🇦🇷 INDEPENDIENTE DE GENERAL PICO Y SU TÍTULO DE LA LIGA NACIONAL EN LA TEMPORADA 1994-95

En esta nueva sección nos adentramos en conocer un poco más a los campeones que tiene nuestra competencia. En la entrega número cinco, Independiente de General Pico, que se llevaría el título de la temporada 1994-95. El recuerdo de la final, anécdotas y testimonios en las voces de sus protagonistas.

En esta nueva sección nos adentramos en conocer un poco más a los campeones que tiene nuestra competencia. En la entrega número cinco, Independiente de General Pico, que se llevaría el título de la temporada 1994-95. El recuerdo de la final, anécdotas y testimonios en las voces de sus protagonistas.

Independiente de General Pico obtendría el título de La Liga Nacional en la temporada 1994-95. Antes de hablar de la tan anhelada conquista, hay que saber que el equipo dirigido por Mario Guzmán llegaba a su segunda final en su corta vida en la máxima categoría.

En su primera temporada (1993-94) en la elite del básquet argentino sería subcampeón ante Peñarol, donde se encontraba Esteban De La Fuente, quien luego se sumaría a las filas del conjunto pampeano. “Ese año el equipo que  más preocupación nos generaba era Independiente, había encontrado una química muy buena, tenía una gran pareja de extranjeros y cada uno de los jugadores nacionales de ese plantel encontró su lugar y pudieron explotar. Era temible de enfrentar. Indpendiente sufrió la baja de uno de los extranjeros en la final y pudimos aprovecharlo pero ningún partido fue fácil”, recuerda De La Fuente. 

La década del 90 marcaría una etapa gloriosa para Independiente, que sería uno de los rivales a temer en la competencia por aquellos años. El orgullo de La Pampa.

En la temporada 1994-95 llegaría el jugador franquicia, Esteban De La Fuente, a reforzar el plantel, que contaría con una buena dupla de extranjeros (Malru Dottin y Melvin Johnson), con Facundo Sucatzky en la conducción y con un conjunto de nacionales que cumplirían cada uno bien su rol.

“Yo fui el único recambio nacional y un extranjero nuevo. Estaba yendo al equipo que le había ganado. Todos tenían que reafirmar lo que habían hecho la temporada pasada. Era una presión grandísima para todos. La Liga sufrió la modificación a los cuatro cuartos de 12 minutos, era mucho más desgaste el que íbamos a sufrir. Sentíamos una presión, que está bueno sentirla, te mantiene alerta. Creo que nunca hablabamos de salir campeón, con el correr de los partidos fuimos ganando confianza y a medida que vas avanzando lo ves ahí”, cuenta Esteban De La Fuente. 

“Queríamos salir campeones porque sabíamos que había venido el mejor jugador del país. Nosotros teníamos una forma de jugar, correr la cancha. Esteban (De La Fuente) vino con una complicación en Tendón de Aquiles, con el cuerpo médico y nuestra ayuda lo fuimos metiendo adentro de la estructura y después el juego empezó a fluir. Estaba toda la provincia atrás. Venían de los campos de alrededor, de todos lados. Nos costó un poco cuando empezamos a adquirir trascendencia porque a veces no podíamos ni salir a la calle”, recuerda otro de los protagonistas, Jorge “Chino” Zulberti.

Facundo Sucatzky, líder histórico en asistencias de La Liga Nacional y una de las  piezas fundamentales en aquel Independiente de Pico campeón, recuerda: “El equipo ya sabía para qué y a qué jugaba. Se incoporó una persona que nunca fue egoísta y hacía jugar a todo el mundo. Aprendí muchísimo de qué hacer para ganar, eso me lo enseñó el Cabezón (De La Fuente). Fui aprendiendo a jugar en diferentes facetas y de diferentes maneras. En todo esto tenía que ver Mario Guzmán también. La gente le ponía mucha pasión. Tengo un montón de gente querida en Pico. La magnitud era muy grande, toda la provincia estaba atrás. Nosotros nunca nos pusimos presión por nada, supimos aprovechar los momentos”.

Jugaron once partidos de playoffs y ganaron diez. Independiente superaría a Ferro en Cuartos de Final por 3 a 0 y a Boca en Semifinales también por el mismo resultado En la última instancia lo esperaría Olimpia de Venado Tuerto, equipo que había llegado a esa final de la mano de Horacio Seguí tras eliminar a Atenas en un quinto juego en Córdoba.

“Sabía que la ganaba cuando llegamos a Cuartos, que no íbamos a perder, pero no por subestimar al contrario, sino porque estábamos bien. Obviamente mucho mérito de Mario (Guzmán) también. Llegamos afilados a la parte más importante que tiene La Liga. La misma sensación que tuve con Peñarol, sabía que no iba a perderla”, palabras de Esteban De La Fuente.

“Pareciera que fue fácil pero tuvimos partidos, como  el segundo juego en Pico, que ganamos por cuatro, y que fue realmente complicado. Sentía dentro de la cancha que no podíamos perder el campeonato. Enfrente estaba Campana, Uranga, Montecchia, Tourn, Victoriano. Teníamos una mentalidad ganadora tremenda”, sostiene “Chino” Zulberti.

El conjunto de Mario Guzmán hizo valer su localía y se llevó los dos primeros partidos por 124 a 117 y 88 a 84. En ese primer encuentro en General Pico, Zulberti aportó 35 puntos, mientras que De La Fuente sumó 29. En el segundo fue clave la figura de Melvin Johnson.

Ya en Venado Tuerto, Olimpia se adueñó del tercer duelo por 107 a 93. El cuarto fue a suplementario (tras haber igualado en 97) y el partido terminó 108 a 107 con un doble de De La Fuente para que Independiente se adelante 3 a 1 en la serie. El conjunto pampeano se quedaría con el título en su casa, tras vencer a Olimpia por 130 a 111. “Estaba por terminar el segundo cuarto en el quinto partido, y antes de irnos a los vestuarios, Olimpia saca una pelota larga y Facundo (Sucatzky) la roba y la clava. Nos convenció de lo que había que hacer”, recuerda De La Fuente.

Zulberti también rememora aquella serie y el quinto juego donde se consagrarían campeones: “Fuimos a concentrar a un hotel fuera de Pico. En ese partido estaba tan concentrado que no recuerdo más que el rectángulo de juego, mis compañeros y los rivales. Creo que recién sobre el final empecé a mirar a los costados y a ubicar a nuestros afectos. Era como estar en una nube”.

Independiente de General Pico sería otro de los equipos que dejaría su huella imborrable en nuestra Liga Nacional. Hoy en este informe y en este 2020, donde se cumplirán 25 años de aquel título logrado y 100 años de la fundación del club, lo recordamos.

Texto: Noelia Ortmann / La Liga Contenidos
Fotos:
La Liga Contenidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .