ESTUDIANTES CAE EN CASA ANTE NORKOPPING PERO ESTARÁ EN LA SIGUIENTE RONDA DE LA CHAMPIONS

Los 12 puntos de ventaja que Movistar Estudiantes traía de Suecia hicieron que el partido de vuelta fuera un trámite… pero de esos trámites burocráticos incómodos, que se traban, que se complican, que te ponen nervioso. No sin sufrir, los colegiales se clasificaron para la segunda previa pese a la derrota 69-71 ante los Norrköping Dolphins suecos, liderados por un imperial Lindquist.

Los 12 puntos de ventaja que Movistar Estudiantes traía de Suecia hicieron que el partido de vuelta fuera un trámite… pero de esos trámites burocráticos incómodos, que se traban, que se complican, que te ponen nervioso. No sin sufrir, los colegiales se clasificaron para la segunda previa pese a la derrota 69-71 ante los Norrköping Dolphins suecos, liderados por un imperial Lindquist.

2000 fieles en la grada de Torrejón dándoles igual que hiciera un sábado veraniego, la Supercopa, el Mundial y el Atleti; y Cook, Brizuela, Perl, Caner-Medley y Jankovic en el parqué. El objetivo: volver muuuuchos días más al Jorge Garbajosa. Unos sin tener prisa, con una ventaja de 12 puntos, y los otros con la necesidad de remontar y los consiguientes nervios, dieron un inicio de partido algo espeso: 4-2 tras los primeros tres minutos.

Una inocente falta en el tiro de Perl sobre Zekovic dio la primera ventaja a los suecos con un 3+1 (6-8), y Lindquist volvía a aparecer como en la ida, con cinco puntos seguidos para obligar a Berrocal a parar el partido (6-13).

Hakanson, Clavell y Arteaga entraron para dar aire fresco, y entre ellos y un intenso Nik Caner-Medley lo consiguieron: empate a 13 a falta de 2 minutos para acabar el cuarto.  17-18 para terminarlo.

Goran Suton protagonizó el arranque del segundo cuarto, con cinco puntos consecutivos y muy serio en la pintura para obligar a Adnan Chuck a pedir tiempo muerto con 22-20 tras apenas un minuto de juego.

El entendido público estudiantil también sabe apreciar una buena defensa: ovación tras dejar a los suecos sin tiempo de posesión. Aunque nada como el éxtasis que provoca un jugador “on fire” (otro triple de Suton), o ver a un pívot-pívot jugar al poste como Jankovic: 27-22 mediado el cuarto.

Una rigurosa antideportiva sobre precisamente Suton parecía que metería en el partido a los Dolphins (29-24), pero el croata al rebote y asistiendo a Clavell volvió a dar una ventaja relativamente cómoda a Movistar Estudiantes a cinco minutos para el descanso: 32-24.

Pero uno no viene de Norrköping a Torrejón para ser comparsas de nadie: visto y no visto y los Dolphins recuperaron la ventaja con un parcial de 0-9: 32-33, y Movistar Estudiantes atacando con prisas.

Lindquist a lo suyo, los viejos rockeros nunca mueren, se aprovechaba de los nervios estudiantiles para de tres en tres dejar claro que estos suecos no han venido a España de turismo. Que aquí no hay playa. Suton ponía sobre la bocina el 37-38 al descanso. Uffff.

Costó casi dos minutos que alguien anotara tras el descanso: fue Zoltán Perl con un tiro libre. Aunque inmediatamente respondió Smith con el quinto triple sueco, Perl estaba intentándolo de todos los colores y puso el 40-41.

Pero Lindquist seguía a lo suyo, 45-49 mediado el cuarto y 23 de los puntos suecos eran del alero de 35 años. Movía el banquillo Berrocal buscando la intensidad defensiva y la chispa que le estaba faltando a Movistar Estudiantes. La encontró con el partisano Jankovic, que no perdonaba un rebote ofensivo para sobrevivir a 2 minutos (50-52). Terminó el mal tercer cuarto con 55-54, tras dos detalles de calidad de Hakanson y Brizuela. Uffff.

La pizarra funcionó para encontrar a Vicedo solito bajo el aro y recuperar la ventaja al inicio del último cuarto: 56-55. No estaba siendo fácil, pero con chispazos de talento como el triplazo con el defensor encima de Gian Clavell o el rebote y canasta de Suton bajo el aro Movistar Estudiantes volvía a ponerse por delante: 61-59.

El puertorriqueño se calentó, tras un par de decisiones arbitrales que no le gustaron: otro triplazo para el 64-59 a falta de 5:52.  Pero los Dolphins no se rendían, y en un minuto volvieron a empatar el partido: 64-64. Tiempo muerto.

Otro chispazo de Clavell de esos que hacen exclamar “oooh” puso otra vez a Movistar Estudiantes por delante, pero no terminaban de rematar los colegiales. Ni siquiera las expulsiones de Kjellbom y Flack por cinco faltas faltando algo menos de tres minutos sirvieron para dar tranquilidad a la parroquia torrejo-ramireña. 67-69 a falta de 1:37.

Suton, desde el tiro libre, ponía el 69-69 para la algabaría del fondo demente. Dos tiros de Lindquist ponían el 69-71 a falta de 3.8 segundos, y Berrocal pidió tiempo muerto para buscar la victoria aun teniendo la clasificación en el bolsillo: erró Brizuela y derrota en este partido de vuelta con 69-71, 143-133 en el global.

Lo mejor, además de pasar de ronda, es que en apenas 72 horas tenemos el siguiente asalto: en Torun, Polonia, contra el Polski Cukier Torun , el martes. La ida, apenas dos días después: el jueves 27 a las 20:30h de nuevo en el Pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz. Los polacos eliminaron al Tsmoski Minsk tras ganar de 26 en su cancha y caer en la vuelta por 17.

Fuente: Prensa Club Estudiantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.