🇧🇴 BOLIVIA Y UN AGRIDULCE Y REIVINDICATIVO BILLETE AL PRECLASIFICATORIO DEL MUNDIAL 2023

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

La selección boliviana repitió la historia de hace tres años y volvió a eliminar a Ecuador en su camino hacia un torneo internacional. Sin embargo, las noticias positivas en lo deportivo dieron paso a todo el revuelo extradeportivo por las muestras de desaprobación de los jugadores por la gestión federativa de toda la preparación y que desembocó en la renuncia de Josh Reaves a jugar el partido de vuelta.

La selección boliviana repitió la historia de hace tres años y volvió a eliminar a Ecuador en su camino hacia un torneo internacional. Sin embargo, las noticias positivas en lo deportivo dieron paso a todo el revuelo extradeportivo por las muestras de desaprobación de los jugadores por la gestión federativa de toda la preparación y que desembocó en la renuncia de Josh Reaves a jugar el partido de vuelta.

Foto: Abel Bellido / @abecor_BOLIVIA

Después del contundente triunfo del partido de ida, nadie podía pensar en todo lo que se venía con el cruce de declaraciones entre jugadores y directivos. Todo empezó la denuncia de Liset Reaves, madre de Joshua Reaves, que explicó a Premium Sports que su hijo no jugaría el partido de vuelta por el cambio de fecha y por algunas cosas que no se manejaron bien, especialmente en lo referente al trato con los jugadores.

Poco después se supo que las incomodidades del alojamiento y la alimentación de los deportistas había sido otro desencadenante para estas protestas. “El alimento no era bueno. Ellos practicaban seis horas al día. Donde dormían no era cómodo y lo sé porque yo también dormí ahí. Los cuartos eran fríos y los colocaron tres en un cuarto. Hubo amenazas para que los chicos no hablen de lo que estaba sucediendo y eso me dio mucha pena”, explicaba Liset Reaves.

“Los jugadores no necesitan despertar cada mañana con dolor de espalda, cansados y sintiéndose enfermos por el frío que hacia en las habitaciones. Las habitaciones no tenían televisión y el Wi-Fi era pésimo, no había nada que hacer ahí. Las condiciones de nosotros los jugadores fue una mala situación”, explicó más tarde el propio Josh Reaves en declaraciones a Overtime con Melo. “La estadía en el hotel solo fue un día antes del partido. Tal vez ellos podrían haber ofrecido esas habitaciones de hotel durante toda la concentración con buenas condiciones y buena comida. El viaje a Potosi fue un viaje de 6 o 7 horas manejando, llegamos, comimos y fuimos directo al partido sin descansar”

La situación tampoco cambió una vez que se disputó el primer partido y los jugadores explicaron que sus reclamos no fueron atendidos en ningún momento. Un jugador importante como Christian Camargo explicó a Los Tiempos que tenían la palabras del presidente de que la situación iba a cambiar, pero que la persona encargada no atendía sus llamados e incluso se les amenazó con suspensiones por los problemas que estaban causando.

“Son cosas que han sucedido. Tuvimos una reunión con el presidente Coronado sobre lo que pasó. Nos dijo que no sabía nada de lo que pasó, pero eso no es excusa”, explicaba Camargo. “Hemos vivido muchas cosas en estos años y es hora de que Bolivia sepa.

Varios ex-jugadores también mostraron su apoyo a esta situación y emitieron un comunicado donde se quejaron del grave daño a la “imagen internacional del baloncesto boliviano por el lamentable papel de la dirigencia nacional del básquetbol”.

“Los jugadores no reciben ni un centavo de la federación. En Potosí, hubo al menos 2.000 personas. Pedimos un mejor trato a la selección. Por la comida, tuvimos a varios con problemas de estómago. El punto de quiebre fue la salida de Reaves”, explicaba el coach Giovanny Vargas en una entrevista en Latinoamérica Podcast. “Reaves nos dio una mano en todo. Tenemos un biotipo bajo en Bolivia pero él nos ayudó en los rebotes. Se retiró en forma de protesta contra los dirigentes. Él mismo se había pagado los pasajes para venir. Jugó porque luego le dieron el dinero”

El coach ya había manifestado anteriormente que era posible que “muchos la pensarán para venir en estas condiciones”. Sea como fuere, Bolivia tiene un nuevo compromiso en pocas fechas y no parecen las mejores condiciones extradeportivas para hacerlo. El combinado bolivia tendrá que viajar hasta Chile para enfrentarse los días 13, 14 y 15 a Chile, Nicaragua y Paraguay en búsqueda de un billete para el clasificatorio al próximo Mundial.

Foto: @FebEcuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .