🎙️🇦🇷 NICO CASALÁNGUIDA: “EL ORGULLO MÁS GRANDE QUE ME REPRESENTA ES ARGENTINA ESTANDO ENTRE LOS MEJORES DEL MUNDO”

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

Con los pies en la tierra y la esperanza de poder hacer más que solo un buen torneo. Así es como Nicolás Casalánguida ve a sus Aguacateros de Michoacán después de haber pasado de manera exitosa la primera parte de la temporada de la LNBP. Ahora, la primera meta es llegar más fuerte que nunca a los playoffs en su primer año como entrenador en México, un país que lo ha recibido con los brazos abiertos para hacerlo sentir como en casa.

Con los pies en la tierra y la esperanza de poder hacer más que solo un buen torneo. Así es como Nicolás Casalánguida ve a sus Aguacateros de Michoacán después de haber pasado de manera exitosa la primera parte de la temporada de la LNBP. Ahora, la primera meta es llegar más fuerte que nunca a los playoffs en su primer año como entrenador en México, un país que lo ha recibido con los brazos abiertos para hacerlo sentir como en casa.

Sin embargo, eso no le hace olvidar a su Argentina, el país que lo vio crecer como personas y dirigente en clubes como Atenas y Regatas, además de un paso importante por las distintas categorías de la Selección Albiceleste.

Foto: Aguacateros de Michoacán.

PREGUNTA: Como aperitivo, ¿cómo has sentido la liga en la primera mitad, siendo nuevo aquí y con un equipo bastante armado?

NICOLÁS CASALÁNGUIDA: “En principio muy contento por ser partícipe de una liga tan competitiva en crecimiento y con tantos buenos equipos que se preparan para estar arriba. Estoy en una organización que, si bien es bastante nueva, tiene la intención de ser competitiva. Desde el momento que nos pusimos de acuerdo para trabajar juntos, vimos que teníamos los mismos objetivos: tener un equipo que pueda identificarse, una forma y estilo de juego, que sea competitivo y que pelee entre los mejores. Poco a poco hemos ido consiguiendo esas metas. Primero que el equipo sea competitivo, que podamos estar estables; hoy somos un equipo que ha hecho muy pocas modificaciones. Después construir un estilo y conseguir los mejores resultados posibles, el equipo ha estado entre los mejores tres de la conferencia durante la fase regular, así que todo va marchando bastante bien”.

“Lógicamente, en algunos momentos ha habido vaivenes de rendimiento, pero, mirando el cuadro general, vemos que el equipo de Aguacateros ha pisado firme en la competencia al jugar de tú a tú contra los mejores y estamos con la expectativa bien clara de entrar entre los mejores cuatro de la competencia. Ese es el objetivo que perseguimos ahora, así que entramos en la parte final y creemos que es un anhelo cumplible, por lo que todos estamos enfocados en el mismo objetivo”.

P: Alrededor de ello. Pensando en el gimnasio que tienen, en el que estamos ahorita, los que han visitado, las organizaciones que conforman la liga, ¿cómo has visto la LNBP en comparación a la Liga Nacional, lo ves parejo o Argentina está un nivel arriba?

NC: “México tiene una infraestructura de mucho mayor nivel que Argentina en cuanto a los gimnasios. Hay muchos estadios acá con mucha capacidad de gente y, de hecho, hay muchos aficionados que asisten a ellos y eso es un aliciente para la competencia muy a su favor. Luego, en comparación de una liga y otra, la gran diferencia es el periodo del certamen. La LNBP, al ser una liga de 5 meses de fase regular, es una liga más corta. Eso implica otras cuestiones que tienen que ver con los procesos de los equipos y los desarrollos de los proyectos alrededor de otros jugadores”.

“Sin lugar a duda, creo que la LNBP, por la conformación de los planteles, por la inversión que hacen las organizaciones y las franquicias, por la infraestructura que tienen en las distintas ciudades, por el anhelo y la ambición competitiva de muchas de las organizaciones, está entre una de las mejores de América, junto a Brasil y Argentina”.

Foto: Aguacateros de Michoacán.

P: Yendo al pasado reciente y pensando en Atenas, ¿qué encontraste en Aguacateros para dar el “sí, me gusta”? En Regatas hiciste cosas importantes, en Atenas estuviste un buen tiempo, ¿por qué elegir a un equipo con 3 años de existencia? ¿Qué fue lo que te animó?

