🇲🇽🇦🇷 NICOLÁS CASALÁNGUIDA: “HAY UN TRABAJO MUY FINO DE LA COMPETENCIA PARA EVITAR CONTAGIOS”

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

Los equipos de la LNBP comienzan a completarse y a estar concentrados para la temporada. A 30 días del arranque de la que debería celebrar de manera magnánima el vigésimo aniversario de la competición, escuadras como la de Aguacateros de Michoacán ya han empezado los trabajos de preparación para enfrentar un atípico curso.

Los equipos de la LNBP comienzan a completarse y a estar concentrados para la temporada. A 30 días del arranque de la que debería celebrar de manera magnánima el vigésimo aniversario de la competición, escuadras como la de Aguacateros de Michoacán ya han empezado los trabajos de preparación para enfrentar un atípico curso.

El 31 de julio, Nicolás Casalánguida arribó a tierras aztecas y desde entonces se ha mantenido en aislamiento preventivo para evitar cualquier riesgo de contagio. El entrenador ya conoce del arribo de varios de sus jugadores y esta semana tendrá a su equipo completo, por lo que solo falta hacer la primera prueba grupal de COVID para poder comenzar las labores completas de cara al primer juego del año ante Astros de Jalisco.

Foto: Aguacateros de Michoacán

A diferencia de la tan hablada burbuja de la NBA, la Liga Nacional de Baloncesto Profesional en México ha creado un sistema distinto a ella. En primera instancia, las burbujas serán manejadas por cada franquicia con concentraciones en hoteles específicos y únicos traslados correspondientes a las actividades de los equipos, además, para mantener un control, cada protagonista contará con un reloj inteligente que tendrá actualizado al equipo como la liga de sus estados de salud.

“La liga de México ha proporcionado ciertos requisitos y protocolos que implican desde el momento previo de salida y llegada de jugadores y miembros del staff. Si bien estamos cumpliendo los 10 días, también hemos comenzado a hacer trabajos individuales y de grupos reducidos como la liga indica”, comentó Casalánguida hoy en entrevista con UCU Web. “La liga te pide -de manera obligatoria- 72 horas de aislamiento para los jugadores y una serie de requisitos bastante amplia. Hay un trabajo muy fino de la competencia capacitándonos a todos para evitar contactos innecesarios y contagios”.

Esto implica que ninguno de los integrantes tendrá contacto por cuatro meses con sus familiares o parejas, incluso, con los planteamientos que se les han presentado, los basquetbolistas tienen indicado el evitar contactos con cualquier gente del exterior a pesar de vivir ya en el país. En caso de no acatar estos lineamientos, la liga ya tiene preparada la modalidad para proceder en torno a los contratos.

Foto: Aguacateros de Michoacán

“No pueden estar en su casa porque eso es un riesgo de contagio, inclusive hay jugadores que no contemplaban esta idea y quedaron fuera de las contrataciones. Es muy rígida la competencia en cuestiones que hay que adaptarse como estar en el hotel sede bajo ciertos lineamientos. Sí está estipulado contractualmente el tema de los contagios en forma responsable e irresponsable, por lo que se sabe cómo continuar. Por contrato está estipulado que se puede suspender inmediatamente al jugador si es irresponsable”, añadió.

Los parámetros pueden llegar a ser tan estrictos, ya que, en caso de que se provoque una situación mayor de casos positivos, primero puede darse una conclusión de real competencia para los equipos, además de que puede haber una afectación de mayor a terceros: “Un brote dentro de un equipo te puede significar seis jugadores contagiados y se termina la competencia; nosotros hacemos mucha mención a que el médico tiene una función mucho más fuerte este año porque nuestra primera batalla es el COVID. Podemos planear mucho cuestiones deportivas y estratégicas, pero, si tienes cuatro contagiados, todo lo que planeaste no te sirve”.

A ello cabe añadir las situaciones psicológicas y de transferencias que se puedan presentar a lo largo del ciclo. En el primer aspecto, la escuadra michoacana se ha encargado de tener pláticas virtuales con todos los involucrados para hacerles entender la nueva estabilidad deportiva y social que se presenta, todo esto derivado de que no se puede tener la convivencia común que se ha tenido siempre y que eso puede ser difícil de manejar hasta ciertos puntos.

Los temas principales son la adaptación, concientizar y crear un sentido de responsabilidad que procure no solo al individuo, sino a cada uno con los que se tendrá interacción durante este periodo. Por esa razón, Casalánguida y su cuerpo técnico también decidieron reunir a la gente que fuera capaz de comprender la nueva realidad como una misión para el bien de todos.

“No es solo cuidar al equipo, sino también a los otros Tenemos que hacer un diario del equipo y, si algo no se pasa, es una situación muy problemática”, explicó el entrenador sobre la interacción que se deberá manejar los próximos días. “Quiero cuidarme y cuidar a los que están conmigo. Es muy difícil tener un campeonato que hoy se dispute durante la pandemia, entonces hay que entender que los tiempos son distintos, que vamos a tener que adaptarnos a un montón de circunstancias. No es una carrera de velocidades, hay que evitar contagios en los cuatro meses que dura la competencia y no pensar que no entrenar juntos significa dar ventajas”.

En caso de que un contratiempo se presentara, la comisión de la LNBP ha indicado a los clubes que durante las primeras 10 fechas podrán hacer los movimientos necesarios y siguiendo las reglas establecidas para ello. Para la siguiente décima de fechas se limitará a tres cambios y durante los playoffs se podrán realizar un máximo de dos. Esto incluye los establecidos como “cambios COVID”, los cuales serán considerados dos y, en caso de necesitarse más, los fichajes tendrán que ser evaluados por el tribunal rector.

Foto: Aguacateros de Michoacán

La liga hoy cuenta con aproximadamente 25 extranjeros, los cuales, ahora provienen principalmente del cono sur del continente y reflejan en papel la posibilidad del torneo más competitivo del máximo circuito mexicano hasta ahora. Sin embargo, ello no preocupa a Casalánguida, quien en su equipo solo tiene un objetivo: “Queremos volver a pelear por el título, esa es la mirada que tenemos”.

El dirigente argentino ha llamado a esta oportunidad un privilegio para todo el que pueda estar presente y con este trabajo que no todos pueden tener debido a la situación global. Dentro de los cuidados que se busca tener en los jugadores, estos cuentan con un seguro médico y que también contempla cualquier afectación por el virus; esto incluye las pruebas que se estarán repitiendo días antes de arrancar el certamen, las cuales tomará Aguacateros el día 5 de septiembre.

Puedes escuchar la entrevista completa en 3×3 Radio:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .