🇦🇷 SE CUMPLEN 30 AÑOS DEL PRIMER GEPU CAMPEÓN

Este 26 de mayo se cumplen tres décadas de la consagración de Gimnasia y Esgrima y Pedernera Unidos en la elite. La historia de un equipo que jugaba un básquet rápido e innovador y que llegó a la gloria con la figura de Pichi Campana en su plantel.

El elenco puntano quería dejar su huella en la historia grande de la Liga Nacional. Sus objetivos y aspiraciones eran altos. Gimnasia y Esgrima y Pedernera Unidos (GEPU) ya había disputado su primera temporada en la máxima categoría en 1990 tras su ascenso desde la Liga B. Aquel equipo que llegó a la elite bajo la conducción de Daniel Rodríguez contaba con jugadores que estaban atravesando un buen momento profesional como Alejandro Gallardo, Juan José Perisinotto y Elnes Bolling, entre otros. En el certamen de 1990, donde la consagración fue para Atenas, el conjunto de San Luis se salvó del descenso y rápidamente trazó un nuevo objetivo: ser protagonista en la temporada que comenzaría ese mismo año.

El armado. Daniel Rodríguez, entrenador de aquel equipo, recordó el movimiento clave para construir aquel equipo campeón: “La palabra no, no existía. Todo lo que creíamos necesario, lo podíamos concretar. Después del primer año, en el que casi nos vamos al descenso, al otro día nos sentamos a planificar la temporada que viene y dijimos de contratar a Campana”.

Y así llegó a San Luis, la provincia de los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saa, el mejor jugador del momento, Héctor Campana. Con Pichi a la cabeza, el elenco puntano se llevó su primer título en la temporada 1990/91. Fue una apuesta fuerte que comenzó con la incorporación de Pichi, posteriormente coronado como el MVP de la liga y de las Finales, desde River y apuntaló su fichaje con la contratación de un Diego Maggi que abandonó Sport Club para sumarse al Lobo de Pedernera.

Dentro de los nombres de aquel plantel consagrado, el de Pichi resuena en lo más alto pero cada uno de los integrantes dejó su impronta en este certamen para alcanzar la consagración. Gustavo Ismael Fernández, Alejandro Gallardo, Edgard Merchant, Carl Amos, Diego Maggi, Fernando Allemandi, Pablo Conte, Javier Medina, Leonardo Díaz, Juan Guinder y Charles Parker fueron quienes completaron la nómina del campeón. El equipo de San Luis finalizó con 39 partidos ganados y 14 perdidos y obtuvo el promedio en ataque más alto del torneo con un 95.8 puntos por juego con un total de 5080 tantos a favor.

Paso a paso hacia el título. El sistema de competencia de la Liga tuvo ciertas modificaciones: la primera fase se jugó todos contra todos, con arrastre de puntos. Los primeros siete equipos iban a la A1 y el resto a la A2, donde volvían a medirse todos contra todos en dos ruedas. Los clasificados del 1° al 6° de la A1 ingresaban directo a cuartos. Los ganadores de los playoffs del 7° vs 10° y 8° vs 9° irían con los mejores seis de la A1. ¿Los lugares por la permanencia? Los disputarían entre el 11° vs 14° y 12° vs 13°. Por otro lado, la final se jugaría al mejor de siete encuentros.

En el final de la primera rueda del campeonato, Pichi decidió viajar a New Jersey para contactarse con dirigentes de los Nets y realizar algunos entrenamientos allí. A pesar de ausentarse en las dos últimas fechas, se adjudicó el primer lugar en la lista de goleadores con un promedio de 30.8. GEPU comenzó a dominar el torneo en la segunda fase, tras quedarse con el 1, un cambio dentro de la estructura del plantel fue fundamental: la llegada del alero Charles Parker por James Parker.

Los playoffs y la final ante Estudiantes (BB). En los cuartos de final, los puntanos se midieron con Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Lo superaron por 3 a 2 con un quinto partido para el infarto, ya que la victoria la aseguró un doble de Alejandro Gallardo a siete segundos de que terminara el encuentro (92-89). Parker terminó como la figura excluyente de aquel quinto duelo: el extranjero anotó 43 puntos en una producción espectacular.

En las semis dejarón en el camino a Atenas de Córdoba con un 3 a 1. Primero dos triunfos en San Luis, luego derrota en el tercero y clasificación a la final en el cuarto punto (92-90) de visitante. El equipo que conducía Zeta Rodríguez presentaba un estilo que poco a poco los fue identificando dentro de la cancha: además de ser uno de los mejores en salir rápido de contraataque, se hizo muy sólido en su juego interno con la dupla Maggi-Amos, a esto se sumaba la actuación formidable de Pichi con su poder bestial en ofensiva y el aporte de Parker, Fernández, Merchant desde otros costados de la cancha. Los más memoriosos dicen que, posiblemente, GEPU haya sido el primero en utilizar el tiro de tres puntos como arma ofensiva.

Estudiantes de Bahía Blanca fue el rival en la gran final, en una serie al mejor de siete. El primer triunfo fue para el conjunto local con un tanteador alto (118-107), GEPU se pondría 2 a 0 tras ganar el segundo por 94 a 77 y luego 3 a 0 en Bahía (88 a 86). Se esperaba la barrida para el cuarto encuentro, pero Estudiantes se lo llevó por 138 a 111 con grandes actuaciones de Montenegro (27 puntos), Espil (38 puntos) y Maretto (26 puntos). El quinto en San Luis también fue para Estu por 106 a 101, un tanteador alto para que la final termine en un sexto juego, donde el conjunto de Daniel Rodríguez finalmente celebró su consagración con un ajustado 89 a 86 en condición de visitante.

En aquel encuentro decisivo, un cambio de estrategia del DT del conjunto puntano fue determinante. Comenzó el segundo tiempo con una formación inusual para que defiendan cuadrado y uno, sin Pichi y sin Amos, hasta que estos últimos dos volvieron a ingresar. Pichi y Maggi, en GEPU, fueron los dos primeros en ganar títulos con colores diferentes a las camisetas de Atenas y Ferro, respectivamente. Campana fue el MVP de la temporada regular y de las finales. Terminó con 1448 puntos en 46 partidos y promedió 31.5 tantos por encuentro.

Una de las voces autorizadas para hablar de este primer campeonato es la de Gustavo “Lobito” Fernández, quien estaría presente también en el segundo título para la 92/93: “Yo comencé en GEPU en 1990 cuando casi descendemos. Fue muy disfrutado por mí este primer título y me encontré compartiendo equipo con jugadores que marcaron la historia como Pichi Campana, Diego Maggi, Carl Amos, Charles Parker, que realmente hacían diferencia. Convivimos con momentos de mucha tensión, tuvimos la unión necesaria en en el grupo para poder lidiar con algunos egos de ese momento. Para mí, este campeonato marcó mi presentación en la Liga Nacional”. 

Texto: Prensa AdC
Fotos: Marcelo Figueras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .