EL TODO O NADA ENTRE PUERTO RICO Y URUGUAY

Luego de 15 meses, 11 partidos, largos viajes y sin más opciones las selecciones de Puerto Rico y Uruguay protagonizarán una “final” cuyo ganador se hará del pasaporte que le acreditará como un equipo mundialista.

Luego de 15 meses, 11 partidos, largos viajes y sin más opciones las selecciones de Puerto Rico y Uruguay protagonizarán una “final” cuyo ganador se hará del pasaporte que le acreditará como un equipo mundialista.

En la noche del lunes, en el tradicional coliseo Roberto Clemente en la ciudad capital boricua, sudamericanos y caribeños se medirán por el último pase directo para la Copa del Mundo FIBA 2019 que otorga el grupo E de las eliminatorias de América.

Puerto Rico intentará anotarse en la decimocuarta cita mundialista de su historia, y su novena consecutiva, ante un Uruguay que lleva 33 años fuera del escenario mundial.

En el caso de los boricuas, en pos de conseguir la meta, si fuera por el dirigente Eddie Casiano, su selección tendría un refuerzo adicional para el juego del lunes: él mismo.

“Me encanta esto, daría lo que fuera por jugar en estos momentos, pero me toca estar en la línea y aportar de la manera que yo mejor sé en estos momentos”, indicó Casiano, otrora escolta de Puerto Rico, en conferencia de prensa.

“Son 40 minutos. No le tenemos miedo al escenario ni a la presión.Vamos a dar lo mejor de nosotros este lunes y vamos a dar 40 minutos de intensidad”, abundó el técnico puertorriqueño, que jugó con su selección de 1992 al 2004, incluyendo las Copas del Mundo de 1994 y 1998.

Puerto Rico, con foja de 7-4 en los clasificatorios, viene de una emocional victoria por la mínima en tiempo extra ante Argentina el pasado viernes, en un duelo en el que los isleños dominaban por 10 puntos con 90 segundos por jugar en el tiempo reglamentario.

El triunfo sobre los argentinos fue una gran prueba para los pupilos de Casiano para prepararlos para su vital cita ante la Celeste.

“La diferencia con Uruguay es que juegan más duro en la pintura con (Esteban) Batista. Mucha estadística podrá decir que no son buenos tiradores, pero cuando la bola va de adentro para afuera, de pie firme, son buenos tiradores”, advirtió Casiano.

Uruguay tiene una victoria ante Puerto Rico en estas eliminatorias cuando el pasado mes de noviembre ganó como local, 64-62, gracias a un fundamental triple de Mathías Calfani.

“Tenemos que ir con una estrategia bien marcada, entender a quién le vamos a salir. Tenemos las manos llenas. Estamos claros con lo que nos vamos a encontrar”, señaló Casiano, cuyo equipo ha ganado sus dos partidos recientes por un punto cada uno.

A su vez, el delantero Ramón Clemente advirtió sobre el estilo de juego de la Celeste. “Uruguay es un equipo bien agresivo. Y yo siendo un jugador agresivo, puedo contribuir en esa faceta”.

Por su parte, Uruguay llegará a San Juan con dos derrotas consecutivas bajo el mandato del argentino Rubén Magnano, quien debutó con la Celeste en la victoria sobre los puertorriqueños.

En esta etapa final de la eliminatoria, los sudamericanos vienen de caer en México, en un partido que no tenía mucha trascendencia, pues desde el principio de esta ventana se sabía el camino de Uruguay hacia China 2019 contaba con una escala en Puerto Rico.

“Creo que hay un único plan en el momento que queda un juego. No tenemos alternativa, no hay otro plan. No hay un plan B, hay un plan A que es ir a Puerto Rico e intentar llevar a Uruguay a la Copa del Mundo. Ese es el plan”, expuso Magnano luego del revés en Monterrey.

En entrevista reciente con Ovación, el base Bruno Fitipaldo destacó cuál será la clave ante los boricuas: “Puerto Rico es un rival de mucha calidad y talento. Pero nosotros tenemos armas para controlarlo y hacerle daño, para hacer nuestro juego, que lo pudimos hacer en muchos partidos de la eliminatoria. Apostamos a eso”.

Uruguay, que cuenta en su resumé con siete participaciones en Copas del Mundo, no dice presente desde España 1986.

Por su parte, la última vez que Puerto Rico no clasificó al evento mundial fue para Japón 2006, aunque eventualmente asistió como uno de los cuatro comodines. Desde que comenzó a asistir a mundiales en 1959, Puerto Rico solo se ha ausentado en dos ocasiones (1970 y 1982).

En caso de un revés, Puerto Rico tendría una ligera esperanza de clasificar como el cuarto mejor de grupo, sin embargo necesitaría una amplia derrota de República Dominicana en su juego ante Brasil, en el grupo F, para superarle en la diferencia de puntos.

Para Uruguay no hay mañana, es sí o sí. Una derrota troncharía un sueño que se ha mantenido vivo hasta la etapa final de los clasificatorios.

Texto y Foto: FIBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.