GABRIEL Y DANIEL GIRÓN: HERMANOS DE SANGRE PERO NO DE CAMISETA

La complicidad que hay entre hermanos es algo tan especial que a veces no se genera con ninguna otra persona en la vida. Gestos, miradas, entendimiento mutuo. Las historias de hermanos que compartieron un seleccionado de básquetbol se cuentan por decenas. Pero no así que dos hermanos se hayan enfrentado representando a países diferentes. Y esto es lo que ocurrió el 30 de noviembre en el Arena Roberto Durán. Gabriel Girón Jr. para México y Daniel Girón para Panamá.

La complicidad que hay entre hermanos es algo tan especial que a veces no se genera con ninguna otra persona en la vida. Gestos, miradas, entendimiento mutuo. Las historias de hermanos que compartieron un seleccionado de básquetbol se cuentan por decenas. Pero no así que dos hermanos se hayan enfrentado representando a países diferentes. Y esto es lo que ocurrió el 30 de noviembre en el Arena Roberto Durán. Gabriel Girón Jr. para México y Daniel Girón para Panamá.

“Me comentaron que era la primera vez que ocurría una situación así. Yo estoy agradecido a nuestra madre y nuestro padre que nos llevaron por el camino correcto. Poder representar al país es lo máximo como jugador profesional”, comentó Gabriel. Mientras que Daniel dijo: “cuando tuve la oportunidad de jugar para Panamá no lo pensé ni un segundo. Fue algo que siempre soñé y me siento muy contento que en la familia se pueda representar nuestras dos naciones, es lo mejor que pudo pasar ya que hemos crecido gran cantidad de tiempo en ambos países”.

Gabriel, el mayor, de 30 años, ya lleva 7 años con el seleccionado mexicano. Daniel, de 28, hizo su estreno con la camiseta panameña en estas ventanas de clasificación al Mundial y es por eso que recién ahora se dio el primer duelo entre ellos en selecciones.

“Venimos jugando juntos y en contra desde chiquitos. Jugamos en la universidad juntos, en el Centro de Estudios Universitarios en Monterrey, nos enfrentamos en la liga mexicana, él jugaba para Correcaminos y yo para los Capitanes de Ciudad de México, y este año estamos juntos en Capitanes. La rivalidad entre nosotros siempre ha sido buena pero con mucha competencia. Haber podido enfrentarnos en un partido de estas características es una situación de orgullo por todo lo que nos hemos sacrificado para estar donde estamos. Además, estoy contento de haber vuelto a la ciudad en donde pasé parte de mi juventud y haber visto mucho amigos. Eso es algo que solo te da el básquetbol”, comentó Gabriel.

Por su parte, Daniel dijo: “Aunque ya nos hemos enfrentado en la liga profesional, esta vez fue algo especial ya que fue nuestro primer partido internacional en contra. Estoy muy contento por el sacrificio que los dos hemos hecho para llegar hasta aquí. Siempre surge esa rivalidad entre nosotros, dentro de la cancha siempre tratamos de dar lo mejor que tenemos”.

Para la estadística se archivará el triunfo de Panamá sobre México. Pero en la historia quedará este duelo fraterno. Y ellos lo recordarán, como comenzaron a hacerlo en la cena luego del partido, junto a su familia. “Mi papá vive en Ciudad de Panamá y nos dijo que fue su mayor orgullo haber podido disfrutar de este enfrentamiento. Además, tenemos otro hermano, Eduardo, que vive en Estados Unidos y en el futuro elegirá a qué país quiere representar”, contó Gabriel.

egún Daniel, “todos en la familia estaban contentos por esta oportunidad que se nos ha presentado. Por parte de mamá y papá siempre nos desearon lo mejor y nos animaron para que hiciéramos el mejor trabajo posible, independientemente del resultado”.

Al margen de su duelo particular, los hermanos Girón analizaron la actualidad de sus seleccionados en este clasificatorio para el Mundial. El de México indicó: “Tenemos muchas bajas de jugadores importantes que estan en Europa, otros que estan lesionados y otros que después de muchos años de jugar han renunciado a ser convocados. Ahora hay muchos jóvenes que son el futuro y tienen que ir ganando experiencia. Estoy feliz de haber participado de otros procesos y ahora formar parte de este”.

El de Panamá consideró: “somos un equipo fuerte y completo, con mucho talento individual. Hemos tenido muy buenos partidos pero todavía nos hace falta consistencia y creo que con más tiempo que tengamos juntos como equipo podremos conseguirlo”.

Gabriel y Daniel Girón escribieron una página muy particular de la historia. Siempre se citará este enfrentamiento como el de los hermanos que jugaron para distintas seleciones. Ellos son hermanos de sangre pero no de camiseta.

Fuente: Pablo Cormick/FIBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.