🇲🇽 DE INDONESIA A FRESNILLO, EL NUEVO RECORRIDO PARA DIOR LOWHORN

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

Empezar tu carrera en los Estados Unidos te hace soñar con la NBA. Muchos han creído a lo largo del tiempo que el estar en la NCAA te tiene a un paso de llegar a la liga más importante del mundo, sin embargo, muy pocas historias logran terminar en esa dirección. Una de las más recientes con la que nos hemos encontrado en el básquetbol de América Latina es la de Dior Lowhorn, quien a su país natal lo ha dejado por enamorar al público del emergente básquetbol de Asia.

Empezar tu carrera en los Estados Unidos te hace soñar con la NBA. Muchos han creído a lo largo del tiempo que el estar en la NCAA te tiene a un paso de llegar a la liga más importante del mundo, sin embargo, muy pocas historias logran terminar en esa dirección. Una de las más recientes con la que nos hemos encontrado en el básquetbol de América Latina es la de Dior Lowhorn, quien a su país natal lo ha dejado por enamorar al público del emergente básquetbol de Asia.

Oriundo de San Francisco, California, Lowhorn creció rodeado de baloncesto y siendo el artífice de sus mejores historias en este deporte. Sus inicios estuvieron en el béisbol, pero, a como fue creciendo, se acercó a la disciplina que hoy disfruta y que lo ha galardonado desde sus días de preparatoria con nombramientos a mejor jugador del año y títulos históricos con Berkeley High School como el de 2005 después de que la institución no ganaba desde hace 27 años.

Foto: MainBasket

Su entonces entrenador Mike Gragnani lo llamaba su pieza estelar y el mejor trabajador del estado y a veces hasta del país, por lo que las ofertas universitarias no se hicieron de esperar. El primer año de inmediato pudo asistir a Texas Tech bajo el comando del coach Bobby Knight, pero al siguiente se transfirió a University of San Francisco, donde pasó el resto de su andar colegial. Con los Dons jugó tres ciclos, igualmente de exitosos a nivel individual, registrando en su cartel tres inclusiones al primer equipo de la West Coast Conference y el alcance más rápido de mil puntos en la historia de la universidad por delante de la hazaña de Bill Russell.

A primera vista, sin duda se pensaría que el camino tenía al final una llave para entrar a la NBA. Pero la vida tuvo otros planes para él.

Los equipos de Portland, Sacramento y Golden State lo invitaron a entrenamientos previos al draft para demostrar su nivel, mas ello no fue suficiente para quedarse con ninguno y tampoco logró ser seleccionado en 2010. Así, el ala-pívot tuvo que abrir sus fronteras y llevó su poderío a Bélgica para comenzar su carrera profesional con los Leuven Bears, donde solo estuvo un año antes de comenzar a trotar por el resto de Europa en países como Eslovaquia y Ucrania. Más adelante probó en Sudamérica con Gaiteros de Zulia en la LPB y, sin tiempo que perder, volvió al otro lado del océano, pero esta vez para conquistar Asia.

Foto: MainBasket

Su primera parada fue Vietnam; el Saigon Heat nació en 2011 como el conjunto de lanza del país para jugar en la ASEAN Basketball League. Lowhorn fue parte de la segunda generación de integrantes de esta institución y al final de la temporada se contrató en Filipinas, donde fue observado para más tarde ficharse con el Wydad Casablanca de Marruecos. De ahí repitió cambio para probarse en Japón y Singapur, además de un retorno breve a la liga filipina previo a su debut en Argentina con La Unión de Formosa.

Bajo los colores azules solo pudo estar 19 días debido al nacimiento de su primer hijo. Esto provocó el buscarse un espacio en una competición que conociera y respetara su juego, por lo que Filipinas fue la mejor opción y, tras defender al Barangay Ginebra y a NorthPort Batang Pier, su nueva casa se aseguró con los Rain or Shine Elasto Painters.

Igualmente, su periodo ahí fue de no más de un año y entonces vino otra nación al quite: Indonesia. En uno de los baloncestos más estables del continente y con la economía para ir creciendo como uno de los torneos importantes de la región, el ahora estadounidense de 33 años de edad volvió a encontrar su mejor presentación.

Foto: MainBasket

Detrás de 22.8 puntos por partido, 11.5 rebotes y 1.4 asistencias con el Satria Muda Pertamina de Yakarta, Lowhorn supo que ese combinado era suyo para quedarse, por lo que, en su segundo año, con números más altos de 23.8 unidades, 12.2 tablas y la misma media de pases al aro, se coronó campeón de la Indonesian Basketball League, además de que fue elegido en dos ocasiones para el Juego de Estrellas.

Su tercer año se decantó en ser traspasado al Pelita Jaya en la misma ciudad capital y, antes de que la competición fuera detenida por la crisis sanitaria, su modo de juego estaba otra vez entre los mejores del certamen con 28.3 puntos por enfrentamiento, 13.5 rebotes, 1.1 bloqueos y 1.2 regalos al compañero.

Bajo ese resumen, Plateros de Fresnillo ha decidido firmar su carta para unirlo a su plantel de la temporada 2020 de la LNBP, que se estará jugando entre los meses de septiembre y diciembre. Lowhorn, de esta manera, se convierte en el cuarto foráneo de la quinteta de Xavier Aponte, quien ya había llamado a los argentinos Diego Figueredo, Alejandro Díez y Alexis Elsener.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .