FERNANDO CALERO: “LA PARTE FUNDAMENTAL DE UN ENTRENADOR ES SER UN BUEN LÍDER”

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

Seguimos con la entrevista al entrenador Fernando Calero, que la pasada temporada dirigió a Bucaneros de la Guaira después de tres años como asistente de Luis Guil en el equipo. Puedes leer la primera parte de la entrevista o quedarte en esta segunda, donde descubrimos un lado más personal del coach español.

Seguimos con la entrevista al entrenador Fernando Calero, que la pasada temporada dirigió a Bucaneros de la Guaira después de tres años como asistente de Luis Guil en el equipo. Puedes leer la primera parte de la entrevista o quedarte en esta segunda, donde descubrimos un lado más personal del coach español.

¿Cuál es tu mejor momento deportivo en Venezuela? “Tengo que decir dos. Sin ninguna duda, el máximo momento deportivo como equipo fue la final de la LPB contra Cocodrilos, clasificar tras vencer a Marinos, ser campeones de conferencia y llevar la final hasta el séptimo partido. Si pienso en mí como entrenador, el momento máximo fue quedarme como primer entrenador. Cuando Luis decide volver a España, que él apueste por mí y que el equipo apueste por mí para yo tomar esa responsabilidad y quedarme toda la temporada como entrenador, para mí eso es lo máximo”

¿Y tu mejor momento no deportivo? “Casi todo en Venezuela ha sido relacionado con deporte, así que pensar en algo no deportivo es complicado. Quizás fuera del baloncesto, los mejores momentos hayan sido con la visita de la familia y los amigos, cuando mi madre vino a pasar la Nochevieja conmigo el año pasado, mi hermano estuvo un par de semanas en esta última temporada. En general, salvo eso todo ha sido relacionado con el deporte durante estos años”

“Un momento muy bonito fue cuando Luis Guil viajó a Francia para cerrar el fichaje de John Cox y yo me quedé por primera vez con el equipo y dirigí durante una semana como primer entrenador en la LPB. Fue en Barquisimeto contra el equipos de Guaros del Ché García y encima ganamos”

Dejemos de hablar un momento de baloncesto. ¿Qué te gustó más de Venezuela como país?

“Me gusta la belleza natural que tiene porque tiene cosas que son únicas: los Roques, playas, islas, Canaima, el salto del Ángel… es algo increíble y espectacular. Tuve la suerte de pasar allí la Nochevieja con mi familia y con la familia de Luis y aquello es un paraíso natural increíble. Además, se come muy bien y la gente es muy amable, así que sólo puedo hablar bondades de Venezuela porque me han tratado muy bien”

Mucha gente vincula erróneamente tu carrera a estos últimos años como asistente de Luis Guil, pero si tiramos de hemeroteca son muchos los equipos donde has dirigido desde 1994 hasta llegar a Bucaneros. ¿Qué diferencia hay entre el Fernando Calero que empezó a entrenar al Fernando Calero del día de hoy?

“En esencia, es el mismo. Lo que pasa es que los años de experiencia te van dando conocimiento, madurez y más poso para transmitir lo fundamental de un entrenador, que es ese liderazgo y credibilidad para sus jugadores. Siempre digo que el peor entrenador del mundo lo va a hacer bien si sus jugadores están con él y el mejor entrenador del mundo no tiene nada que hacer si sus jugadores no están con él”

“La parte fundamental de un entrenador es ser un buen líder y eso los años y la madurez te lo va dando y eso es en lo que quizás he ido cambiando: un líder cada vez mejor y más tranquilo. Desde que empecé con 14 añitos, la esencia es la misma en las 29 temporadas que llevo entrenando. Desde siempre he disfrutado con el baloncesto, es mi pasión, pero no había sido profesional hasta que fui a Venezuela. Antes de eso, trabajaba en banca y era incompatible. Tuve ofertas pero no lo suficiente importante como para dejar mi trabajo”

¿Cómo conociste a Luis Guil? “Nos conocemos porque coincidimos entrenando en el colegio San José del Parque, los Maristas de Madrid. Él es alumno de allí, yo no lo soy, pero el árbitro Juan Luis Redondo, que es el director técnico del colegio, me vio entrenar en el club Banesto y en Claret y me llamó para entrenar un equipo allí en 1994. El primer año cada uno llevamos nuestro equipo y el segundo me llamó para ser su ayudante el equipo junior con él. En el 96 fuimos juntos a sacarnos el título de Entrenador Superior y luego me lleva como asistente para entrenar el EBA de Colmenar Viejo, que luego más tarde lo cogí yo. Allí surgió una amistad que dura más de 20 años y que está por encima del baloncesto e incluso tenemos negocios en común. Sabemos diferenciar la amistad de lo que es el trabajo”

En una entrevista al inicio de la pasada temporada, decías que no querías tocar un estilo de juego que había tenido éxito en los tres años anteriores. Si ahora te pregunto un entrenador referencia o que hayas tomado como ejemplo en tu carrera.

“Obviamente tiene que ser Luis. Te podría hablar de otros, porque uno siempre va cogiendo cositas de todos, pero obviamente mi entrenador referencia tiene que ser él. Hemos trabajado muchos años juntos, siempre hemos visto baloncesto juntos y aunque haya visto a otros entrenadores como Sergio Scariolo, Moncho López o más recientemente Txus Vidorreta, al final son entrenadores que me encantan, pero siempre mi referencia es Luis, porque siempre me ha ido transmitiendo todo el baloncesto que él ha ido aprendiendo. También hay otros que me encantan, como esos tres que te he comentado”

Un jugador que te haya sorprendido en tu carrera como entrenador. “Si hay un jugador que me haya sorprendido al entrenarlo es Bismack Biyombo. Aunque lo tuve muy poco tiempo en el EBA del Baloncesto Fuenlabrada, porque enseguida fue al LEB y enseguida para la ACB y rápidamente a la NBA”

Bismack Biyombo (Foto: NBA Media)

“Era un jugador que no sabíamos como iba a salir y ahora verlo jugando en la NBA y minutos tan importantes. Es un jugador que explotó enseguida por su capacidad física brutal y porque se le enseñaron cuatro cosas básicas a nivel táctico y fundamentos y fue para arriba de una forma espectacular”

Sé que inicialmente tu primera profesión no era ser entrenador y te ganabas la vida en otro oficio. ¿Qué te hizo dar el paso y ser entrenador de todas todas?

“Mi historia se resume muy fácil. Empecé a entrenar con 14 años mientras jugaba, con 18 años me fui a Estados Unidos a estudiar C.O.U y entrené allí también, tuve una lesión de rodilla que me hizo dejar de jugar y centrarme en entrenar y estudiar mi carrera. Estudié Empresariales y empecé a trabajar por un criterio económico, entré en la Caixa y pronto fui director de oficina. He estado muy contento con mi trabajo en Banca, me daba una estabilidad económica muy buena y luego por horario me permitió poder entrenar por las tardes tanto en liga EBA, en categorías inferiores e incluso varios años en Fuenlabrada con EBA, sub 20 y hasta ACB”

“El baloncesto siempre ha sido mi pasión, pero uno lucha entre la pasión y la sensatez y lo que le va a proporcionar unos ingresos y un modo de vida. Cuando llegó a estar diez años de director de oficina y La Caixa me da la posibilidad de salir por una fusión de bancos y en unos buenos términos económicos, decido cambiar de vida. Tengo 40 años, estoy soltero y decido apostar por otro tipo de vida. Monté una empresa con Luis, una escuela de idiomas… pero mientras sale la oportunidad de Venezuela y no le puedo decir no a la oportunidad ni tampoco a ir con Luis. Cogí ese tren, de lo cual estoy contentísimo, tanto en mi tiempo como ayudante como head coach, lo que me ha abierto las puertas al baloncesto profesional”

Si no fueses entrenador, ¿qué serías? “Lo que soy. Una vez que pasó por mi época en Banca, ahora he encontrado dos vías que me gustan, tanto el mundo de la empresa como el tema de coaching y liderazgo, orientando charlas para empresas para el liderazgo en el deporte. Aparte también escribo crítica gastronómica, aunque eso es algo que a priori no da ingresos”

Un deseo deportivo para los próximos meses. “Me encantaría volver a entrenar lo antes posible y en una liga lo más competitiva posible. Terminé en Venezuela y tengo mono de baloncesto. Los que somos entrenadores, lo llevamos en la sangre y no podemos estar parados mucho tiempo. Mi deseo es volver a un banquillo, con un buen proyecto con vista a largo plazo y donde podamos construir algo bonito”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.