🇲🇽 LORENZO MATA, UN GUERRERO MÁS QUE DECIDE DESPEDIRSE DE LAS DUELAS

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

Me es difícil escribirlo; cuando comencé a ver algo más que NBA fue la Selección Mexicana con la que tuve mi primer contacto. En los Juegos Panamericanos de Guadalajara había escuchado algo sobre unos guerreros, pero la verdad es que por mi lejanía con el básquetbol no pude seguir la pista. Sin embargo, cuando escuché la palabra familia y empezó haber mucho ruido de ella en Venezuela, me di cuenta de lo que me estaba perdiendo. Un equipo único e histórico, un combinado diferente y con figuras nacionales como Lorenzo Mata.

Me es difícil escribirlo; cuando comencé a ver algo más que NBA fue la Selección Mexicana con la que tuve mi primer contacto. En los Juegos Panamericanos de Guadalajara había escuchado algo sobre unos guerreros, pero la verdad es que por mi lejanía con el básquetbol no pude seguir la pista. Sin embargo, cuando escuché la palabra familia y empezó haber mucho ruido de ella en Venezuela, me di cuenta de lo que me estaba perdiendo. Un equipo único e histórico, un combinado diferente y con figuras nacionales como Lorenzo Mata.

“Lolo”, como lo llaman su amigos y compañeros, dejó lastimados los aros sudamericanos en ese entonces y no solo lo digo yo, lo pueden ver en sus videos y en distintos torneos a lo largo de su carrera. Las volcadas fueron un elemento importante para identificar su juego y claro, con la espectacularidad de los actuales highlights, era imposible dejarlo pasar desapercibido en este aspecto. Muchos menos en una final contra Puerto Rico y qué mas que con el pase a la Copa del Mundo en juego. En ese partido de la FIBA Américas 2013, México estaba a un paso de volver a una justa mundialista después de 40 años y, a pesar de que se enfrentaban a una selección tan fuerte como la boricua, los 12 Guerreros hicieron sentir su juego y uno de los que mejor lo hizo fue Mata, quien finalizó esa noche con un dominio expresado en 14 puntos y 10 rebotes.

Foto: Plan Informativo

En esa fecha se completó un proyecto, un proyecto que aún soñamos porque se repita, pero, aunque el plan se venía trabajando por poco más de dos años, había alguien como el pívot de California que llegó de muchos años atrás para defender con alegría y orgullo los colores de su país.

Mata tuvo su primer despunte en la preparatoria al llevar a los South Gate Rams a sus primeros playoffs después de 11 años y su año senior lo cerró promediando un doble-doble. De ahí, el hijo de Reyna Real cumplió el sueño que muchos anhelan hoy en día: jugar para uno de los programas deportivos más importantes de su lugar de nacimiento. Y con ello me refiero a representar a una histórica institución como UCLA, y no solo representarla, sino que, defendiendo a garra y espada, como pocos, los colores de su alma mater para llevarla, junto con estrellas NBA como Russell Westbrook y Kevin Love, hasta la gloria del Final Four. Si llegar a un torneo de NCAA es complicado, habrá que imaginar lo que significa hacerlo en tus 4 años como universitario y que en tres de ellos llegues hasta las fases finales; en dos de ellas los Bruins se adentraron como campeones del Pac-12 y, en 2006, terminaron como subcampeones nacionales.

De ahí, Mata Real solo tenía dos misiones, poder representar a México y tomar de frente el sueño de jugar en la Asociación: “Yo soy más mexicano que nada y acá todos lo saben. Mi mamá está muy orgullosa de mí, ahorita está en Manzanillo y me dice que ojalá y pudiera llegar a la NBA”.

Foto: David Dow / NBAE

La meta para ese entonces no era nada disparatada y, aun cuando fuera por un corto lapso de tiempo, el mexicano pudo portar el jersey de Los Ángeles Lakers durante una Summer League en Las Vegas, Nevada. Desafortunadamente, el destino no le permitió estar más tiempo ahí, pero el mismo le abrió las puertas para comenzar una de las carreras del deporte ráfaga más importantes en la tierra de sus padres. En vez de que todo terminara en Asia, una memorable franquicia como Halcones de Xalapa le dio su primera oportunidad dentro del profesionalismo.

Ahí, los logros no tardaron nada en llegar. En su primer año, Lorenzo se logró coronar bajo el mandato de Lee Stoglin y entonces se encaminó hacia lo más alto. Al siguiente ciclo renovó con el equipo, se adjudicó el bicampeonato y jugó su primera Liga de las Américas con Pioneros de Quintana Roo. Gracias a ello, más adelante, no solo selló un año más para jugar en Veracruz, sino que las fronteras se abrieron y eso dio paso a su fichaje con Piratas de Quebradillas, combinado con el cual también alzó el título y en el que, hoy en día, es recordado como uno de los jugadores más queridos, no solamente de la afición quebradillana, sino de todo el Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico.

Foto: Lorenzo Mata

La temporada siguiente, a pesar de disputar su primer curso sin una medalla que festejar, el nacido en Huntington Park disputó su primer Final Four de la Liga de las Américas. Posteriormente regresó con Pioneros para esta vez jugar la campaña completa de la LNBP 2015-2016 y en esa pudo también festejar desde lo más alto y ya con su tercer anillo asegurado. En adelante vino un paso por Toros de Nuevo Laredo, pero en otra parte del norte encontraría un nuevo hogar gracias a la dirigencia de Iván Déniz en Soles de Mexicali.

Con los cachanillas, el guardián de la pintura fue golpeado por las lesiones, pero eso no le impidió llegar al momento clave que fue jugar partidos de la serie final ante la nueva organización de Capitanes de la Ciudad de México. En esos enfrentamientos, Mata volvió a demostrar su valía y agresividad profesional en la pintura, por lo que con su ayuda Mexicali colocó la tercera estrella en su emblema. No obstante, la renovación de contrato no pudo suceder y el ex seleccionado nacional se dirigió a Libertadores para jugar en el Gimnasio Arteaga por poco más de un año.

Finalmente, sin saberlo en esos momentos, Lorenzo Mata tomó su último baile de vuelta en suelo mexicalense. Y si aún existe gente que desconoce las conclusiones felices, aquí les presentamos la del azteca que lideró, junto a Luke Martínez, el vestidor del conjunto más ganador en la historia de la LNBP. Tras 34 participaciones oficiales y unas finales ante la Fuerza Regia de Paco Olmos, Mata levantó su quinto trofeo y, de esta manera, se consagró como el jugador con más títulos en la liga, solo a la par de Hugo Carrillo.

Foto: Lorenzo Mata

Además, entre algunos “descansos”, ya tuvimos la oportunidad de mencionar a Guadalajara y Venezuela, lugares que pusieron medallas -plata y oro, respectivamente- en las vitrinas del ahora retirado basquetbolista. Incluso, en el circuito de CIBACOPA también fue campeón con Caballeros de Culiacán y con la Selección Mexicana logró añadir una plata de Centrobasket y un bronce de la AmeriCup 2017.

“Estos últimos años han sido de muchos sacrificios y dolores. Después de pensar y hablar con mi familia, decidí que es tiempo de decirle adiós al deporte que he jugado desde los 14 años”, declaró el atleta que se convertirá en director de scoutin en los Estados Unidos para Soles. “(Gracias) al mejor equipo, Soles de Mexicali, por hacer posible que pudiera regresar a Soles y poder retirarme como un ganador y un campeón. Son familia de por vida”.

34 años podrán sonar prontos para un retiro, pero el compromiso y esfuerzo de cada entrenamiento y partido que dio Lorenzo Mata Real son pruebas únicas de inspiración para las próximas generaciones. Por lo tanto, esta vez no toca despedirnos de él, sino agradecer su dedicación por hacer de la naranja algo tan especial y, así, desearle la mejor de las suertes para la nueva etapa que está por venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .