JULIÁN MOZO Y LAS LEYENDAS DE LA LIGA NACIONAL: DEL 30 AL 11

Julián Mozo, columnista de la Liga Nacional, se animó a armar el Top 100 de jugadores nacionales en la historia de la La Liga. En esta nota te desgrana los criterios que tuvo en cuenta para armar un ranking que contó con una profunda investigación, más allá de las apreciaciones personales del autor. Cada día se conocerán diez elegidos (con su fundamentación) hasta llegar al N° 1. Un trabajo que permite recordar, homenajear, analizar y debatir. Tras publicar los dos primeros tramos del ránking entre el 100 y 91, entre el 90 al 61 y entre el 60 al 31, hoy es el turno de los puestos del 30 al 11.

Julián Mozo, columnista de la Liga Nacional, se animó a armar el Top 100 de jugadores nacionales en la historia de la La Liga. En esta nota te desgrana los criterios que tuvo en cuenta para armar un ranking que contó con una profunda investigación, más allá de las apreciaciones personales del autor. Cada día se conocerán diez elegidos (con su fundamentación) hasta llegar al N° 1. Un trabajo que permite recordar, homenajear, analizar y debatir. Tras publicar los dos primeros tramos del ránking entre el 100 y 91entre el 90 al 61 y entre el 60 al 31, hoy es el turno de los puestos del 30 al 11.

30-Daniel Farabello: Base alto de mucha elegancia y dinámica, capaz de anotar (11 de promedio en la LNB con 38% en triples) y pasar (2.9 asistencias), además de ser un tremendo defensor (mejor robador de la historia con 1479 recuperos y una impactante media de 2.7). Irrumpió a los 18 como una gema en los Carasucias de Sport, brilló en Andino, se destacó en Boca y Quilmes, aunque tal vez el mayor recuerdo sea lo valioso que fue en las dos Ligas que ganó Estudiantes (O) en el 2000 y 2001. Jugó 12 LNB.

29-Carlos Cerutti: El Palo era el mejor interno de fines de los 80, el pivote (2m06) con el que soñaba tener la Selección por diez años, cuando murió en un accidente automovilístico a los 21 años (1990). Con 19 había sido el mejor jugador de las Finales de 1988. Sumó dos LNB con Atenas. Apenas seis temporadas (tres top: 88 a 90) le alcanzaron para dejar su huella.

28-Hernán Montenegro: Uno de los mayores talentos de la historia del básquet argentino. Pivote de 2m07 con fundamentos y técnica de alero, un prototipo adelantado a la época. Podía armar juego como un base y definir con su enorme cantidad de recursos. “Era puro talento y carisma, yo pagaba una entrada para verlo”, dicen muchos. Tuvo un nivel top en la 90/91 (22.2 pts y 8.7 reb) en el que llegó a la final y promedió al menos 15 pts en ocho temporadas. Está en este puesto por lo que fue como jugador, lo que deleitó aunque en el balance es más lo que pudo ser de lo que fue. Personalidad volátil que generó muchas idas y vueltas en clubes (sólo en cinco de sus 16 temporadas jugó más de 30 partidos) y un reprochable profesionalismo que le jugó en contra. Ganó poco (dos subcampeonatos) para su talento

27-Luis Villar: El Mili fue otro de esos obreros clave en los grandes equipos, como en Atenas (campeón 1992) y, sobre todo, Boca (1997), por dureza, personalidad, defensa y juego cerca del aro (muy buen ganchito y tiro de frente al canasto). Tuvo, incluso, momentos de brillo personal, como en GEPU (25 pts de promedio en 1990). Sostuvo muy buen nivel por 15 años. En la tabla histórica está 20° en rebotes y 27° en puntos.

26-Sebastián Uranga: Un guerrero, un Chapu Nocioni de los 80/90. Personalidad, corazón, inteligencia, dureza y oficio. Combo para ser clave en el Ferro multicampeón (estuvo en títulos del 85 y 89). Fue MVP de las Finales 85. Tenía limitaciones ofensivas, pero igual podía anotar (13 puntos de promedio en 15 años). En el final, ya arriba de los 30, fue líder y obrero del Olimpia que ganó todo. Hoy, en la historia, figura 12° en rebotes

25-Gabriel Deck: Aparece el primero de la nueva camada. Tortu lleva apenas nueve temporadas en la LNB y tiene sólo 23 años, pero ya ha logrado convertirse en el mejor del torneo. Hace dos años que es el jugador más desequilibrante y ya fue campeón, siendo MVP de las Finales (2017).  Va camino a repetirlo en esta campaña. Con este dominio, breve pero contundente, le alcanzó para superar a varios históricos.

24-Gustavo Penka Aguirre: El base que ha dominado en las últimas temporadas, el conductor de los últimos tres campeones. Irrumpió en Quilmes como un armador guapo, con oficio, capacidad física y gran inteligencia. Con un estilo poco ortodoxo, pero con mucho potrero y carácter para hacer jugar, anotar o ser líder en momentos difíciles. Caso atípico: tocó fondo cuando nadie lo quiso en la LNB 13/14, por sus pocos cuidados y profesionalismo, pero resurgió y hoy es un base de elite nacional. Ya tiene cinco títulos nacionales y una Liga de las Américas. Fue el MVP en la 14/15 y del Súper 8 del 2014. En tablas históricas, tras 12 campañas disputadas, ya está 14° en asistencias.

23-Bruno Lábaque: Fue mucho más que el hijo del presidente más influyente en la historia de la LNB. Convivió con ese mote, pero como jugador demostró corazón, defensa, personalidad, conducción y capacidad anotadora. Jugó 21 temporadas (920 partidos, 5° en la historia, muestra de gran vigencia), 19 en Atenas, donde logró 12 títulos, 5 de LNB (1997-98, 1998-99, 2001-02, 2002-03, 2008-09). Fue un gran suplente de Milanesio y luego, cuando se retiró Marcelo, resultó el titular (y líder) en dos anillos más. Eso tiene enorme valor. Cuarto en asistencias en la historia.

22-Martín Leiva: Gran talla (2m10) y potencia física para la LNB, mucho carácter y contracción defensiva. Un combo que fue clave para ser muy importantes en las conquistas de 6 LNB: cuatro con Peñarol en seis temporadas (además de una Liga de las Américas) y dos con Boca en otras seis (hay que sumar tres Sudamericanos). Un guapo que, en Peña, hizo una dupla dominante con Gutiérrez. A los 37 está en su 19° temporada y, en tablas históricas, 9° en partidos, 3° en rebotes y 4° en tapas. Limitaciones técnicas (y ofensivas) le jugaron en contra para no crecer más.

21-Esteban Pérez: Alero de Selección, con gran tiro y mucha fortaleza física. Poderoso en el rebote, la defensa y con mucho poder de fuego. Jugaba cerca y lejos del aro, con una tremenda puntería (promedió entre 36 y 42% en triples durante 10 años). Pieza clave en el GEPU campeón 93. Brilló en otros 7 clubes y jugó en la LNB hasta los 38 años. Sexto goleador histórico de la competencia.

20-Lobito Fernández: Excelso base, muy inteligente, con bajo perfil pero muy elogiado por sus compañeros. Manejaba el ritmo, tenía gran visión de juego y podía anotar. Pieza vital de cinco campeones, en tres clubes distintos: GEPU (91 y 93), Boca (97) y Estudiantes de Olavarría (2000 y 2001). Gran vigencia. Jugó 16 campañas y se retiró a los 37, siendo hoy el sexto mayor asistidor de la historia y el 12° en partidos disputados.

19-Marcos Mata: Casi un De la Fuente de esta nueva era. Uno de esos tipos que no lucen pero son amados por DT y compañeros, por tener un combo pocas veces visto (capacidad atlética, tremenda defensa, muy buen tiro a pie firme y mucho aporte en el rebote) y estar siempre pensando en el equipo. Pieza clave del Peña tricampeón y del San Lorenzo bicampeón. Sexto jugador más ganador de la historia. Además, fue tres veces campeón de América (2 con Peña y 1 con CASLA). Decisivo en muchos campeones. Los hizo ganar en silencio. En la historia está por meterse en top 15 de tapas, lo que habla de lo completo que es.

18-Rubén Wolkowyski: Portento físico, profesional, disciplinado que fue creciendo en su rol hasta terminar siendo la figura de un campeón. En los inicios, en Quilmes, anotaba mucho (entre 17 y 20 puntos en tres campañas). También tuvo momentos de obrero hasta que explotó en Olavarría (16.5 y 7.1 rebotes). En la 99/00 fue campeón y MVP de las finales. Eso lo elevó a otro nivel. De hecho, desde allí saltó a la NBA. Volvió en 2009 y otra vez ocupó su rol sacrificado, sin que se le cayeran los anillos. Jugó hasta los 42 en la LNB. Hoy es el 2° en tapones y 4° en rebotes.

17-Marcelo Richotti: Estrella y alma del Pacífico de los milagros en los inicios de la LNB. Un tanquecito que siempre iba para adelante y fue de los mejores tres bases durante los primeros 10 años LNB. También fue líder en Independiente (N), Estudiantes (BB) y Peñarol. Justamente con el Milrayita fue campeón, siendo determinante. Se retiró en Comodoro (oficio) a los 37, hoy es el 9° máximo asistidor y el 20° en puntos.

16-Facundo Sucatzky: Base pequeño pero de enorme personalidad, corazón y oficio. Podía anotar mucho y, a la vez, hacer jugar. Visión, pase y un artista del pick and roll. Petiso guapo, ganador. Brilló en el título de Independiente de Pico en el 94. Es el máximo asistidor en la historia (4080, 4.9 de promedio) y logró ser el líder de ese rubro durante diez temporadas seguidas. Además tiene récord de pases gol en partido de fase regular (20, en 2002) y en un partido final (14 en 1995). Es el 16° goleador histórico.

15-Fabricio Oberto: Apenas cinco temporadas, dos en muy buen nivel y la última (97/98), consagratoria (Mejor Jugador), le alcanzaron al cordobés para dejar su huella y escalar por encima de otros históricos que jugaron (a muy buen nivel) más años. Se fue a Europa a los 23 pero antes fue Jugador Revelación en el 95, Mejor Sexto Hombre en el 97 y MVP en el 98, consagrándose en el 4-0 sobre Boca en la final frente a Wolkowyski. Se comió la Liga en una época de alto nivel y con extranjeros de elite.

14-Julio Rodríguez: Elegante y explosivo a la vez, fue uno de los mejores anotadores de la historia. De hecho es el 2° goleador de la LNB con 16.252 puntos y un promedio de 20. Rey de la media distancia: casi no tiraba de tres, pero en silencio te mataba de dos. El Lunguito saltó a la fama en Pacífico en los inicios y luego sostuvo admirable nivel por al menos 15 años. Quizá lo mejor se vio en Regatas SN (llegó a promediar 26 pts). Tomó la decisión de jugar en su ciudad (San Nicolás) y no en candidatos. No peleó títulos y eso le quitó trascendencia. Se retiró a los 39, tras 19 campañas. Dato que habla de su capacidad: figura 9° en rebotes totales.

13-Jorge Racca: Goleador y tirador devastador, que pelea con Espil por el título de “mejor lanzador de la historia”.  Escolta alto (1m98), potente, atlético que brilló en el Olimpia campeón de todo (95/96). Jugó sólo 7 Ligas pero su huella es imborrable. Su promedio de 23.2 puntos (con 41% en triples) es el más alto entre nacionales. El pampeano se fue en el 98 y estuvo cinco años en Europa. Un animal del aro con una atractiva capacidad atlética. Se retiró en el TNA, a los 36 años.

12-Alejandro Montecchia: Nació como una gema (en Sport Club con los Carasucias) y logró transformarse en crack dentro de la misma LNB. De la Generación Dorada fue el que más jugó en la LNB (13 años) y el que más dominó. Base muy potente y anotador que brilló en Sport, Olimpia (fue motor del campeón nacional y sudamericano 95) y en el Boca del Che García. En su regresó penó por las lesiones en Regatas Corrientes, pero mostró el liderazgo, el oficio y la calidad que fueron claves en la Selección.

11-Diego Maggi: Pivote (2m06) icónico de los 80, en la LNB y la Selección. Pilar esencial en el Ferro tres veces campeón de la Liga (además sumó tres sudamericanos) y con aportes muy valiosos en los títulos de GEPU (91) y Peñarol (94). Ganó con 3 clubes, dato muy relevante. Pieza clave en el armado de equipos en una época con pocos pivotes nacionales. Muy buen defensor con interesantes recursos ofensivos. Mejor pivote argentino durante casi una década. Las lesiones lo limitaron. Igual, jugó hasta los 35.

Fuente:
La Liga Contenidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.