🎙️🇨🇴 HANSEL ATENCIA: EL PEQUEÑO GIGANTE DE SANTANDER

Por José Miguel González (@14Coto)

Con sus 1,80 metros y una gran habilidad para asistir, conducir y meterse entre los rivales, el seleccionado colombiano, el armador del quinteto cafetero, vivió días fríos en Islandia, disfrutando su primer año como basquetbolista profesional. De todo habló con Cancha Latina.

hansel seleccion

El hielo y las montañas pasaron a adornar sus tardes. De lejos pensaba en el calor de su natal Barrancabermeja, donde el río Magdalena baña la ciudad del departamento de Santander, en Colombia. Pero él, sin importar, estaba en la fría Islandia cumpliendo su sueño. El joven Hansel Atencia añoró vivir del básquetbol y tras forjarse en Estados Unidos, el base de 1,80 metros y 22 años (24 de mayo de 1997), lo cumplió.

Orgulloso embajador de su tierra, el hábil jugador acaba de terminar su primera temporada como basquetbolista profesional. Un armador y talentoso asistidor, que destacó en tierra de gigantes y vikingos. Atencia firmó hace nueves meses con el Thor AK Akureyri para competir en la Primera División del básquet islandés. Luego de 21 partidos, el torneo debió llegar a su fin por la pandemia del coronavirus. Su equipo finalizó penúltimo, con 15 derrotas y seis victorias. Pero el santandereano destacó. Fue una de las figuras: el décimo mejor asistidor de toda la liga, con un promedio de 5,6 por partido. Hoy, tras finalizar el campeonato, pasa sus días de vuelta en Colombia.

El puesto que Atencia consiguió en el básquet europeo no llegó de la noche a la mañana. Años de esfuerzo y una juventud brillante que lo llevaron a Estados Unidos fueron transformándolo en el jugador que hoy disfruta su selección. También la obligación de salir de su propio país si quería surgir en el deporte que ama. “No se puede ser profesional allá. Lastimosamente no tenemos una liga que valga la pena. El nivel del baloncesto colombiano es bueno, pero no hay una liga que lo respalde”, dice el base a Cancha Latina. Y explica: “Solo dura tres meses. No nos garantiza nada como deportistas. Si la última opción era estar en Colombia, creo que no estaría jugando”.

¿Qué le falta al básquet colombiano para consolidarse? “Tenemos mucho nivel en las ramas masculina y femenina, pero es muy difícil hacer algo. Podemos traer a los mejores jugadores del mundo, pero sin apoyo, sin una federación organizada, no se va a poder ir a más. El nivel y el talento están, tenemos jugadores en Estados Unidos y en Europa, en el país hay mucho talento nuevo saliendo, pero si no se apoya, ahí vamos a quedar y no podremos seguir creciendo como deporte”, señala Hansel.

UN CAMINO SOÑADO. Atencia disfruta de su presente en el básquetbol europeo y el apetito se le abrió para conseguir más sueños. Pero lo que vive actualmente se fue forjando con años de tierra y pasión personal. Desde su natal Barrancabermeja hasta debutar junto a Búcaros de Bucaramanga, a 114 kilómetros de su casa, en la ciudad capital del departamento de Santander, el año 2012, cuando solo tenía 16 años.

Para la temporada 2014-2015 dio el salto más importante de su vida, hasta ese momento. “Desde pequeño siempre tuve el sueño de irme a Estados Unidos a jugar”, cuenta Atencia. Mountain Mission High School le abrió las puertas. Después de jugar un año colegial y de vivir una temporada en la NCAA con Liberty University, terminó recalando en The Master’s, donde pasó sus últimos tres años en Norteamérica, brillando en la NAIA. En su último año promedió 17,5 puntos, 3,2 rebotes y 5,3 asistencias en 33 partidos.

Y pese a que siempre soñó con el básquetbol profesional, se decidió definitivamente a perseguir su anhelo en los últimos dos años de su vida universitaria. “Después de estar cuatro años jugando en college, el nivel que se logra es importante. Fue en los dos últimos años cuando decidí seguir a un nivel profesional. También jugando con la Selección, donde me di cuenta que sí podía jugar a un nivel más alto”, explica el santandereano, quien fue escogido dentro del segundo equipo All-American de la primera división de la NAIA.

atencia masters
Tres años estuvo Atencia en The Master’s University, de la NAIA estadounidense.

En Estados Unidos fue donde Hansel forjó su estilo de juego. Un aguerrido talento que debió compensar su altura con habilidad, rapidez y destreza. “El tiro exterior, la rapidez y la lectura de juego me ayudan a compensar la estatura que no tengo”.

Y por si el talento natural, ejercitado durante años, no fuera suficiente, el colombiano Atencia tiene claro que también es cuestión de actitud. “El talento latino está ahí. La garra, luchar cada balón, todo eso no se olvida. Son las raíces con las que empecé jugando y las llevaré toda la vida. Los entrenadores también ven eso. La actitud es parte del juego del baloncesto”, comenta el base titular de la selección colombiana.

LA TIERRA DE HIELO Y FUEGO. Luego de finalizar en The Master’s, a Hansel le llegó la oportunidad de su vida. Otra vez, hasta ese momento. Al colombiano lo llamaron del Thor AK Akureyri y él respondió encantado. Eso sí, sabía que allá le esperaría un frío mundo, distinto al calor de su país. Islandia, la tierra de hielo y fuego, era el destino.

“Es muy diferente el clima. También el idioma, aunque igual hablan inglés, pero la cultura es distinta. Queda muy lejos de Colombia, pero voy por el básquet. El nivel allá es bueno, me está ayudando y estoy disfrutando al máximo esta primera temporada”, comenta Atencia. Y añade: “Estuve en Virginia, que también es frío, pero como Islandia no creo que haya otro país. Pero fuera del clima, los paisajes son hermosos; es un país increíble. No creo que me adapte nunca al frío”.

En su primer año como profesional, el base cafetero promedió 18,6 puntos y 5,6 asistencias por partido. Líder absoluto dentro de un equipo que no pudo meterse en los primeros puestos, pero que tuvo a Hansel como su estrella.

“Es distinto a lo vivido antes. En Europa se juega a un nivel más físico. Los árbitros dejan jugar, es más táctico, de cinco contra cinco y no tanto del uno contra uno que se ve en Estados Unidos. Me ha servido para usar esas enseñanzas”, cuenta el armador.

Aunque recién terminó su primera temporada en Europa, Hansel también piensa en grande. Nunca se olvida del sueño de querer llegar a la NBA. “Pero si no se puede, me gustaría jugar en España. Sueño estar en un futuro en la Liga ACB. Y si no, hay muchas ligas buenas como la de Francia o Italia. Debo ir paso a paso, tener paciencia y confiar en lo que uno tiene. Que el talento hable por si solo y ojalá poder dar un salto a esas ligas”, anhela Atencia. ¿Su talento habla por si solo? “Yo creo que sí”, responde con risa nerviosa. “Gracias a Dios me está yendo bien y debo seguir enfocado en lo mío”.

COLOMBIANO DE SELECCIÓN. Hansel Atencia ya es un nombre fijo en la selección de Colombia. El armador tiene un puesto asegurado entre los cinco de arranque y es uno de los jugadores más observados por el fanático cafetero. Un orgulloso embajador del baloncesto de su país.

Desde chico que integra selecciones juveniles. Disputó sudamericanos y torneos de Centro América y el Caribe. Siempre destacando, conformando quintetos ideales o liderando a su equipo. También jugo la Copa América de 2017, en la primera participación de Colombia en el torneo.

Atencia estuvo presente en la primera ventana de las actuales Clasificatorias rumbo a la Copa América 2021. Ante Chile, el base fue la figura en el triunfo como visitante de la primera fecha, pero poco pudo hacer cuando la Roja se tomó revancha en Colombia, con un marcador de mayor distancia que les da ventaja en caso de un posible desempate.

Aún así, el armador confía en el grupo formado por su selección. “Tenemos un grupo muy bueno. Logramos juntar piezas fundamentales. Sabemos lo que hacemos. El tiempo de preparación en estas ventanas es corto, pero es así para todos”, dice Hansel.

El jugador del básquet europeo sabe el rol que debe llevar en Colombia. “Me siento excelente, con ritmo de juego. El nivel en Islandia es bueno. Me va a ayudar con la selección. Tengo más experiencia que hace dos años, todo servirá. Me siento muy bien y en buena forma”, explica el nuevo ídolo colombiano.

Hansel Atencia, un talento nacido en Barrancabermeja, descubierto en Bucaramanga, pulido en Estados Unidos y que brilla en Islandia, es un ejemplo a seguir. “A los chicos decirle que sigan dándole. Que busquen integrar una selección para que los vean más personas de Sudamérica o a nivel mundial. Que sigan entrenando y de ahí, salir de Colombia”, motiva a los menores.

Un talentoso armador, de voz pausada y eléctricas jugadas dentro de la cancha. Un ejemplo y el futuro del básquetbol colombiano. A sus recién 22 años, Hansel Atencia es la representación de un sueño hecho realidad.

hansel atencia
Atencia jugando en Islandia.

*Las declaraciones de Hansel Atencia que aparecen en el texto se las dio a Cancha Latina
en Valdivia, en la previa al duelo entre Chile y Colombia por la primera fecha de las Clasificatorias rumbo a la Americup 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .