🇲🇽 AGUACATEROS DESPIDE DE LA COMPETENCIA A LOS ASTROS DE GUSTAVO AYÓN

Por Jorge Herrera (@jorgeherreran_)

A esta serie no le hacía falta nada de turbulencia para tener los ojos de todos sobre ella. Desafortunadamente, como pasa en repetidas ocasiones a estas alturas, el arbitraje volvió a mover los reflectores hacia su tridente y dejará manchado por varias horas el merecido triunfo de Aguacateros de Michoacán sobre los Astros de Jalisco de Gustavo Ayón y Sergio Valdeolmillos.

A esta serie no le hacía falta nada de turbulencia para tener los ojos de todos sobre ella. Desafortunadamente, como pasa en repetidas ocasiones a estas alturas, el arbitraje volvió a mover los reflectores hacia su tridente y dejará manchado por varias horas el merecido triunfo de Aguacateros de Michoacán sobre los Astros de Jalisco de Gustavo Ayón y Sergio Valdeolmillos.

La noche era tan buena como la anterior con Astros reventando la media distancia y Aguacateros salvaguardándose en los tiros de largo alcance. Sin embargo, ahora eran los jaliscienses quienes tomaban la dominancia del partido con la defensa provocando tres pérdidas de balón y, así, la ventaja necesaria para preocupar a Nicolás Casalánguida en el banquillo rival.

Foto: Aguacateros de Michoacán

La quinteta de Ayón y compañía no se detenía a pesar de ese intento de bajo de ritmo y, ya fuera con la magia venezolana de Heissler Guillent o la productividad de los posters, los números seguían favoreciéndoles. Incluso, los errores de Craig Sword no lograban ser un golpe contra, ya que el mismo empezó el segundo periodo haciendo los puntos diferenciales antes de que el encuentro se viniera abajo.

Así como en el principio, Michoacán seguía viviendo más que nada de los bombazos detrás del muro. Donald Sims y Daniel Girón tomaban el papel de Holmes y Piñero para esta parte y con ello volvieron al encuentro para otro toma y daca en el que los de Sergio Valdeolmillos no permitían la hazaña de los michoacanos. Es cierto que su juego estaba permitiendo a Aguacateros acercarse, pero una daga por la espalda lastimó su base sentenciando a Ayón con cuatro faltas tempranas y, posteriormente, tres para el panameño Mauro Oglivie.

De inmediato, esto movió los pesos en la balanza y la concentración se perdió en los tapatíos, mientras que por el otro costado les sirvió para retomar confianza. A pesar de que aún no lograban entrar en su modo de juego, Michoacán se despegó con la cara que no se observó ayer de Facundo Piñero y, de esta manera, fueron a los vestidores con una tranquilidad reflejada en el luminoso de 39-47.

Pero si muchos ya habían dado por muerto a este conjunto, estaban muy equivocados. Al entrar al tercer episodio, memorias desde la Ciudad de México vinieron a mi mente cuando, en Capitanes, Ramón Díaz tenía que confiar en Oglivie para poder volver a meter a los equipos a los partidos. Estableciendo autoridad, el seleccionado por su país azotó la naranja sobre Meyinsse en un foul y cuenta, el cual lo impulsó para encestar más de 15 unidades en tan solo 10 minutos. Holmes y Sims trataban de que este frenesí no tuviera altas repercusiones, mas el centroamericano no lograba ser detenido y revivió el duelo a tan solo una diferencia de tres puntos (55-58).

La exigencia era tan alta, que el pívot tuvo que tomar un descanso y las mismas revoluciones del choque disminuyeron. Astros no dejó de ofender, pero la capacidad de reacción de los “visitantes” los mantenía a flote. Si uno castigaba detrás del arco, los otros hacían lo mismo; en los mismos fallos de desarrollo se contagiaban y esto llevaba a que la conclusión se tuviera que vivir a la orilla del asiento. Al regreso de Oglivie a la duela, Astros pudo ponerse otra vez a solo un par de posesiones y el anuncio de la famosa chiquita se hizo escuchar en el Auditorio Arteaga.

Isaac Sosa era ahora quien ponía a seis tantos a su combinado, pero Sims quemaba las redes como Oglivie y con un triple silenciador sobre Jonathan Machado refrendó la delantera. Los mismos comentaristas estaban impactados de la rotación michoacana y justo era el reconocimiento cuando la escuadra seguía siendo castigada y esta respondía con canastos demoledores en ánimo. El corazón avanzaba tan rápido y los errores arbitrales también seguían, por lo que un antideportiva mal señalada contra Guillent le otorgó la ventaja de doble dígito a Aguacateros y también encasilló la expulsión de Valdeolmillos.

Foto: Aguacateros de Michoacán

Levantarse ya era algo de ser histórico, pero la categoría de Aguacateros salió avante y el juez Holmes sentenció con un arcoíris a menos de un minuto del final. Astros de Jalisco nunca bajó los brazos, pero el tiempo dejó de avanzar y el score se detuvo en un 87 a 101, resultado que otorgó al equipo de Casalánguida el primer título de sus vitrinas. Como epílogo, cabe resaltar los accionares individuales de Donald Sims, que terminó con 26 puntos, 1 rebote y 3 asistencias, y la de Jerome Meyinsse al firmar 16 unidades, 6 tablas, 2 pases al aro y 2 robos. Por Jalisco, cinco protagonistas sumaron cantidades de doble dígito y entre ellos destacaron Heissler Guillent con 15 puntos y 7 asistencias, además de Mauro Oglivie, máximo anotador con 26 dianas.

Aguacateros de Michoacán unen a esta celebración su clasificación a las Finales de la LNBP. En ellas se estarán enfrentando al dos veces campeón Fuerza Regia y podrán alargar la serie hasta el día 22 de noviembre. Al momento, la liga aún no ha hecho oficial los días en que se llevará a cabo la última instancia del torneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .