🎙️🇵🇷 FLOR MELÉNDEZ: “EL COACH DEBE SER MAESTRO Y PENSAR Y ENSEÑAR COMO MAESTRO”

Por Bruno Giardini (@BGiardini95)

Flor Meléndez pasó por las entrevistas en Cancha Latina. Cada respuesta que daba ameritaba una repregunta y debería escribirse un segmento especial para cada tema tocado. Una hora y quince minutos de puro baloncesto.

Desde Orlando donde jugaba su nieto, nos atendió el Coach Meléndez. Su pasión por el basquetbol se escucha en su voz. Nos comenta su proyecto para la potenciar la federación y las divisiones formativas. Critica fuertemente a la actual conducción y plantea la necesidad de capacitar a los entrenadores. “Yo creo que el coach debe ser maestro y pensar y enseñar como maestro.”

¿Qué está haciendo Flor Meléndez? “Yo ahora mismo estoy a cargo del equipo de los Indios de Mayagüez, en todo lo que tiene que ver con la organización del equipo, dirijo el club de niños y jóvenes que se están formando. Llevamos tres semanas, ahora estoy en Orlando, además de verlo a mi nieto que está jugando colegial, estoy viendo a jugadores de mi equipo que viven acá, comunicándome con ellos y analizando lo que son las ventas y las relaciones del equipo.”

¿Qué lo motiva a seguir trabajando? “Soy una persona que le ha dedicado una vida a esto, el baloncesto me ha dado todo lo que tengo. Mis grandes amigos son de este deporte, tengo muchos deseos de seguir aportando a lo que es el baloncesto de mi país y de los otros países que me invitan a dar charlas y algunos incluso a trabajar. Mientras pueda voy a seguir, incluso en forma de broma le digo a mis amigos que yo voy a dirigir hasta los 99 años. Creo que es una forma buena de estar compartiendo con la juventud y lo que siempre he hecho en mi vida que es tratar de aportarle a los jóvenes todos los consejos que yo pueda para que, si no son baloncestistas, salgan al frente en sus vidas.”

¿Nunca pensó en dedicarse a algo menos exigente que un club de primera? “En un momento dado, organicé una liga en Puerto Rico que se llamaba la Superliga de Baloncesto 25, para jóvenes de hasta 25 años. Recorrimos por ocho años junto con un programa que se llamó “Programa Altura”. La gran mayoría de los jugadores de la selección mayor de Puerto Rico salieron de ese programa. Lo pude hacer con ayuda de empresas privadas y la colaboración del gobierno. Luego el gobierno, que era él que más aportaba, quitó la asistencia que nos daba y decidí hacerme a un lado y dejarla porque era difícil de mantenerla. También me postulé hace unos años para presidente de la Federación de Puerto Rico pero decidieron nombrar a otra persona y pues me quedé al lado tranquilo haciendo lo mío.”

¿Entre que años se desarrolló todo este programa? “Aproximadamente desde 2009 al 2017. Todo pensado para los jugadores jóvenes. Nosotros tenemos el problema que nuestros jugadores se gradúan muy pronto de la Universidad con 20 o 21 años. Ni bien salen, van al baloncesto superior y no se le dan muchas oportunidades de juego. Esto me incentivó a crear una Liga en Puerto Rico que tuvo mucho éxito y hasta era televisaba porque tenía a los mejores prospectos de Puerto Rico. Aquí es donde tuve las diferencias con la Federación. Ellos propusieron tener una liga de desarrollo y yo les dije que no la necesitaban, que teníamos la Superliga 25, que a ellos no les costaba nada, y que encima permitía que se levante el baloncesto en pueblos donde no existía el baloncesto superior. Hay dueños de equipos que comenzaron en mi liga y hoy son dueños de equipos en la Liga Superior, como también los árbitros que dirigen. ¿Qué más liga de desarrollo quiere hacer usted que esta? Si era por mí, realmente deseaba seguir, pero hubo un año que corrí solo la Liga junto con el Plan Altura y los gastos eran muy grandes. Me vi obligado a retirarme porque no soy ningún millonario como para poder continuar haciendo eso”

¿Y actualmente existe la liga de desarrollo que planteó la Federación? “Ahora no hay liga de Desarrollo. Es que es una cosa increíble. La liga mía estaba vinculada al Departamento de Generación y Deporte y tenía un aval de la Federación del baloncesto. Hoy en día, para chicos de esa edad, solamente hay ligas privadas de Puerto Rico, es decir, que no tiene nada que ver con la Federación de baloncesto. Eso me llama la atención, que uno trata de desarrollar el baloncesto para la Federación, siempre esa fue mi idea, que la institución crezca y por lo que veo, a los directivos que están ahora pareciera que no les importa. En Puerto Rico hay muchas ligas privadas para los jóvenes, alrededor de cinco, que hacen mucho dinero porque en mi país se juega el baloncesto todo el año”

“No entiendo la razón por la que la Federación no quiere unir todas esas ligas y hacer que esos niños jueguen federativamente. Por ejemplo, yo ahora tengo un club que el único torneo que juega es el de la Federación, sin embargo, hay otros clubes que juegan en diferentes ligas y ese dinero van para otras ligas, que no es el baloncesto de nuestra Federación. Esa es la pelea que yo he llevado siempre. Creo que podríamos estar mucho mejor que lo que estamos en este momento pero nadie dentro de la Federación hace nada por ello.”

¿La Federación sería la que debe regir todo el baloncesto nacional en las formativas y no desligarse a ligas privadas?
“Seguro, es como debe ser. La entidad que debe regir el baloncesto en todo el país es la Federación y tener tu Liga Nacional que aporta a esa entidad. Aquí hay muchas ligas privadas, y eso no beneficia a la Federación, no beneficia al baloncesto. Los niños lo que hacen es jugar y entrenan poco, juegan en tantas ligas que no hay mucho tiempo para entrenar. Yo soy de la mirada que el baloncestista se hace entrenando, tú tienes que jugar pero te desarrollas entrenando. Yo soy un enemigo de eso, toda la vida fui un enemigo de eso y quizás por eso la gente se molesta conmigo, pero entiendo que a la Federación debe regir el baloncesto y no ligas privadas.”

¿Qué beneficios tuvo con el paso de los años la Superliga 25? “En esa liga jugaron el 60% de los jugadores de la Selección de Puerto Rico. Peter Ramos, Alex Galindo, Ricky Sánchez, Bimbo Carmona. Todos ellos que fueron parte de la selección, en algún momento de su juventud estuvieron en nuestra liga, por lo menos dos o tres años, hasta que cumplieron 25″

“La Liga tenía como fin que los jugadores de esa edad tuvieron más minutos de juego. Se jugaba cómo se jugaba en la Liga Superior. Lo que más énfasis yo hacía era en que se jugará en ciudades o pueblo que no tuvieran Baloncesto Superior. Primero para levantar más fanáticos, levantar nuevos directivos y junto con la asociación de árbitros y los entrenadores fuimos desarrollando una serie de nuevos entrenadores jóvenes. Eddie Casiano, actual entrenador de la selección, comenzó entrenando en esta liga antes que en la Liga Superior, Manolo Cintrón, también”

“La idea era que mejoren los jugadores en esta liga para luego irse con mayor rodaje a la Superior. De esta manera, el mismo seleccionado se veía fortalecido gracias a que los jugadores ya desde abajo llevaban una filosofía de juego, una forma de jugar y una seriedad de lo que es jugar al baloncesto.”

¿Qué análisis puede hacer de la estructura de la Liga Superior? “La Liga Nacional siempre se desarrollaba en verano, en Mayo, Junio, Julio, incluso a veces en Agosto. Era una liga de tres meses que poco a poco se ha tenido que ir subiendo y ya empieza el año que viene en Abril. El nuevo sistema de clasificación con las ventanas y el calendario internacional no nos permite jugar en el verano, los torneos grandes se juegan en el verano y deberíamos parar o tener descansos largos”

“Yo defiendo el sistema del mundo entero, empezando antes de Navidad y terminar antes de marzo/abril, así el equipo nacional pueda entrenar. En Puerto Rico teníamos jugadores estudiando en Estados Unidos, jugando allá y por ende la Liga Nacional la hacíamos en los meses de verano para que ellos puedan jugar. Luego la NCAA (National Collegiate Athletic Association) colocó una regla, prohibiendo a los que jugaban en la Liga Nacional de Puerto Rico poder jugar la NCAA y esto perjudicó enormemente a lo que es nuestra liga de verano. Esa creo que es la razón de la caída de nuestro equipo nacional.

Los ejemplos de Piculín Ortiz, Ramón Rivas, JJ Barea y Carlitos Arroyo. Ellos jugaban todo el año, en Estados Unidos y luego en Puerto Rico, sumado que aquí jugaban con refuerzos, con jugadores mayores y eso hizo desarrollarse como grandes jugadores. Teníamos una selección nacional bien fuerte como consecuencia de esto. Ahora no es así, juegan solo en las universidades, pero tampoco se hace una liga en verano, que sí se puede hacer, para jugadores que están en Estados Unidos, cómo era mi idea. Contando la Escuela Superior y las Universidades tenemos 250/300 jugadores. Podríamos hacer una Liga en Puerto Rico, pero nadie pone interés en hacer eso. Este año, por ejemplo, cuando los jugadores llegaron en mayo, yo mismo me los llevaba a una cancha a jugar 5 vs 5 con el fin de que se mantengan en condiciones. Ese es un trabajo de la Federación y lamentablemente no se organiza, no se hace.”

¿Esto era su proyecto para la Federación cuando se postuló para presidente? “Todo. Tú sabes que creo que no gané por esta razón. Como yo declaré que todas las ligas privadas iban desaparecer, porque yo quería que esas ligas desaparecieran y que los niños jugaran solamente baloncesto a nivel Federación y en los colegios que están becados, aquí hay muchos colegios que son privados y becan a sus jugadores. Los torneos de Escuela Superior, previo a que lleguen a la edad de universidades, son muy buenos torneos. Hoy los niños juegan demasiado en muchas ligas, un chico de 12-14 años puede que juegue al año más de 70 juegos y eso es matar al joven. Esto no pasa en ningún lugar del mundo, solo en Puerto Rico. La Federación debería reglamentar esto, ahora están tratando de hacerlo, aplicando reglas que impidan que los niños jueguen más de tres juegos a las semanas. Vamos a ver en que termina”

Al existir tantos partidos y menos entrenamientos se ve a la competencia como forma de desarrollo y no a la práctica…
“Exactamente, cuando uno quiere aprender a guiar (manejar un vehículo) debe practicar, practicar y practicar y recién ahí obtiene la licencia. En el baloncesto aquí no. Aquí el niño juega, juega, juega y juega. No importa la cantidad de veces que tenga que jugar. Mira, hay torneos de baloncesto que a veces en un día el chico juega tres partidos. Eso es un crimen para un joven. Pero yo soy solamente uno y en las ligas privadas hay mucha gente que gana dinero con eso, hay gente que se dedica a eso, entrenadores que se dedican a eso. Necesitaría trabajar con más gente porque uno solo no puede.”

¿Qué opinión tiene de que la cantidad de franquicias anualmente se ha ido modificando?
“Antes jugábamos torneos de 16 equipos. Pienso que para tener una liga fuerte, debe tener hasta 10 equipos. Yo recomendaba una liga de desarrollo o una liga B, donde estén 16 equipos, con mayor cantidad, desarrollando más a nuestros jugadores y una de Liga Superior de solamente 8. El problema es que nunca se han sentado a buscarle una solución los encargados del baloncesto. Viene un presidente y lo hace de una forma, viene otro y lo hace de otra distinta. Este año se jugó un torneo de 9 equipos y hubo un balance, un equilibrio. Cualquiera le ganaba a cualquiera, todo estaba más reducido. Las nuevas camadas de baloncesto colegial son muy buenas, van a jugar muy bien al baloncesto y nosotros tendríamos que estar preparados para hacer de recambios en los equipos y en la selección nacional”

¿Cómo hace para mantenerse día a día actualizado con los cambios que surgen constantemente en este deporte?
“Yo me mantengo al día con todo lo que es FIBA, incluso me acercan los panfletos de los que son entrenadores niveles 1-2-3 para trabajar en clínicas. Viajo a Estados uNidos y veo entrenamientos en las universidades, visitando amigos que tengo y están dando clases en universidades. Soy un obrero del básquet y como el básquet me ha dado la vida, debo mantenerme trabajando para estar al nivel del que venga atrás mío. Esto es una competencia y el que mejor se prepare es el que va salir mejor. Esta es una de las razones por las que me mantuve en este nivel”

“Hace dos años estuve en San Antonio para la final de la NCAA, fui invitado a un premio que me dieron y estuve en la clínica junto a Popovich. Considero que puedo seguir trabajando, me siento muy bien de salud y busco siempre estar preparado para los compromisos que tenga”

¿En Puerto Rico tienen una Escuela de Entrenadores como en Argentina existe ENEBA?
“Por lo mucho que trabajé, soy un fanático del baloncesto argentino. Es el país que más se ha preparado en la proyección del baloncesto en sí. En el sentido de cómo preparar a los jóvenes, como preparar a su selección nacional y cómo se han preparado los entrenadores argentinos. Cuando trabajaba en Argentina, asistía a cursos y clínicas que daban ellos antes del torneo. Ahora mismo tengo un club y estoy siguiendo el modelo de preparación que hicieron los entrenadores argentinos. Soy un fanático de los entrenadores argentinos”

“En Puerto Rico yo traté de dar un curso, le propuse a la Federación, así los entrenadores tengan un mejor nivel. Lo preparé como un curso de 60 horas, como hacen Argentina y España, hice una copia de los dos. ¿Qué es lo que pasa? Que aquí en Puerto Rico me aprobaron un clínica de tres días, es decir, que alguien va tres días y sale con el carnet de entrenador, y a mí me costó mucho ser entrenador. En tres días tú no puedes preparar a una persona para que sea entrenador, es casi darle una pistola y una licencia a uno para salir a matar. A mí esto no me satisface, y no sé si es que soy muy perfeccionista pero los que me conocen saben cómo trabajo”

“Yo creo que los entrenadores deben realmente prepararse y uno de los problemas grandes que tenemos ahora es que hay muchos entrenadores con carnet, hay muchos que trabajan por lo que yo te dije de las ligas privadas y así tener sus clubes, son clubes privados donde tú pones a un niño, lo pones a jugar y eso ya es un club. Está más contaminado por la necesidad de ganar dinero que por la de enseñar y que uno se prepare. No hay una preparación ni en niños, ni en los entrenadores”

“Yo ahora mismo estoy haciendo un club en la ciudad de Mayagüez y estoy tratando de seguir un modelo de cómo se deben hacer los clubes. Agarré el modelo CABB , estoy tratando de hacerlo como ellos lo hacen, agarré a los entrenadores y los estoy capacitando como en Argentina lo hace. Tienen que tener seriedad, tiene que tener un trabajo y estar clínicas constantes con nosotros, todas las semanas, conocer lo que se va a hacer y así trabajar con los niños. Hay entrenadores que no saben ni explicar una cosa y al final son entrenadores. ¿Cómo el niño va a aprender a jugar si no tiene un buen profesor al frente? Yo creo que el coach, el entrenador debe ser maestro y pensar como maestro. En Puerto Rico hemos dejado de trabajar de esta forma y se nos han acercado mucho a nosotros en todo lo que son los países de América. Antes éramos los numero uno en Centroamérica, peleábamos con Canadá, Argentina y Brasil. Hoy Argentina ya nos pasó por arriba. Tenemos que empezar a ver cómo hacer para volver a aquellos tiempos.

Uno desde afuera ve que en Puerto Rico el basquetbol se lo lleva en la sangre… “Totalmente. No hay un país en el mundo que se juegue más al baloncesto que en Puerto Rico. Esto te lo puedo asegurar. No hay, partiendo del hecho que no hay un país que tenga más torneos que nosotros. El niño aquí empieza a competir a los 5-6 años. Esto es lo que yo digo que debemos prepararlo mejor, organizarlo, capacitar mejor a los entrenadores. En Puerto Rico se dejan llevar con que hay que tener a la gente joven y los veteranos no sirven, por decirlo así”

“Ahora mismo hicieron una Asociación de Entrenadores donde no están ni Julio Toro ni Torres ni Raymund Dalmau ni Carlitos Morales. Ninguno podemos estar en la Asociación porque es exclusivo para jóvenes. Yo que soy el más viejo trato de conseguir algunos entrenadores más grandes que yo para poder seguir viendo y aprendiendo. Ellos no entienden eso y no nos usan. Los modelos en Argentina siempre fueron León, ahora esta Julio (Lamas), el huevo (Oscar Sánchez), la oveja (Sergio Hernández), están quienes pueden enseñar el baloncesto que ellos quieren jugar. Son utilizados, aprovechados y trabajan para eso. Debería ser así en todos los países, pero en Puerto Rico eso no existe.”

José Raúl Santana / El Vocero

¿Conversa muy seguido con el coach Morales? “Justo este fin de semana lo pase con él en Orlando. Trabajó en la selección conmigo, estuvimos juntos, no hay asistentes yo siempre digo. Todos los que trabajamos en la selección somos entrenadores, son gente de mucho prestigio. Él estuvo conmigo en los Panamericanos y ganamos la medalla de oro. Luego en el Pre-Olímpico en Mar del Plata que perdemos con Argentina. Esta semana estuvimos viendo a mi nieto y además yo vine a ver a unos de mis jugadores y él me iba acompañar a verlos. Con Carlos tengo una amistad tremenda y es uno de los grandes entrenadores que ha tenido el país, aunque se quitó muy temprano porque tuvo su trabajo en ESPN. Sentado al lado hablando con él es mucho lo que uno aprende.”

¿Qué balance hace del mundial de los latinos? “Puerto Rico tuvo el tiempo de prepararse y estuvo trabajando en China. El problema fue antes, cuando se estuvieron en Puerto Rico, ahí no fue buena. Se bajaron algunos jugadores, como JJ Barea y Carlos Arroyo anunció su retiro en ese momento. Tuvo muchos problemas para armar el equipo. Con las limitaciones que tenía el seleccionado, creo que lució muy bien en el torneo con jugadores nuevos. Yo entendía, y lo dije en la prensa en mí país, que debíamos hacer un recambio para este mundial, pensando también en las próximas ventanas. Deberían haber ido los jugadores jóvenes que están en las universidades, que tienen mucho talento y efectuar un recambio total en China. En el torneo, a nosotros se nos hace difícil llegar bien arriba. El equipo no lució mal, jugó muy bien contra España, tuvieron juegos muy buenos, ganaron partidos muy bien. Yo pensaba más que nada que los más jóvenes debían tener su lugar y así tener más competencia desde esta edad”

“Venezuela cargó con los problemas que tienen el país, no pudieron preparar y mantener el buen nivel de los últimos dos o tres años. Brasil mejoró a lo que venía siendo, volvieron algunos veteranos, lució bastante bien. Canadá me sorprendió porque esperaba más de ellos y al final no pudieron pasar”

“Argentina es el equipo que dominó. Es el mejor equipo de la zona, aún en este momento de la renovación. Algunos creían que no tenía futuro y han llevado a esos jóvenes que yo los venía siguiendo desde hace torneos atrás, por cómo los van subiendo, cómo los van llevando. Lo que admiro es que siempre van subiendo a dos o tres jugadores y a los tres años vuelven a subir a dos o tres más, nunca se les hace veterano el equipo, siempre se hace una selección con mucha potencia, casi todos los jugadores en el baloncesto europeo y eso hace que estén dominando y que sigan dominando, yo creo, por muchos años más.”

Previo al mundial, uno de los lugares que estaban en duda era entre Agustín Caffaro o Facundo Piñero. El Oveja se inclinó más por Caffaro, entre otras razones, porque era más joven.
“Seguro. Normalmente el entrenador utiliza 9-10 jugadores por partido. Yo creo que el 9-10-11-12 tienen que ser jugadores jóvenes. Los años que trabajé en la selección de Puerto Rico teníamos cuatro que eran alrededor de 33 años, cuatro de alrededor de 28 y cuatro de 24 para abajo. La selección nunca se me caía, siempre a los que tenía que cambiar eran a los cuatro mayores. Por ocho años teníamos un grupo de jugadores bastante sólido. Los del medio son los que te mantienen a la selección y luego los veteranos, como Scola, que te guían a los jóvenes hacía donde uno quiere. Por eso adoro el baloncesto argentino, porque una vez que se organizaron y trabajaron en grupo los entrenadores de Argentina han progresado. Debo sumarle el baloncesto que se está enseñando a los jóvenes y la nueva forma en que se enseña es lo que creo que los hace un ejemplo a seguir.”

¿Esta idea es la que está implementando dentro de su equipo y quería llevarla adelante en la Federación si le hubiera tocado?
“Yo cuando fui a trabajar a la Argentina en los años 80, aprendí una forma de jugar, de cómo eran los jugadores, la metodología y eso traté de llevar siempre a mis otros equipos. Cuando dirigí en Brasil, Venezuela, República Dominicana, España. A todos lados yo llevaba esa forma de enseñar. Debo agregar que esto ha progresado y por ello es mucho mejor ahora. Soy amigo de los entrenadores, estoy al tanto de lo que está pasando, de lo que cambian y hacen. Si me mantengo como entrenador viendo y siguiendo lo que en Argentina se hace, no necesito irme a ningún lado más a buscar nada.”

Volvamos a la Selección de Puerto Rico. Francisco Caffaro, pívot argentino no pudo seguir en la preselección porque tenía clases en la universidad. ¿En Puerto Rico tienen el mismo problema?
“Nuestras selecciones juveniles van a los torneos desviados porque están estudiando High School o la Universidad y no le permiten jugar con su selección. Mi nieto no pudo jugar un mundial juvenil porque debía tomar unas clases en la universidad. Si faltaba a esas clases, no podía jugar el próximo año en la NCAA. Son entrenadores que buscan que sus jugadores estén con ellos todo el año. En el verano, cuando terminan las clases, quieren que pasen trabajando en su físico y la preparación para la siguiente temporada, obligándolo a tomar las clases porque en la universidad debes tomar unas clases para poder jugar. Si tú no la tomas, no podes jugar el torneo. Lo tienen amarrado, como yo digo”

“El que juega al baloncesto no tiene mucha inclinación para ser estudioso. Son pocos los Milovich, los Delfino, algunos que se recibieron de abogados, otros de ingenieros o Milovich que se hizo médico. Por eso les dan tanta importancia a que estén dentro de la universidad y eso nos impide de tener a los jugadores por dos o tres años.”

¿Es igual con todos, con los de Estados Unidos también? “Para todos. Antes lo que hacían era que se llevaba a la selección universitaria a los torneos. Luego empezó el Dream Team y no se llevó a los jóvenes nunca más. Ahora no llevan a los universitarios tampoco a las ventanas FIBA. Llevan a los de la G-League, a los universitarios no se los toca, el negocio del baloncesto universitario es igual o mayor incluso que el de la NBA. La NBA tiene los anuncios, pero la cantidad de gente que va a ver los partidos y el ingreso que tiene las universidades es increíble. Hay muchos intereses atrás de esto.”

¿Cómo se podría mejorar el basquetbol a nivel Latinoamerica? “Yo insisto que el desarrollo de Latinoamérica depende de los gobiernos. Las federaciones necesitan esa ayuda. Al básquet se le hace muy difícil si no cuenta con la colaboración del gobierno. A esto agrego que las federaciones deben preparar a los entrenadores, porque lo que veo es falta de entrenadores en todos los países. No hay forma más fácil de hacer un buen equipo nacional que en Cuba y en su momento lo tuvo con sus selecciones nacionales. Cuando ganaron la medalla en el 72, tenían la ayuda de los rusos e incluso se iban a jugar a Rusia. Debemos desarrollar a los entrenadores, lo que se ha hecho en Argentina se debe hacer en toda América. Potenciar a los entrenadores desde las formativas hasta la primera. De abajo a arriba y no que los de arriba estén bien y los de abajo se las arreglen como puedan. El potencial humano lo tenemos en todos los países, pero no tenemos los necesarios entrenadores para trabajar”

Puerto Rico sufrió un huracán años atrás y hace meses atrás la renuncia del presidente. ¿Cuánto repercutió en el baloncesto?
“Después del huracán dejaron de llenarse estadio de 5 mil personas que antes se llenaban o el Coliseo, que se llenaba con 10/12 mil personas. Este año se bajó la asistencia en un 85/90%. Económicamente la gente se vio afectada. Siempre estuvimos bien porque estamos con Estados Unidos y la influencia del dólar”

“Un ejemplo es el sueldo de los jugadores de baloncesto, que antes ganaban 80/100 mil dólares en tres meses, y actualmente están en 40 por torneo. Y así en todos los aspectos, como entrenadores y arbitraje. La economía no está como uno quisiera que este y debemos seguir trabajando, poco a poco nos vamos levantando, las cosas se van a ir dando. Hay que ver que decide Puerto Rico con los gobiernos, todos los años caen presos los senadores y políticos por malversación de fondos, la corrupción está ahí y no es la responsabilidad de los puertorriqueños comunes. Si sumas nuestros problemas económicos, y le agregas a los políticos llevando mal los fondos del país es todo más complicado”

“Posterior al huracán hemos tenido una evolución, las compañías han vuelto a levantar, los mismos restaurantes, los mismos shopping centers. Vamos a necesitar unos cuatro o cinco años más. Este huracán ha sido muy duro, tuvimos otros huracanes, pero este fue muy duro. Tenemos problemas con la luz aun hoy, con el agua y ya van más de dos años de eso.”

¿Cómo es el baloncesto en la región de Centroamérica? “El problema en Centroamérica es que la única liga organizada es la de Puerto Rico. La liga ya cumplió 102 años, pueden pasar todas las cosas que pero la liga siempre está. En Dominicana se empezó una liga que es como la histórica de Argentina, basándose en provincias. Los torneos grandes están en las provincias, por más que si existe una liga nacional que ha ido levantando. Torneos profesionales con 6-8 equipos, se juntan todos los jugadores ahí y juegan ese torneo”

“En el Caribe puede haber algún que otro torneo, pero no con la calidad que tenemos en el baloncesto nosotros. En todo Centroamérica el trabajo con el niño no es muy bueno y el problema más grande es que no hay entrenadores. Creo que el problema más grande que tiene el baloncesto en Centroamérica es que directamente no hay entrenadores. Los ex-jugadores de nuestro país tienen su propia escuela de baloncesto montada en Estados Unidos, serán unas 15-20 escuelas y eso ayuda: Recluta a los niños que no nacieron acá pero por descendencia pueden jugar por nosotros. Eso es lo que nos permite estar un paso por arriba de lo que respecta a América Central”

“A mí el país que más me sorprende porque trabajé allí y se dé la calidad de atletas pero no hay un desarrollo de una liga es Panamá. En los años 80 era de los grandes equipos de Centroamérica, campeón incluso, sin embargo, se dejó caer en el baloncesto y no ha podido levantar y la razón radica en la falta de organización del país. Esto es una organización que debe arrancar de país”

“El baloncesto hay que regionalizarlo por provincias y hay que tener entrenadores en esas provincias, son proyectos. Para no limitarme a Argentina, me alegré de que Uruguay nombró a Magnano, porque si a ellos le llega la mentalidad que tiene el baloncesto argentino, os uruguayos son gente que siempre han intentado mantener una liga fuerte. Uruguay es un país que puede dar un golpe en los próximos años. Creo que Sudamérica va a seguir dominando y que en el centro estará Dominicana y Puerto Rico. Seremos 6/7 equipos que vamos a estar peleando y los otros un poco más lejos de poder dar un golpe e ir un mundial u olimpiada.”

¿Un cupo latino obligatorio en cada equipo de cada liga aportaría al crecimiento? “Nosotros en Puerto Rico jugamos durante años con dos americanos y un latino. Por problemas económicos lo tuvimos que quitar. Yo insisto que debería ser un estadounidense y un latino, por ejemplo, ahora en Nicaragua se jugó una liga que tenía a muchos puertorriqueños, al igual que ahora en México que hay muchos jugadores y cinco o seis entrenadores. También estaría bueno que los entrenadores de algunos países ayuden a los de otro a mejorar y trabajar. La economía es la que manda y eso lo hace más difícil.”

¿Cómo ve el abuelo a su nieto en la NCAA? Más que el Coach al jugador. “Mi nieto (Jhivvan Jackson) ha tenido dos años extraordinarios en la universidad San Antonio, fue el Freshman en su primer año. El segundo fue el mejor jugador de su conferencia. Este año los primero cuatro juegos tuvo un promedio de 25 puntos. Es un dedicado por completo a lo que es el baloncesto. Es un ratón de gimnasio como le llamamos en Puerto Rico. Siempre está metido, tirando, trabajando. Es un muchacho preparado para lo que él quiere hacer y a mí mismo me sorprendió que en la página de Carlos dijo que él va a ser el próximo puertorriqueño en subir a la NBA”

“Imagínate que yo siempre soñé con que alguno de mi país suba, imagínate si el que sube es uno de la familia, sería muy emocionante. El padre de él jugó en el seleccionado de Panamá y estudio en la Universidad de Oregón. Cuando era niño se quedó en mi casa junto con su hermanito porque los padres se fueron a trabajar a Estados Unidos y estaba todo el día metido en la cancha y trabajando conmigo. Creo que él esta mentalizado en que puede jugar a ese baloncesto. Debe seguir como viene y después tener la suerte de que en la NBA alguien te vea y crea que lo puede ayudar. Si no es así, va a ser un buen jugador internacional y creo que podrá estar en cualquier equipo internacionalmente.”

Jhivvan Jackson

¿Tuvieron episodios complacidos por culpa de las políticas de Trump? “Todo esto es una cosa de Trump. Yo estoy en Orlando, camino tranquilo y paseo por los restaurantes latinos. Veo a la gente contenta y veo a la gente bien, a mí nadie me dice nada y a mi nieto en la universidad lo tratan de una manera increíble. El coach le cumplió todo lo que le prometió. Él tenía muchas ofertas para ir jugar a diferentes universidades y escogió esta universidad posterior a la entrevista y la forma en que el entrenador le habló. No podemos quejarnos de nada, lo han tratado muy bien. Lo de Trump es la política de su país, es una persona que nunca debería haber llegado a ser presidente de los Estados Unidos. Cuando fue a Puerto Rico fue como si no hubiera venido nadie, pero él ganó las elecciones y lo que siempre digo, los pueblos tienen lo que merecen, porque es el pueblo el que vota. En Puerto Rico pasan los años y tenemos a las mismas familias metidas en el gobierno, si eso no cambia vamos a tener en nuestro país muchos problemas.”

Recién lo mencionabas al Coach Morales, ¿qué opinión tiene él con respecto a que en su país no se le brinde la importancia a gente como usted?
“Carlos es igual a nosotros, nos quedamos tranquilos, seguimos haciendo nuestro trabajo. No vamos a pelear por esto. Yo trabajé muy duro dentro de la federación para llegar a esta edad y poder seguir entrenando, muy duro. Fui jugador y hasta utilero de la selección nacional. Me preparé como entrenador siendo utilero. Le debo todo a la Federación, pero la misma institución no ha sabido sacar provecho a esto. No han sabido sacarles provecho a sus ex entrenadores y a sus ex jugadores”

“En Estados Unidos tú los ves en los programas de televisión o asistentes de equipos, en Europa pasa lo mismo, son asistentes o entrenadores como vimos en el último mundial. Eso es muy bonito en el baloncesto y los que estuvimos mucho tiempo queremos al basquetbol. No buscamos tener un gran nombre y todo eso, pero lo queremos, lo sentimos en el corazón y por eso yo luchó y me duele cuando veo que a todos estos históricos se les da la espalda. Esa es la mentalidad que tienen y si tú quieres trabajar ahí debes estar con esa gente, como yo digo, juntos pero no revueltos. No me importa quién sea la persona, yo criticó lo que creo que está mal, por niños, por la liga o la federación. Yo amo el basquetbol y tengo dos cosas en mi vida, mi familia y el basquetbol”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .