🎙️🇨🇱 LAS CONFESIONES DEL PROFESOR JORGE VALENCIA: EL JUGADOR MÁS LONGEVO DE LA LNB CHILENA

Por José Miguel González (@14coto)

Un recuento de la carrera del pívot del CEB Puerto Montt junto a su protagonista, quien a sus 42 años sigue jugando en la máxima categoría de Chile. Maestro de educación física, multicampeón de Dimayor y Liga Nacional, el “Leoncito” no solo se preocupa de la naranja: está feliz con su primer hijo.

IMG_2826
Jorge Valencia en el Gimnasio Municipal de Puerto Montt (Foto: José Miguel González)

Jorge Valencia (11 de noviembre de 1977) tiene 42 años y en 28 de ellos ha jugado básquetbol. El pívot del CEB Puerto Montt es multicampeón de Dimayor y de su sucesor, la actual LNB. Es el jugador de más edad en la temporada y aunque sigue anotando puntos y boteando la naranja, vive otra etapa de su vida: es profesor y papá. Lo primero lo estudió en la Universidad de Concepción, su primer club, su primera oportunidad; y lo segundo (y más importante) lo viene aprendiendo desde que hace cuatro meses nació su primogénito.

El “Leoncito” Valencia está feliz. Se le nota calmado pese a dormir poco: “todos los clichés sobre los papás son verdad”, dice riendo minutos antes de una sesión de análisis de video y posterior entrenamiento en el Gimnasio Municipal de Puerto Montt, el 18 de octubre pasado, en la entrevista que tuvo con Cancha Latina y que aquí se reproduce.

¿Cómo te toma esta nueva temporada? “Volviendo al primer nivel del básquetbol, después de un buen paso por la Segunda División, por la Liga Saesa, donde tuvimos títulos, jugamos una final y mantuvieron un grupo de gente, así que bastante ilusionado, con hartas ganas de jugar”.

¿Qué tal la vida en Puerto Montt? A esta altura ya es tu ciudad. “Bien, tengo mi familia acá, mi mujer y mi hijo. También estoy trabajando, haciendo clases a niños. Soy profesor, hago clases en un colegio enseñando básquet. Estoy contento con todo lo que ha pasado”.

¿En qué consiste tu trabajo de profesor? “Estoy en un colegio haciendo un taller de básquet. Empecé con los chicos este año y estamos empezando a participar en campeonatos, algunos partidos, así que se disfruta. Es mi vocación. Estudié en la Universidad de Concepción, donde fue mi primer equipo. No había estado haciéndolo mucho por el básquet, pero como ya tengo mis años tengo que empezar a ver esa parte. Estoy haciendo esas clases y también un curso en el Comité Olímpico de Chile, preparándome para poder dirigir”.

¿Piensas en el retiro? “Claro, si tengo 41 años jajaja. Todavía puedo jugar, pero el tiempo pasa y hay que hacer otras cosas. Mi profesión es esa”.

Viendo tu recorrido, ¿te consideras reconocido en el básquet chileno? “Se disfruta bastante, sobre todo en el sur. En Santiago, cuando jugaba en Boston College la gente no te reconoce mucho. En Santiago eres un tipo alto no más. En el sur es diferente, la gente te reconoce, te ven en la calle. Es una responsabilidad porque te ven los niños. Soy profesor y tengo que ser un ejemplo. Es bonito”.

¿De qué manera transmites ese ejemplo? “Madurando. Con los años no puedes ser el mismo loco de antes, de andar peleando, diciendo cosas, porque los niños te ven. Vienen mis alumnos con sus apoderados a ver los partidos, tengo que dar una buena imagen dentro de la cancha. Tengo que manejar eso”.

¿En el partido tomas conciencia de eso, de que te están viendo tus alumnos? “Hay que aprender a mantenerse tranquilo, porque estando muy loco tampoco ayudas. Con los años aprendes a jugar con la mente fría, porque en el último minuto puedes tener una jugada importante y tienes que tener el corazón caliente, pero la mente fría y concentrada”.

ceb leones 4
Valencia, jugando por el CEB ante Los Leones, en la actual temporada (Foto: Joaquín Pérez).

Estás haciendo el curso de coach, ¿así te proyectas después del retiro? “La vida te enseña a no proyectarte tanto, pero me estoy preparando en todo sentido: voy en el nivel 2 del curso en el Comité Olímpico, he tomado clínicas, atento a todo lo que sirva. Aparte de todo lo que ya aprendí de cada entrenador que tuve. Y trabajando, viendo para el otro año. Hice algunos reemplazos como profesor regular, pero es un poco más exigente, ya no eres solo el basquetbolista del taller. No es fácil, pero me gusta esa parte”.

¿Cuesta hacer ese cambio de mentalidad? “A mi no tanto, porque me gusta. Mi papá fue profesor, me gusta la docencia y trabajar con niños, me encanta, lo disfruto. Sea como sea se va aprendiendo de ellos”.

Volviendo a tus inicios, ¿recuerdas cuando decidiste ser basquetbolista? “Comencé jugando otros deportes, pero al comenzar a crecer me salí del fútbol y me pasé al voley y al básquet. En la enseñanza media jugaba básquet en la Universidad de Chile. En primero medio empecé con Héctor Gutiérrez, el Gran Guti, entrenador ya longevo que se retiró hace poco. Fue un gran maestro. Hasta el día de hoy lo reconozco, quizás, como el mejor entrenador que he tenido”.