NC: “Lo que me incentivó a venir a Aguacateros fue la posibilidad que me brindaban en la anterior administración de formar un equipo competitivo, de ser un poco el gestor porque era un equipo nuevo que teníamos que armarlo de cero y eso fue lo que me incentivó. Gustavo Ayón y Julio Everardo me convocaron para estar acá en un principio y luego vino el trabajo con el gobierno de Morelia, pero cuando comenzamos todos a armar el proyecto, me inspiró el armar un equipo competitivo. Nos hablaron de un proceso, un proyecto en el que hemos podido atraer a jugadores de la Selección Mexicana, otros de muy buen presente nacional y luego pude elegir a ciertos extranjeros que ya conocía. Entonces, se conformó un plan competitivo y lo estamos demostrando. Por suerte, coincide la expectativa inicial con la realidad actual para dar pelea contra los mejores, eso es algo sumamente buscado. Fueron muchos cambios hasta en la formación del cuerpo técnico y en esto, en la alta competencia, siempre hay que tener claro lo difícil que es encontrar rendimientos, resultados y un proceso bueno. Nosotros en poco tiempo hemos creado una identidad y queremos consolidar esa idea entrando a playoffs”.

“Comparado con mis últimas temporadas, esto es todo nuevo para mí y estoy aprendiendo de la competencia, de la idiosincrasia, de las realidades y de las diferencias complementarias con relación al armado de planteles. En Argentina hay muchos jugadores jóvenes en ellos. De hecho, yo en Atenas tuve muchos juveniles en esos equipos que había que promoverlos y acá tengo 12 mayores. Acá se les llama jóvenes a los chicos de 24 o 25 años y yo estoy acostumbrado a tener chicos de 18 años que ya están debutando como profesionales y que tienen sus minutos y responsabilidades”.

“Yo estoy muy contento de formar parte y estoy viendo que es una liga súper competitiva que te exige estar preparado todos los días; ningún partido es simple. Eso habla también de paridad y la complejidad de la competencia, eso es otro aspecto positivo con el que estoy agradecido. No dejo de estar también agradecido con la gente que confía y espero que este proyecto cumpla sus objetivos más importantes para poder consolidar en un futuro cercano a Aguacateros en la LNBP”.

P: Estamos en una liga que, como bien dices, los llamados jóvenes son “muy grandes”, que hay poca confianza en el mexicano y que se utiliza mucho extranjero. En cambio, tú en tu plantel, desde la banca, cuentas con un experimentado del baloncesto nacional como Ronald Guillén. Luego, le has dado la confianza a jugadores como Kohl, Omar y varios mexicanos como Arim, Jorge y Edgar. ¿Cómo te funciona esto en tu estrategia, porque no es fácil ver aquí un equipo con estas características y más que, como el partido pasado, termines jugando con cuatro mexicanos en la duela? Más por cómo trabajas. Como bien decías, en Atenas utilizaste muchos jóvenes y que además tuvieron roce internacional; algo que supongo desearías con Aguacateros.

NC: “En principio, yo no creo que hay que pensar en los equipos sin mirar tanto los pasaportes de los jugadores, porque, si las reglas de la competencia permiten que haya cuatro extranjeros y jugadores naturalizados, yo creo que no hay que mirarle y hay que ser equitativos. Una vez que los jugadores están adentro del equipo, cualquiera debe tener la posibilidad y la igualdad de responsabilidades. Obviamente, que hay algunos jugadores que tienen unas responsabilidades y hay otros que cuentan con distintas a estas. En nuestro equipo hay jugadores que tienen más responsabilidades, minutos y decisiones que otros. Son todos igual de importantes, pero no es verdad que todos son iguales, eso es un mito. Hay jugadores que tienen distintas responsabilidades y eso es de lo más normal”.

“En lo que yo hago hincapié es que, estando dentro de un equipo, yo no le miro el pasaporte a nadie o dónde nació, lo importante es que esté adentro de Aguacateros y que el equipo alcance sus metas. Para mí lo trascendental, cuando dirijo un equipo profesional, es dar posibilidades compartidas y distribuir las responsabilidades para que, quien está mejor, tome las responsabilidades importantes. A mí me tocó tener el año pasado un equipo con jugadores en la media cancha de 18, 19 y 20 años y jugamos un torneo internacional. Después, si son nacionales o mayores o extranjeros, lo más importante es que estén preparados para darles cosas al equipo”.

P: Entonces cuéntame un poco sobre lo siguiente. Cuando se anuncia que Lucio viene al equipo, se habla de una bomba mundialista que estuvo bajo las órdenes de ‘Oveja’ este verano. ¿Qué responsabilidad cae en él, el de una súper estrella o se reparte con los demás?

NC: “Para mí, Lucio es una gran incorporación para Aguacateros y la LNBP porque de eso se nutren las competencias, de jugadores con buen pasado. Viene de jugar dos años en la ACB, de ser subcampeón del mundo con un equipo argentino, por lo que jugadores como él jerarquizan la competencia. Sin embargo, el tratamiento para él es como el de cualquiera. Él no es una súper estrella en nuestro equipo, él es Lucio Redivo y tiene responsabilidades y hay momentos en que cometerá errores, pero también otros en que el equipo confiará en él porque tiene ciertas especialidades que realiza muy bien. Para nosotros es un jugador de mucho trabajo, que tiene cualidades para ser desequilibrante por momentos y confiamos en que es un jugador que puede darnos un valioso aporte. Para él también es una nueva competencia y un nuevo país, mas no le quita el gran entusiasmo que ha aportado al conjunto. Nos dedicamos a ver por el trabajo en equipo más allá de los nombres, de lo que han jugado o la competencia de donde vienen. Estoy viendo que ese compromiso lo estamos logrando a pesar de la diferencia de nacionalidades y las distintas ligas de donde provienen”.

P: Para cerrar, hablemos de la parte argentina. Cuando se llega a la final del Mundial -y la manera en que se logra-, ¿qué recuerdos vienen a ti de concentraciones, jugadores o algo especial al clasificarse para enfrentar a España, porque tú fuiste de una manera u otra parte de este proceso?

NC: “Lo que destaco y el orgullo más grande que me representa es que Argentina haya estado entre los mejores del mundo. Sin duda fue uno de los mejores campeonatos de la historia del basquetbol argentino y no solamente por los resultados en sí, sino por el proceso. Mucho se habló del recambio generacional, de la diferencia y la dificultad que iba a ser volver a competir entre los mejores y Argentina, a pesar de enfrentarse a un gran cambio generacional, volvimos a estar -y lo digo así porque me siento parte de haber estado tantos años con la Selección y por ser hombre de basquetbol argentino- entre los mejores y eso habla de un modelo de valores de trabajo de la Selección Argentina, especialmente del grado de compromiso del jugador argentino con la Albiceleste. Además, deja ver sobre el trabajo fuera de la cancha que ha sido esencial para acomodarlo todo. Todo ve por que el jugador solo se concentre en entrenar y pensar en sus trabajos, entrenamiento y alimentación”.

“Hace muchos años que se viene trabajando para mejorar el modelo de entrenamiento del jugador argentino; no solo de la Selección Mayor, sino de los menores y principalmente en los clubes. El modelo de trabajo en los clubes hace que la Selección se nutra de jugadores que puedan entrar al juego y brindar. Existe ya una línea de trabajo y valores y eso es lo que ha destacado a Argentina para poder estar nuevamente en ese lugar privilegiado. Para mí es un orgullo inmenso y sin duda hay mucho más por hacer y creo que todavía hay muchos aspectos por mejorar. No creo que el trabajo esté hecho, aunque seamos subcampeones del mundo”.

Foto: Aguacateros de Michoacán.

P: (CONTINUACIÓN DE LA ANTERIOR)

NC: “Eso me toca estando en Argentina, pero, estando acá, también tengo el mismo pensamiento. Si me toca entrenar a un Omar de Haro, yo pienso que él tiene que trabajar para llegar a la Selección Mexicana. Lo mismo es con Jorge Camacho que hoy es parte de ella. Uno en el club debe trabajar para que esos jugadores mejoren sus hábitos, se desarrollen y, entonces, cuando lleguen a representar a México, tengan un aporte. Esa es la mirada que tenemos todos. Ahora me toca colaborar para que posibles jugadores de la Selección Mexicana se desarrollen y se inserten”.

P: Viéndolo desde ese punto de vista, ¿qué tan importante se vuelven las elecciones del próximo 19 de diciembre para continuar con el proceso de la CABB y que no vengan de vuelta los fantasmas de la corrupción? Agregando el apoyo que se ha tenido por parte de ‘Manu’, Sergio, Facu, Nocioni y otros que se han pronunciado a favor de Susbielles.

NC: “Lo importante es que la Selección Argentina siga su avance, que siga creciendo, que la Federación siga evolucionando, que no volvamos a los viejos inconvenientes que hubo y que fueron reconocidos para el retroceso del baloncesto argentino. Mucho se trabajó para cambiar, para mejorar y para que tengamos este presente que es bueno y que es claro con un equipo que está entre los mejores. Es muy importante que se guíe sobre el camino de la evolución y que no se vuelva a los errores de la historia. (Esperemos) que la nueva gestión -que se mantenga la que está trabajando ahora- que no vuelva a repetir lo de otros años porque sería gravísimo de que nos olvidemos del pasado para cometer pifias del basquetbol argentino que ya hemos vivido”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .