima, 40-41. Se trataba de un claro indicio de lo que hasta ese momento era el encuentro y lo que le depararía a los salteños de cara al final del mismo. Los primeros 10 minutos el equipo local perdió el parcial producto de algunos desaciertos en las ofensivas y la mano caliente del jugador de la selección nacional, Leonardo Mainoldi, que comenzaba calentar motores.

En el segundo capítulo llegarían los cambios y aire fresco en el equipo norteño. Como suele ser una constante, el DT salteño dejó en cancha a los bases Figueredo y Gerbaudo, además de imprimirle más agresividad y dureza en defensa con la presencia de Mikulas y Stucky. Emulando al grandote oriundo de Cañada de Gómez, Santa Fe, el de James Craick –Gerbaudo-, encesto 13 puntos en ese cuarto con acciones que levantaron al público local. Lamentablemente el armador tuvo que salir lesionado provocando una enorme incertidumbre.

El capítulo siguiente ambos ingresaron sin poder convertir demasiado, habían pasado casi cinco minutos y el parcial era de 6/4 a favor de la visita. En ese lapso de la noche apareció la garra y el corazón de Los Infernales. Pablo Espinoza –quemó las redes con bombas de tres en el último parcial- se encargo de robar algunos balones y, como siempre, descargar rebotes. McCullough, Goldenberg y Zilli lucharon cada balón como si fuera el último; ante la falta de efectividad apareció Harris para romper el hielo y Figueredo que se tuvo que hacer cargo en soledad del armado y no desentonó, al contrario.

Como no podía ser de otra manera el último cuarto fue infartante. Restaban dos minutos para el final y Salta ganaba por la mínima (73-72) frente a un rival de jerarquía como San Martín con Mainoldi, Jeremiah Wood –tuvo una noche floja-, García Zamora y Justin Keenan. El duelo palo a palo siguió hasta el final. Restaban segundos cuando Ricky Harris empató primero (77-77) y después convirtió el doble ganador ingresando en zona de gigantes.

Restaban 14 segundos y la visita tenía la última bola. Tras varios intentos la anaranjada quedó en manos de Mainoldi quien recibió una falta de Espinoza. Fue a la línea y todo podía pasar. Tras meter el primero y fallar el segundo Faggiano interceptó la pelota y lanzó sin perder tiempo, pico una o dos veces sobre el aro y apareció la mano salvadora del Negro Espinoza, quien cacheteó el balón para provocar el estallido en el Delmi.

Fuente:
Prensa Bahía Basket y Prensa Salta Basket

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.