🇦🇷 FRANCISCO BARBOTTI: “OBRAS ME AYUDÓ A CRECER COMO PERSONA Y COMO JUGADOR”

Alguien que lleva el ADN Obras en la sangre hace bastante tiempo es Francisco Barbotti: nació en Resistencia, Chaco, el 11 de abril de 1998, y llegó a la institución como reclutado en abril de 2013, cuando apenas tenía 15 años. Desde ahí todo fue crecimiento para él: terminó el secundario en el Instituto José Ingenieros y se desarrolló como jugador en las inferiores.

Alguien que lleva el ADN Obras en la sangre hace bastante tiempo es Francisco Barbotti: nació en Resistencia, Chaco, el 11 de abril de 1998, y llegó a la institución como reclutado en abril de 2013, cuando apenas tenía 15 años. Desde ahí todo fue crecimiento para él: terminó el secundario en el Instituto José Ingenieros y se desarrolló como jugador en las inferiores.

“De mi llegada al club me acuerdo como si fuera ayer. Me encontré con un mundo totalmente nuevo y desconocido para mí. Una ciudad muy grande, un club con mucha historia, una estructura muy completa y nueva gente. La verdad que me hicieron sentir muy cómodo desde el primer día, muchas personas que hoy siguen estando y que pasaron por el club las valoro mucho por lo que me ayudaron y como me han tratado, ya que al comienzo me costó mucho porque era muy chico y mi ciudad estaba muy lejos”, comentó, y continuó: “Obras me ayudó en muchos aspectos de la vida a crecer como persona y como jugador”.

El ala pivote es parte de una camada que hoy imprime el ADN rockero en primera división, pero que también en las formativas supo obtener resultados deportivos: fueron campeones del Argentino de Clubes en U15, U17 y U19. Sin embargo, lo más importante en el proyecto del club de Núñez es lo que lograron tanto él como varios de sus compañeros: debutar en La Liga Nacional y afianzarse en la rotación del primer equipo.

Con respecto a esa etapa, contó: “No tengo un solo mejor recuerdo pero si momentos que disfrutamos mucho con los chicos, cuando nos tocó ganar los torneos argentinos o el torneo de Capital, que había muy linda competencia”.

Párrafo aparte para su participación en la Selección Nacional: en 2015 tuvo el placer de vestir la camiseta de Argentina en su ciudad, Resistencia, en el Sudamericano U17. Fue campeón con un muy buen aporte, que implicó 8,8 puntos y 4,5 rebotes por encuentro. Más tarde, ya en 2019, jugó el Sudamericano U21 en Tunja, Colombia, y fue subcampeón.

Pancho, con trabajo y paciencia, llegó a ser parte importante del plantel de Obras, luego de un largo camino: debutó en abril de 2016, como local, ante Sionista. En ese entonces, tenía solo 18 años. En la temporada siguiente, también acompañó al conjunto de primera división, y jugó algunos partidos más, pero seguía siendo un juvenil. Un punto de inflexión se dio en la 2017-18: fue cedido a préstamo al Club Villa Mitre, de Capital Federal, que hizo una alianza con la institución rockera y jugó La Liga Argentina, segunda división nacional.

En cuanto a su debut, Francisco tiene muy presente ese momento tan importante en la vida de un jugador: “Me acuerdo todo, el técnico era Trifon Poch, fue contra Sionista en el club. Para terminar el segundo cuarto entré unos segundos y por suerte fuimos al entretiempo porque me temblaba todo (risas). Después me volvió a tocar entrar y ahí ya lo pude disfrutar un poco más tranquilo. Fue un día muy especial que creo que no se me olvida más”, recordó.

De la experiencia en Villa Mitre, Barbotti volvió con más continuidad en una competencia de primera, y eso le permitió empezar a ganarse un lugar en el equipo que lo vio crecer: en la campaña 2018-19, entró en la rotación del equipo de Liga Nacional y promedió 11 minutos por juego, para terminar de ganarse el protagonismo al año siguiente, en la trunca 2019-20. En esta última oportunidad fue titular varias veces, jugó más de 15 minutos por noche, y aportó 3,1 puntos y 2,1 rebotes. Además, comenzó a tomar confianza en los tiros de tres puntos para sumar un arma más a su ataque, aunque ya a lo largo de su desarrollo en los años en el club y en la selección demostró que puede hacerlo.

“Para la temporada que viene tengo buenas expectativas con el equipo y muchas ganas. En lo individual me veo bien, siempre con mucho por mejorar, contento porque me toca estar en el lugar que quiero y con gente que aprecio, con muchas ganas de seguir creciendo para dar un paso más adelante en mi carrera. La próxima liga va a ser un poco distinta a las demás, en cuanto al contexto, pero con la idea que se conoció del nuevo formato estoy muy motivado y ojalá se pueda dar”, analizó y se esperanzó Pancho en referencia al regreso a las canchas.

Texto: Prensa Obras Basket
Foto: La Liga Contenidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .