🇦🇷 DE OBRAS A LA NCAA: LA VIDA DE MITI FUX EN ESTADOS UNIDOS

La joven Miti Fux fue una de las argentinas que viene de hacer su primera temporada en el básquet universitario de la NCAA. La rosarina, una jugadora de proyección, pasó de jugar en Obras Basket a la Universidad Tecnológica de New Jersey, y sobre esta experiencia habló tras varios meses cumpliendo un sueño.

María Victoria Fux, Miti para quienes la conocen, terminó de atravesar una experiencia enriquecedora en lo que fue su primer año en el básquetbol universitario estadounidense. La rosarina de 1.81 metros y 19 años (nació el 18 de julio de 2000), finalmente pudo cumplir un sueño y pegó el salto a la NCAA, tras comprometerse por cuatro años con la Universidad Tecnológica de New Jersey (NJIT). Allí, tal y como lo hizo en esta temporada 2019/20, seguirá sus estudios y también jugará para el equipo de la universidad: las Highlanders.

De pasado en Obras Basket, donde militó las competencias de la órbita de la Asociación de Clubes (AdC) como lo son la #LigaFemeninaLaCaja y también la Liga de Desarrollo (con Obras también jugó en la primera del torneo Metropolitano), Fux también tiene un recorrido importante a pesar de su marcada juventud.

A nivel internacional con los seleccionados argentinos, habiendo sido por ejemplo campeona en el Sudamericano U17 del 2017 y el haberse colgado la medalla de bronca en el Premundial FIBA U18 al siguiente año. También en el 2018 representó al seleccionado nacional en los Juegos Odesur y de inmediato fue seleccionada para el Americas Team Camp desarrollado en México. Para seguir sumando kilómetros pero sobre todo experiencia, el año pasado, antes de emprender su nueva vida en Estados Unidos, fue parte del plantel U19 que jugó el Mundial de Bagkok.

Con todos estos buenos pergaminos y un marcado potencial, llegó a lo que fue su primer año universitario como freshman en NJIT. Más allá de lo deportivo, a nivel académico la institución es reconocida por su muy buen nivel y esa era una de las cosas que venía buscando la rosarina. Y en cuanto a lo geográfico se encuentra en una zona importante, en Newark (“la ciudad de los ladrillos”, la más poblada de New Jersey), a unos minutos de viaje desde Manhattan.

El equipo no tuvo una campaña buena desde los resultados ya que solamente pudo ganar 4 de los 29 partidos que disputó, no llegó lejos dentro de la Atlantic Sun de la División 1, pero hoy dejamos ese dato colectivo del equipo de lado.

Haciendo foco en la joven argentina, Miti jugó en la presente temporada un total de 29 partidos, 14 de ellos como titular, arrojando medias de 4.7 puntos, 2.6 rebotes y 0.9 asistencias por encuentro. El punto más destacado para esta primera experiencia es que, independientemente de los resultados, tuvo ese roce que tanto buscaba, promediando 17.5 minutos de promedio y sumando una rica experiencia.

Siguiendo con lo estadístico, su máxima cantidad de puntos en un mismo juego fue contra St. Francis Brooklyn, a quien le anotó 19 unidades el 26 de noviembre del 2019. Acto seguido y en un dato de color, el 3 de diciembre fue distinguida como la ASUN Freshman de la Semana (la novata más valorada de esa semana dentro de su división). Fue la sexta máxima anotadora del equipo al terminar la temporada, y en tres de todos los partidos que jugó el equipo resultó ser la goleadora de las suyas.

A continuación vivimos una distendida charla que mantuvimos con la ex jugadora de Obras en el transcurso de su temporada, que desde New Jersey habló sobre cómo fue sobrellevando la temporada a través de los cambios que se dieron en su vida, el giro que tomó su camino a nivel académico y deportivo, pero con la enorme felicidad y la convicción que la llevó hasta allí de estar viviendo ese sueño americano.

Hoy se vive una realidad donde cada vez más jóvenes jugadoras salen al exterior del país a continuar sus carreras deportivas. Obviamente cada caso tiene su variable y particularidad. ¿Cómo se dio ese primer contacto antes de tu llegada a EEUU?

“Las universidades miran en todos lados. Los torneos internacionales son ventanas bastantes grandes para todo lo que tiene que ver con universidades. No sé cómo será en los equipos profesionales, seguramente también como el caso de Flor (Chagas, que milita en el Famila Schio italiano de la Euroliga), pero los torneos internacionales son importantes en ese sentido de las universidades. También yo ya había tenido una experiencia acá, que fue cuando me empezaron a ver”

Tengo entendido que tenías varias opciones. “Sí, tenía tres ofertas de diferentes universidades. Una quedaba en Brooklyn, otra en Rodhe Island y la otra acá en New Jersey. Las tres ofrecían beca completa, que es la idea que yo tenía porque el cambio es imposible ahora. Mi plan ya era venirme a estudiar y seguir jugando acá desde el 2016, que fue la primera vez que había venido. La primera vez que vine fui a una secundaria por 6 meses, jugué a nivel de secundaria y fue una locura porque viví todo lo que se ve en las películas… lo sigo viviendo ahora también. Son dos tipos de experiencias distintas. Cuando vine la primera vez me enamoré del sistema y del nivel, así que me había puesto como objetivo el venir”

¿Costó la adaptación en lo personal? Me refiero a lo personal, a la culta, al acostumbrarte a estar lejos de casa y la familia más allá de que ya tenías un poco de cancha en ese aspecto.

“Claro, porque hace como dos años ya venía viviendo sola prácticamente, cuando estaba en Buenos Aires, y eso me dio un empujoncito. Con lo de la distancia me pasó de que ya venía lista y mentalizada, sabiendo que iba a estar lejos. Pero esto era lo que quería hacer, era mi sueño, y sé que hay que dejar cosas para cumplirlos. Cuando llegué acá a New Jersey me sorprendió todo, porque no había venido a visitar a esta universidad antes, nunca había visto la universidad, solo por fotos. En ese sentido también te digo que mis compañeras me cayeron súper bien y los entrenamientos están buenísimos. Quizá el estilo de juego es un poco distinto, que fue lo que me llevó algo de tiempo apenas llegué acá, pero afortunadamente ya me pude acostumbrar y me adapté”

¿Cómo es la parte académica? “Acá con el tema del estudio son bastante exigentes, pero es algo que lo puedo llevar. Tratar de hacer las dos cosas (estudiar y jugar) es bastante difícil en ese sentido”

Contame un día normal tuyo. “Hay días que empiezo las clases a las 8:30, a las 10 entreno hasta las 13 que termino, después tengo clases de nuevo, luego pesas, y después otras dos clases más. Termino muerta (risas). Hay días como hoy que no tengo la clase de la mañana, pero entreno y tengo solamente una clase más. Después durante la semana tengo que cumplir 6 horas de estudio en un salón, entonces como que tengo que ir a completar esas horas de estudio también”

¿Fines de semana? “Los fines de semana no tenemos que hacer salas de estudio, pero entrenamos casi siempre y bastante. La realidad es que es como un día más”

¿Y a nivel deportivo? ¿Cómo es lo que te está pasando y el cambio? “La verdad es que el nivel de las universidades que nos enfrentamos acá es diferente al de Argentina, superior. Todas las pivotes son muchísimos más altas que yo, entre 5 y 10 centímetros más, y juegan bien; y todas las aleras mismas juegan bien. Es como si agarraras a las 20 mejores jugadoras de Argentina y las pusieras en todos los equipos. Entonces pasa que quizá no conocés el equipo contra el que te vas a enfrentar pero son buenas, sabés que son buenas de verdad. Y la verdad es que a mí me costó mucho al principio, porque allá yo estaba algo más acostumbrada, me conocía a todas y medianamente sabés quiénes son las mejores de cada equipo, pero acá no podés pensar que tal la podés defender más y a esta otra no tanto!

No te podés descuidar de ninguna porque en cuanto lo hacés te mata a puntos, son todas peligrosas.
“Tal cual, es así. Y eso está buenísimo”

¿Y cuánto te sirvió eso para desarrollarte más en lo personal? “Muchísimo, porque te hace tener otra preparación y te obliga a estar alerta siempre. Yo aprendí y estoy aprendiendo muchísimo acá con este nivel de básquet. También me dio muchísima más confianza para jugar contra jugadoras más grandes que yo”

Lo hiciste bien en este primer año más allá de que los resultados no las han acompañado como equipo.
“Eso no lo sé muy bien (risas). Uno de los principales factores por los que vine a este equipo es para poder ganar experiencia rápido, poder entrar a la cancha, jugar, tener minutos y poder desarrollarme en los pocos partidos que jugué. Entrenamos miles de horas, son 20 horas semanales durante toda la temporada, o sea que son 2 horas y media por día de cancha más pesas, más todas las clases. Como que de a poco toda esa exigencia te va formando, y para mí es una experiencia que me está haciendo crecer mucho y lo que vine a buscar. Para serte sincera, como jugadora me siento mucho mejor desde que me vine. Nunca paré a verlo desde otra perspectiva porque no me quiero relajar, mientras mejor lo haga obviamente que será importante para mi desarrollo”

Como lo dijiste antes, soñado. “Sí, y no solo mi sueño sino también el de millones de jugadoras que hay, incluso en Estados Unidos, es poder estar haciendo lo que hago. Esto es jugar en el mejor nivel del mundo y poder estudiar, eso es lo que vine a buscar. Tengo una felicidad muy grande, porque en lo personal pude concretar uno de los objetivos que venía soñando desde hace unos años y que quería para mi carrera. Poder jugar no solamente en una de las ligas de mayor nivel en el mundo sino que en la mejor, y a eso poder sumarle toda la parte académica para mi formación, es una combinación perfecta. Como jugadoras creo que todas soñamos con esto”

¿Tenés pensado qué vas a estudiar? “Todavía no me decidí bien pero la carrera en la que creo que voy a recibirme se llama Ciencia, Tecnología y Sociedad. Hay muchas ramas en las que se puede dirigir esto, pero principalmente estoy viendo si voy por el lado de Ciberpsicología”

Vos trabajaste para llegar a esto, hubo todo un esfuerzo de tu parte y hoy estás viviendo esta enorme posibilidad, pero a nivel general también es cierto que en los últimos años varias jugadoras han emigrado a ligas del exterior. Te pregunto básicamente cómo ves ese exilio que quizá antes no se daba de forma tan habitual como sí pasa ahora.

“Uno de los puntos principales por los que pasa, o por lo menos en mi caso fue así, es que ya esté la posibilidad desde cero. Me parece que ese es el principal motivo, el querer y buscarlo, trabajar para eso, que fue lo que pasó prácticamente conmigo. Hoy también si querés irte a jugar afuera, vas a hablar con una agencia y por esos contactos podés conseguir algún equipo en el exterior, lo que hace años no sucedía o por lo menos no pasaba con la frecuencia de ahora. Me parece que está mucho en las ganas de cada jugadora también. Hoy una competencia que dure todo el año es muy importante, porque te preparás para eso constantemente, porque tenés que rendir a ese alto nivel en todo ese tiempo. Por eso la iniciativa de extender la Liga Femenina en Argentina es muy interesante y va a ayudar a todas las chicas. Eso te obliga a prepararte y estar en un buen nivel siempre, yo cuando vine para acá lo hice buscando eso también, ese es el crecimiento al que apuntaba”

Y en correlación a ese nivel, llevado a los torneos y ligas que hay en Argentina, ¿qué ves?
“Hoy tenés la Liga Metropolitana, con un buen nivel en la parte final donde llegan los mejores del torneo; después la Liga Femenina viene teniendo un muy buen nivel en estos años más allá de que en el último tiempo se habían reducido los equipos… ahora por suerte volvieron a sumarse. La LFB siempre ha tenido un nivel bueno, creciendo con en cada año, es el mayor nivel de Argentina y el más competitivo. Eso también pasa con la Liga de Desarrollo, donde si pensas por ejemplo en el Final 4 te vas a encontrar verdaderamente con las mejores jugadoras jóvenes de Argentina, ya termina siendo un gran nivel de básquet. A mí me sirvió y a todas las chicas también les sirve de muchísima experiencia, porque es un nivel que se parece más al que hoy estoy viviendo acá en Estados Unidos”

¿Y respecto a ese salto definitivo al profesionalismo?
. Yo creo que en Argentina no podés tener otro pensamiento de que si querés jugar a nivel profesional tenés que irte afuera, siempre y cuando no sea dentro de la Liga Femenina. Como te decía, sabiendo que el nivel de la Liga Femenina es muy buena y viendo cómo va creciendo a medida que pasan los años, no sé decirte qué pasará a futuro, pero sí creo que viene por un buen camino dentro de esa búsqueda. Va a seguir creciendo y mucho también por las iniciativas de la CABB en el interior y a través de los planes de desarrollo. Cada vez hay más jugadoras que están con el nivel para irse al exterior a jugar.

Ampliando la base de jugadoras, desarrollándolas, sumando equipos, proyectando a una liga que dure todo el año… cosas que se analizan en el proceso. Si ese nivel de instancias decisivas que decís lo extendemos en equipos y duración de calendario, ¿cuánta diferencia habría a lo que estás viviendo hoy allá?
“Sin dudas que sería un muy buen nivel, pero las formas y el estilo de juego son cosas distintas. Tendrías jugadoras en competencia constantemente, lo cual es importante para seguir desarrollándolas, y al hacerlo en un alto nivel las llevaría a que los entrenamientos sean distintos y que todo el básquet femenino se capacite mucho más en todos sus estamentos, desde jugadoras pero también desde la forma de entrenarse, de cuidarse, de prepararse… abarcando a todos los que están y trabajan dentro del básquet femenino de Argentina. Al subir ese nivel, es como si todo se potenciara para ese cambio enorme”

Texto: Lucas Leiva / Prensa AdC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .