🇲🇽🇪🇸 IVÁN DÉNIZ: “HE TENIDO OPORTUNIDADES, PERO EUROPA ES UNA META A MEDIANO PLAZO”

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

Si regresamos en el tiempo, el pensar en once largos años ya no suena a un recorrido nada corto. En México, como en varios proyectos deportivos en América Latina, la continuidad no es una clave, las planeaciones a largo plazo a veces cuestan por mantenerlos y los directivos prefieren los resultados instantáneos y positivos, claro, aunque sean pocos. Afortunadamente, dentro de su básquetbol, el país azteca tiene una excepción al norte: Iván Déniz como estratega de los Soles de Mexicali de la LNBP.

Si regresamos en el tiempo, el pensar en once largos años ya no suena a un recorrido nada corto. En México, como en varios proyectos deportivos en América Latina, la continuidad no es una clave, las planeaciones a largo plazo a veces cuestan por mantenerlos y los directivos prefieren los resultados instantáneos y positivos, claro, aunque sean pocos. Afortunadamente, dentro de su básquetbol, el país azteca tiene una excepción al norte: Iván Déniz como estratega de los Soles de Mexicali de la LNBP.

Foto: Soles de Mexicali

Para su undécima campaña al frente de esta franquicia, el español tuvo que preparar a su equipo de manera exprés debido a lo pronto de la confirmación del torneo. Como conocemos, este último ciclo fue el primero profesional en decidir jugar con la situación de la pandemia encima, por lo que la tarea de tener un torneo saludable no iba a ser nada sencillo. Mexicali en sus primeros días sufrió bajas por contagios y en el cierre de la fase regular también tuvo que sufrir con las ausencias de varios jugadores y su guía en el banquillo.

Déniz, desafortunadamente, contrajo el COVID-19 y si tuvo que aislarse por varios días en busca de mejorar y no contagiar a nadie del grupo. Él mismo entendió ahí que no era lo mismo vivirlo en primera persona, que saber de cercanos con este tipo de problema. Las horas pasaron y su cuerpo manifestó dolor en distintas formas, pero este fue fuerte y le permitió al coach estar con sus muchachos para el arranque de la postemporada.

“No será al cien por ciento como me gustaría, pero sí con las suficientes fuerzas. Me atacó al pulmón, debido a una neumonía. En un principio, afectaba al 10 por ciento, pero el porcentaje afectado subió hasta el 40 por ciento. Ahí hubo un mayor riesgo de cara a saber si podría o no subir al avión. Con medicamentos y mucho descanso, me siento más recuperado, aunque todavía me cuesta algún tipo de movimiento o hablar porque me canso rápido. Pero de resto, en plenitud de condiciones”, platicó Déniz con Daniel Cerdeña para Deporpress.

En estas charlas, siempre se abren los momentos también para hablar del presente personal y profesional, por lo que, después de tantos circuitos vividos en tierras mexicanas, es de ley saber el sentir de un entrenador que vino desde España, de dirigir en la LEB Oro, para ahora ser un histórico dentro de una de las competiciones más importantes del continente. Es cierto que Brasil, Argentina y en ocasiones Venezuela, son naciones que reciben un alto nivel de baloncesto, pero en México también hay que trabajar arduamente para estar en las primeras planas.

Foto: Soles de Mexicali

Cuando Déniz llegó a Soles, la franquicia contaba con una sola estrella en su escudo. Desde entonces, el tinerfeño se ha encargado de acompañar esa cultura con su nombre y tres título más para ser el más galardonado a nivel individual y a nivel de clubes (este segundo rubro aún lo comparte con Halcones de Xalapa). En tantos años, puede sonar a que la fórmula solo es una, pero, para Déniz, las cosas funcionan de una manera distintas, si es que quiere mantener a todos cuerdos.

“Soy una persona exigente conmigo mismo. Nunca me conformo con lo que tengo y quiero más, pero sin caer en la avaricia. Quiero ir a más, vivir emociones, disfrutar de cada día con afán competitivo. Odio mucho perder; me cuesta asimilarlo porque veo que en el deporte profesional ya no existen las victorias fáciles, por mucho dinero que puedas tener”, añadió en cuanto su reciente andar. “Cada curso, me marco el objetivo de que haremos un equipo que, pese a que la gente no cuente con nosotros por cuestión de potencial o presupuesto, funcionamos bien como proyecto. Cuando los jugadores llegan y ven cómo es Soles de Mexicali, no existen dudas. En ese sentido, he conseguido que la directiva confíe en mí en Soles de Mexicali”.

Esa confianza se refleja en los campeonatos mencionados y en las facilidades para armar grupos que siempre estén compitiendo contra los mejores, no solo a nivel local, sino también internacionalmente como ha sido en algunas Ligas de las Américas. Además, esto no solo se mide así, a su vez se consideran las exportaciones de jugadores a las mejores torneos alrededor del mundo y, principalmente, la unión con la afición que vive por su equipo.

Así como la gente ha disfrutado en los últimos 16 años de las aventuras de Soles de Mexicali, Iván Déniz descubrió este sitio como uno donde pudiera seguir sintiéndose a gusto. Esto, por supuesto, no fue como un truco de magia, el trabajo de cada día fue adaptando esta atmósfera y al día de hoy agradece haber tomado este sacrificio y que ahora la recompensa sea tan especial. Por ello, el plan de despedirse hoy de la institución no está en sus planes.

Foto: Soles de Mexicali

El trasladarse traería como primera idea a su natal España, mas la vida nunca dejará de ser como ese primer vuelo a México, un misterio por resolver: “¿Volver? Cuando aspiras a ganar y las cosas se hacen a tu manera, es difícil moverse, sobre todo en este mundo profesional donde los entrenadores dependemos de los resultados. Cuando estás a gusto, ganas y ves que eres respetado, no sólo dentro del club, sino dentro de una ciudad y una liga como la de México, debes estar muy seguro y preparado para cambiar de aires. He tenido otras oportunidades, como fueron mis aventuras enriquecedoras en Venezuela o Puerto Rico, pero Europa es una meta a corto-medio plazo. Si antes pude tener dudas en cuestión de preparación, con estructuras y organizaciones diferentes, ya no existen”.

El básquetbol, como cualquier otra disciplina, te cambia la vida en un abrir y cerrar de ojos, pero ello no te debe tomar por sorpresa, sino tú eres quien debe estar listo para ese suceso. Hoy, Iván Déniz sabe el compromiso, cariño y responsabilidad que tiene con toda la población de Mexicali, por lo tanto, la batalla por alcanzar el quinto trofeo nacional siempre estará latente. Cuando él ya no esté, ahora será turno del aficionado para dar gracias del legado que dejó bajo el estandarte cachanilla, el cual siempre llevará con él a cualquier parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .