JULIÁN MOZO Y LAS LEYENDAS DE LA LIGA NACIONAL: DEL 60 AL 31

Julián Mozo, columnista de la Liga Nacional, se animó a armar el Top 100 de jugadores nacionales en la historia de la La Liga. En esta nota te desgrana los criterios que tuvo en cuenta para armar un ranking que contó con una profunda investigación, más allá de las apreciaciones personales del autor. Cada día se conocerán diez elegidos (con su fundamentación) hasta llegar al N° 1. Un trabajo que permite recordar, homenajear, analizar y debatir. Tras publicar los dos primeros tramos del ránking entre el 100 y 91 y entre el 90 al 61, hoy es el turno de 60 al 31.

Julián Mozo, columnista de la Liga Nacional, se animó a armar el Top 100 de jugadores nacionales en la historia de la La Liga. En esta nota te desgrana los criterios que tuvo en cuenta para armar un ranking que contó con una profunda investigación, más allá de las apreciaciones personales del autor. Cada día se conocerán diez elegidos (con su fundamentación) hasta llegar al N° 1. Un trabajo que permite recordar, homenajear, analizar y debatir. Tras publicar los dos primeros tramos del ránking entre el 100 y 91 y entre el 90 al 61, hoy es el turno de 60 al 31.

60-Pepe Sánchez: Quizás el mejor base de la historia del básquet argentino debutó en la LNB con 17 años (en Deportivo Roca) y luego jugó una temporada en Estudiantes (BB) antes de emprender su brillante periplo por la NCAA, la NBA y Europa. En Bahía, con 18 años, se mostró como un armador muy atrevido y talentoso, aunque poco sólido por su inexperiencia. Volvió a la LNB a los 32 años, primero a Obras y luego, definitivamente, para guiar, dentro y fuera de la cancha, a Weber Bahía Basket y su revolucionario proyecto. Jugó tres temporadas, mostrando su única inteligencia, clase, visión de juego y liderazgo. Fue elegido el mejor base en la 10/11. Deleitó y revivió a Bahía, un intangible enorme. Peleó con las lesiones (dolores en la espalda) hasta que lo hicieron retirar a los 36.

59-Gabriel Darrás: Muy flaquito, parecía débil, pero era un crack por su inteligencia, visión de cancha, poder anotador y carácter. Complemento vital de Cortijo en el Ferro dominante de los 80. Ganó 2 LNB (85 y 86) y luego llevó su talento a Independiente de Neuquén. En Sport Club y Olimpia (VT) vivió sus mejores campañas como anotador (14.2 de media entre el 90 y 94). Jugó 12 temporadas y se retiró a los 32 años.

58-Carlos Romano: Llegó a la LNB en su punto más alto, siendo quizá el mejor escolta del país. Se ratificó como un jugador picante, guapo y con gran capacidad anotadora. Promedió 20 puntos en sus 7 temporadas ligueras y en dos estuvo arriba de 24, en San Andrés y GEPU. Personalidad polémica, quizá por eso cambió mucho de clubes (6 en 7 campañas). Una contra: no jugó en candidatos ni peleó títulos. Se retiró a los 36 años.

57-Matías Sandes: Irrumpió como el alero del futuro, pero salvo en las primeras temporadas, no se pudo sostener en el puesto (falta de tiro y movilidad lateral). Sin embargo, tuvo la capacidad para trabajar con el objetivo de destacarse como un ala pivote con dotes de alero. Muy inteligente, gran pasador, fuerte y con muchos recursos en el poste bajo. Pieza valiosa de un Boca que logró ocho títulos, seis nacionales (la LNB 2003, 4 Copas Argentina y un Top 4) y dos internacionales. Hoy es parte de un San Lorenzo que también hace historia: ganó la LNB de 2017. Fue una vez quinteto ideal y dos, el Mejor Sexto Hombre (del 2003 al 2005).

56-Andrés Nocioni: León Najnudel lo reclutó y lo hizo debutar a los 15 en Racing Club. Tras apenas una temporada pasó a Olimpia y lo mejor se vio en Independiente de Pico. Entre sus 18 y 20 años empezó a mostrar su bestial potencia, caradurez y personalidad para ser un suplente clave en un equipo que llegó a una final (cayó 4-3 ante Atenas). Fue elegido el Mejor Sexto Hombre en el 99. En poco tiempo (y muy joven) dejó su huella y eso vale mucho. En el 2011 volvió brevemente a Peñarol para ganar un Súper 8 y jugar un par de juegos LNB junto a su amigo Leo Gutiérrez.

55-Hernán Jasen: Como Manu, irrumpió como un pibe talentoso en Andino y Estudiantes (BB). En BB se destacó en las últimas dos campañas (13.7 puntos y 3.7 rebotes) antes de irse a España y construir una tremenda carrera durante 13 años. Volvió a los 34, pensando en cerrar su trayectoria y aún sigue jugando, a los 40, sorprendiendo por la vigencia. Sus cuidados, experiencia, oficio, liderazgo e inteligencia hacen posible algo que pocos pudieron hacer a esta edad. Valiosa pieza del Bahía Basket de los pibes que impactó con dos subcampeonatos continentales. Dejó su marca por algo más que números y campañas (8).

54-Julio Mázzaro: Goleador devastador, pura elegancia, con tremendo tiro y muy buena capacidad física que deleitó durante gran parte de sus 15 temporadas. Entre 2002 y 2009 promedió entre 18 y 23 puntos y se fue de La Liga con eficacia envidiable para un anotador (51% dobles y 37% triples). Además, en tablas históricas, figura 18° en puntos y 17° en triples anotados. Ganó tres títulos: en la Sudamericana 2009, con Quimsa, fue el MVP de las finales. Mayor Progreso en 2003 y dos veces quinteto ideal. Un asesino silencioso que algunos criticaron por su carácter.

53-Gabriel Díaz: Un histórico que irrumpió como un talento del futuro y tuvo alto nivel. En 13 temporadas promedió al menos 10 puntos y en tres superó los 18. Lo más descollante se vio en Andino, del 94 al 99. Fue campeón en Olavarría (de la Liga y la Sudamericana), siendo un suplente valioso. Hoy, tras sus 20 campañas LNB, se ubica 9° en partidos y 11° en puntos.

52-Raymundo Legaria: Uno de los mejores bases LNB en sus primeras cinco temporadas (2002-2007) hasta que empezaron las lesiones crónicas de rodillas que significaron el principio del fin (apenas lo dejaron permanecer nueve campañas). Fue el cerebro del Ben Hur campeón del 2005 y del Boca que se consagró en 2007, en ambos haciendo grandes duplas con Leo Gutiérrez. Rapidito, inteligente, pícaro y de gran tiro.

51-Pablo Moldú: Escolta todoterreno, capaz de ayudar en el armado y de anotar a partir de su potencia. Gran defensor. Tuvo una década en muy buen nivel (promedió 15.4 puntos, 2.7 reb y 2.3 as entre 1999 y 2007) y fue pieza clave en el campeonato de Comodoro en 2006. Jugó 17 temporadas y se fue de la LNB a los 34 años, siendo hoy 6° en robos y 28° en partidos.

50-Sergio Aispurúa: El Vasco fue un obrero esencial durante sus 15 temporadas (en siete clubes distintos). Un alapivote/centro con oficio para anotar cerca del canasto, buen defensor y rebotero. Uno de los mejores internos durante 10 años (85/95). Un jugador de equipo, con carácter, que sostuvo vigencia hasta los 35. En las tablas históricas figura 17° en partidos.

49-Raúl Merlo: Chuni fue un escolta voraz, con tremendas piernas, mucha caradurez y un peligroso tiro de tres. Jugador que salía del molde, con rachas letales. Durante 14 de sus 15 temporadas (10 equipos) promedió al menos 12 puntos (en siete fueron más de 17) y se retiró a los 39, con promedios históricos de 16 pts y 64% en dobles. Su look extravagante (jugaba con vincha, aros, pelo largo) fue insoslayable. En las tablas históricas figura 17° en puntos y 26° en triples convertidos.

48-Román González: Talentoso pivote, de mucha talla (2m10) y envergadura para el medio local, que además le sumaba movimientos y recursos ofensivos. Explotó en Libertad (20 pts en la 02/03), llegó a la Selección (bronce en Pekín 2008) y se fue a Europa. En su regreso, en especial en Peñarol (logró la Liga de las Américas 2008 y en la LNB promedió 16.5 pts y 7 rebotes) y Quimsa (16 y 7 en la 09/10), fue dominante. Polémicos comportamientos (y declaraciones), sobre todo fuera de la cancha, limitaron su carrera y lo dejaron mal parado.

47-Andrés Pelussi: Un Ala pivote quizá bajo (1m98), pero muy ancho, con enorme fortaleza, contracción defensiva y gran mentalidad, que además tuvo grandes progresos en el juego ofensivo, en especial su tiro de 3. Obrero de lujo que siempre dio mucho más que lo que dijeron sus números. Fue valioso en Atenas, sobre todo entre 1999 y 2003. Y se consagró en Libertad, siendo el equilibrio, el as defensivo de un equipo que arrasó, el campeón 2008 con Lamas, Ginóbili, Profit y Battle.

46-Gabriel Fernández: Nació como obrero (en Ferro y luego en el Boca campeón de Lamas) pero, al compás de su experiencia con la Generación Dorada, ganó confianza y fue un jugador muy importante en el título del 2000 de Olavarría. Sergio Hernández lo eligió para reemplazar a Wolkowyski (se fue a la NBA) y la Vaca respondió en muy buen nivel para el bicampeonato del Bataraz. Luego se fue a Europa y, en su regreso en el 2007, mostró sus mejores números: promedió 15 puntos y 5.2 rebotes en dos años en Boca.

45-Gabriel Mikulas: Pivote inteligente, de muchos fundamentos. Luego de salir de la cantera de Independiente de Pico, jugó en la NCAA estadounidense y volvió a la LNB para mostrar sus aprendizajes. Entre 2004 y 2016 fue uno de los internos más regulares (promediando entre 11 y 16 puntos y entre 5 y 8 rebotes). Incluso fue el MVP de la fase regular 06/07 y del Súper 8 que ganó con Peñarol. Llegó a una final LNB con el Milrayita. Jugó hasta esta campaña (37 años) y hoy figura 7° en rebotes históricos.

44-Manu Ginóbili: Uno de los casos más difíciles de mensurar porque estamos hablando de quizá el mejor deportista de la historia argentina pero, claro, acá se juzga lo que hizo en la Liga y Manu sólo estuvo en tres temporadas, lo mínimo según el criterio para entrar en este Top 100. Claro, vale mucho que el bahiense hizo mucho en poco tiempo y con una edad temprana (18 a 21). En la primera campaña, en Andino (95/96), fue la Revelación con 18 años, en la segunda (ya en Estudiantes de Bahía) se transformó en un jugador peligroso (16.4 pts, con 58% dobles y 41% triples) y en su última en el país (97/98) fue uno de los mejores cinco jugadores del torneo, con actuaciones cautivantes y números de estrella (25 pts, con 59% y 36%) que lo llevaron a la Selección y a Europa. Fue el comienzo de una de las carreras más increíbles de un basquetbolista en el mundo durante las últimas dos décadas. Y salió de la Liga Nacional…

43-Javier Martínez: Llegó de Paraguay y sorprendió a todos por su tremenda inteligencia, carácter ganador, capacidad de manejar ritmo y conducir a equipos de elite. Incluso lo hizo pese a lesiones crónicas de rodilla y el paso del tiempo (se fue de la LNB a los 39 años). Sabía cuando generar para el resto y cuando anotar. Y lo hacía pese a tener uno de los tiros lejanos más raros de la historia. Fue el sabio conductor de la gran temporada de Regatas (12/13), campeón de la Liga y del Súper 8. Hoy figura 3° en la tabla histórica de asistencias y 24° en partidos jugados.

42-Sebastián Ginóbili: Sepo es otra leyenda que jugó 19 temporadas y lo hizo con mucha mentalidad, calidad, inteligencia, pensando siempre en el equipo. Organizaba, pasaba y anotaba, quizá le faltó defensa y más resistencia física. Fue un ícono de Quilmes y, más de veterano, el lúcido conductor de uno de los mejores campeones de la historia, el Libertad de la 07/08. Hoy, en la historia LNB, está 2° en asistencias, 4° en partidos, 9° en puntos, 10° en robos y 12° en triples anotados.

41-Juan Manuel Locatelli: Alero completo, de muy buena defensa, rebote, penetración, puntería, intensidad y carácter. De los mejores de la competencia entre el 2001 y 2010. Referente (y pieza vital) del Peñarol (10 LNB) que fue protagonista y ganó una Liga (2009) y la Liga de las Américas y un Sudamericano (ambos en 2008). También del Atenas campeón en 2010, con Magnano, y que en 2011 fue segundo. Jugó 17 temporadas. Mejor alero (quinteto ideal) en dos temporadas, del 2008 al 2010.

40-Lucas Victoriano: El base era la joya de su camada (que luego sería la Generación Dorada) entre 1994 y 1997 y ese talento lo mostró en la LNB siendo figura clave del Olimpia campeón de todo, pese a tener 18/19 años y salir del banco. Promedió 14 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias en ese campañón de los venadenses. Tan bueno era que se lo llevó el Real Madrid a los 20 años. Luego volvió dos veces a la LNB, en la última para jugar en Lanús (rindió y le marcó el camino a Laprovittola) y San Martín.

39-Diego García: Apenas nueve temporadas le alcanzaron al Rayo para quedar en la memoria, a partir de una tremenda velocidad, muy buena penetración, recursos para definir y ayudar en el armado. En todas las campañas promedió doble dígito (con 51% de campo en su carrera) y en algunas, como cuando fue clave en el gran equipo de Ben Hur que fue campeón de la LNB en 2005 (16.4 pts y 40% triples) y de la Sudamericana en 2006, y en el Quimsa campeón de Santander (promedió 15 puntos en la 14/15), cuando regresó de Europa (estuvo del 2007 al 2012). Mayor Progreso en 2005 y, en la 06/07, fue mejor escolta y goleador de la LNB.

38-Ariel Bernardini: De los mejores tiradores de la historia. Un escolta puro talento, suave como la seda, que explotó en Provincial y gozó de momentos top en San Andres, Peñarol y Boca. Las lesiones lo limitaron y un grave accidente fue el comienzo del fin en su mejor momento. Fue arma esencial en los títulos de Peña en el 94 (promedios de 22 puntos y 46% en triples) y de Boca en el 97 (medias de 18.4 y 45%).

37-Leandro Palladino: Tal vez el mejor Sexto Hombre de la historia de la LNB. Tres veces ganó ese premio: 1998, 1999 y 2000. Pieza esencial, saliendo del banco, del poderoso Atenas. Con el Griego fue dos veces campeón de la LNB (98 y 99) y también se coronó con Boca, ya con rol menor (2007), tras estar cinco años en Europa. De los mejores defensores perimetrales de siempre, a partir de su sacrificio, ductilidad y fortaleza física, que además desarrolló un tremendo tiro de 3. En ocho de sus 10 temporadas lanzó al menos el 36% y superando el 40% durante cuatro.

36-Diego Lo Grippo: Ala pivote de mucha potencia, movilidad y recursos ofensivos que fue de menos a más hasta brillar en Atenas (21 pts y 7 rebotes en la 02/03) y ser el MVP de las Finales 2003. Se fue a Europa en 2003 y volvió en 2009. Enorme vigencia de un líder silencioso que salió de Ferro. Hoy, a los 40 años, aporta su vigencia en su 16ta temporada.

35-Gabriel Cocha: Un histórico que jugó 23 temporadas y, casi en el final de su carrera, logró la ansiada LNB, siendo el MVP de las finales (2006). Debutó a los 17 siendo un base de gran futuro y se consolidó como un escolta que hacía un poco de todo. Inteligente, con oficio y tiro. Icono en Comodoro, donde jugó nueve temporadas (la mejor fue la 95/96 con 20.5 pts, 3.6 rebotes y 3.1 asistencias). Se retiró a los 39 y hoy se ubica 3° en partidos, 8° en triples anotados y robos; 10° en puntos y 13° en asistencias.

34-Sebastián Rodríguez: Tato fue un base muy anotador (llegó a promediar 25 puntos en una temporada y cerró su carrera con 42% en triples) que mejoró su capacidad de conducción y terminó siendo clave en la conquista de 10 títulos con Peñarol (dos LNB y dos Liga de las Américas, entre otros). También fue campeón en Boca, el único equipo donde jugó lejos de Peñarol. Símbolo e ídolo en Peña, donde disputó 15 de sus 16 temporadas. Mejor pasador en dos temporadas y quinteto ideal en tres. Debió retirarse a los 33 años por una afección cardíaca. Hoy, en las tablas históricas, figura 11° en asistencias, 24° en triples y 34° en puntos.

33-Germán Filloy: Fueron apenas tres temporadas en alto nivel (luego jugó cinco más pero muy limitado por las lesiones), pero suficientes para impactar por ser un alero adelantado a la época. Con sus 2m02 sorprendía por su inteligencia, fundamentos, capacidad de penetración y a la vez tiro de larga distancia. Fue el Mejor Sexto Hombre en el 92 y el primer MVP de la Liga (1987). Estuvo en cuatro títulos de Atenas.

32-Juan Gutiérrez: Fue Revelación (2003) cuando salió de Obras y luego se transformó en un interno completo, capaz de anotar (y defender) cerca del canasto o saliendo con su muy buen lanzamiento. Tuvo su gran impacto pese a jugar sólo ocho campañas: con Obras dominó y fue el MVP de la fase regular en 2011 (16.4 pts y 10 rebotes) y 2012 (16.7 y 8.6), aunque no pudo coronarlo en playoffs. Ganó la Sudamericana en 2012.

31-Federico Kammerichs: Surgido de la cantera de Ferro, recién tuvo protagonismo en la última temporada (16.5 para ser elegido Jugador de Mayor Progreso) antes de emigrar a Europa. Regresó tras siete años para ser figura de Regatas (Corrientes) y ganar la Liga en 2013. En dos campañas promedió un doble doble (medias de 13.4 pts y 11.2). Jugó apenas siete temporadas, pero en cinco tuvo un impacto muy considerable, por intangibles. Junto a Quinteros, el Yacaré fue clave en el título del Fantasma.

Fuente:
La Liga Contenidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s