¿Por qué el mejor? “Era su forma de dirigir, más que los ejercicios que podría haber hecho. Pero por su calidad humana como profesor. Uno de los que me marcó, el gran maestro. Estampaba la entrega. Sus equipos de la U. de Chile siempre fueron a defender con mucha garra. Quizás no eran tan talentosos, pero nos jugábamos la vida y dábamos pelea a cualquiera equipo”.

¿Te refleja esa actidud en la cancha? “En la cancha y en la vida. Es la que hay tener. En la Universidad de Concepción me decían el Leoncito Valencia. Fue mi primer sobrenombre. Era aguerrido, venía de la U. de Chile, era como el León, el León Azul. Más encima me gusta la U (el equipo de fútbol Universidad de Chile, apodado, entre otros, “León”), también iba por ahí”.

¿Te acuerdas de tu primer equipo, la U. de Concepción? “Fue genial, hasta el día de hoy salgo en algunas fotos, de esas típicas de clubes y uno empieza a recordar los tiempos universitarios. Fueron de los mejores años. Más en la UdeC, que me fue a buscar a mi casa. Fueron a golpear la puerta a decirme que me querían dar una beca, que me darían sueldo. Yo tenía 18 años. Era un mundo nuevo que me llegaba. Conocí lugares, fue espectacular. El equipo también era espectacular: Pato Briones, Popeye Ruiz, Roland Fritz… Salimos campeones, fue una época hermosa en una linda ciudad, donde estudiaba y jugaba”.

Cuéntame de cuando te fueron a buscar. “Vivía en Santiago y llegaron desde región a buscarme, luego de haber jugado el torneo Campioni del Domani (U 19) con la U. de Chile. No hacía muchos goles, pero defendía y ponía tapas. Le puse tapones a todos. Dijeron que tenía futuro y me fueron a buscar. Me ofrecieron de Petrox, que era el otro club de Concepción, y de la UdeC, que la elegí por ser universidad y que me becaban. Podría elegir estudiar cualquier carrera y escogí profesor de educación física. No sé si me arrepiento, pero era mi vocación, lo que me gusta hacer”.

Haciendo un recuento, ¿tienes algún momento inolvidable de tu carrera? “Mi primer llamado a la selección chilena, que fue acá en este mismo gimnasio. Tenía 17 años y me llamaron a la adulta. Fue un hito para mi. Estaba en el último año de mi educación media y me llamaron. Para mi era lo máximo”.

¿Llevas la cuenta de tus títulos? “Uuh… No exactamente. No es fácil, empecé a los 17 y tengo 41 (hoy 42). Fui campeón de Dimayor con la UdeC, mi primer título. Le ganamos la final a Colo Colo, el año 1997 (ver video). Después recuerdo de LNB con Colo Colo”.

¿Cómo compatibilizabas ser hincha de la U. de Chile de fútbol y jugar por el archirrival, Colo Colo? “Era complicado al principio. Fue difícil verme con la insignia de Colo Colo y que te esté alentando la Garra Blanca (hinchada de Colo Colo), porque en Santiago iban a vernos. Me mantenía callado y haciendo bien la pega. Es el trabajo, así que hay que hacerlo lo mejor posible”.

valencia colo colo
Valencia, en una de las finales del título que ganó Colo Colo ante Castro, el 2015.

¿Algún título que recuerdes con más cariño? “El primero con la UdeC, era joven, tenía 18 años. Tuve minutos en cancha sin que me los regalen, yo me los ganaba, me sacaba la cresta defendiendo. Cipriano Núñez me ponía a ratos, pero me sirvió mucho para aprender. Después con Colo Colo y Boston College, fue bonito. También ganar la Liga Saesa con el CEB. Fue mi primer título de la Saesa y fue bien especial”.

¿Te quedó alguna deuda pendiente en tu carrera? “Lograr más cosas a nivel internacional, que es lo que todos queremos. En Chile varios hemos ganado y al final lo que nos falta es mejorar en general, mejorar nuestro básquetbol, que, por ejemplo, no hayan deudas. Fui papá hace poquito y ando pensando en que ojalá mi hijo tengo una liga mejor donde jugar, una proyección mejor”.

¿Cuánto te cambió la vida tu primer hijo? “Me cambió harto. Estoy feliz, cansado, muerto de sueño, pero feliz”.

¿Cómo viviste ese proceso de convertirte en papá? “Es duro. Aprendes a querer más a tus padres jajaja, entendiendo lo que hicieron por mi. No es fácil despertarse en la noche, no dormir. Todo lo que te dicen, de que aproveches de dormir y todo eso, que uno no entendía, se conoce completamente. Es difícil, pero también es el gran amor. Todos los clichés que se dicen son verdad”.

¿Pones fecha para tu retiro? “No me pongo fecha. Disfruto mucho jugar, entonces por mi que no se muera nunca esto. Jugaré hasta que mi cuerpo me dé. Hasta que el equipo y la gente me sigan queriendo, voy a estar. No creo que sea hasta los 50, ni hasta los 45, sería demasiado. No creo que sea en mucho tiempo”.

¿Qué le dirías a alguien de tu edad que no se atreve a seguir jugando? “Que se puede, que está en uno, en cuidarse, en entrenar y regular su cuerpo, no mandarse a morir.  Ir mirando el carnet y se puede. Siempre se puede”.

¿En la cancha tomas resguardos por tu edad? “Sí, de hecho ya no me tiro tanto al suelo a pelear todas las pelotas. No me tiro a tratar de clavarla tanto, a saltar o ir al choque. Trato de sacar a relucir otras cositas, como un lanzamiento más lejos, un triple”.

¿Sigues siendo el Leoncito o ya eres León? “Sigo siendo un gatito. Un leoncito pequeño jajaja”.

IMG_2824
Foto: José Miguel González.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .