🇲🇽 CAPITANES CDMX Y LAS DEUDAS DE UN GRAN PELIGRO

Por Jorge Herrera (@jorgehenav)

Capitanes de la Ciudad de México anunció el regreso a su país natal para disputar su primera temporada completa en la NBA G-League desde que fuera anunciada la expansión en 2019. De ese año al día de hoy, su realidad es totalmente distinta y con muchas dudas para el futuro cercano.

En los últimos siete años, aproximadamente, el básquetbol mexicano a nivel de clubes ha alcanzado cierta estabilidad -si podemos llamarlo de esta manera- y su crecimiento también ha sido relevante en alguno de ellos, especialmente cuando en el mapa de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional apareció la franquicia de Capitanes de la Ciudad de México. Sueños anteriores como el de la Ola Roja terminaron por ser proyectos de corto alcance, pero, cuando Moisés Cosío y sus socios decidieron incursar en este mundo, la capital del país revivió una pasión que parecía haber quedado escondida. El básquetbol de primer nivel renació con grandes esperanzas, pero ahora ese éxito constante luce nublado y con indicios de tormenta.

Foto: Capitanes CDMX

Al arribar a la LNBP con uno de los mejores presupuestos con respecto a la plantilla y de la mano de Ramón Díaz, Capitanes de inmediato empezó a adentrarse en las Finales de esta competición y también alcanzó rondas finales de torneo internacionales como lo fue en la Liga de las Américas de 2019. Su trabajo en duela era magnífico para lo joven de la institución y no solo destacaba en esa parte, sino también en la administrativa, la cual consiguió un logro que nadie se imaginaba llegara tan pronto y por conducto de ellos.

La buena tradición de la NBA para venir a México con juegos de temporada ya era suficiente alegría para la afición azteca, sin embargo, en ese mismo 2019, antes de comenzar el duelo entre los Dallas Mavericks de Luka Doncic y los Detroit Pistons, el comisionado Adam Silver dio anuncio adicional en su discurso: Capitanes será parte de la familia NBA. Aunque no lo fuera directamente en este nivel, las dos organizaciones lograron llegar a un acuerdo de cinco años para que la franquicia fuera parte de la expansión de la liga desarrollo, mejor conocida como NBA G League. Para ese entonces, todo estaba planeado para que el Gimnasio Juan de la Barrera no fuera desechado por sus años, sino que continuara siendo el hogar de Capitanes y su familia de aficionados, pero, tres años más tarde todo ha sufrido un cambio que tiene sobre la cuerda floja al equipo.

Con la pandemia destruyendo todo a su merced, el deporte alrededor del globo no fue la excepción. Para Capitanes y la NBA G League significó la cancelación de la liga en un principio y más adelante fue la ausencia de la organización mexicana en el regreso de la competición. Dos años sin jugar era una locura en contra de lo que se tenía planeado en un primer contrato, por lo que los problemas deportivos, logísticos y económicos comenzaron a tocar a la puerta y no podía haber un año más en que el conjunto latino no se presentara en el tabloncillo.

De esta manera, la opción para no sucumbir fue crear una sede para ellos en Fort Worth, Texas. No obstante, esta sede no sería para jugar, sino únicamente para entrenar, lo que llevó a la quinteta azul y oro a jugar todos sus partidos de visitante y viajando noche tras noche a su destino. Por supuesto, esto trajo de vuelta una unión interna en los jugadores como Rigoberto Mendoza, Moisés Andriassi y otros nuevos incorporados como Mike Torres. Pero aunque el equipo estuviera activo, los gastos no dejaban de ser mayores y la entrada económica no era la mejor. Su temporada culminaría sin acceder a playoffs y, cuando uno comienza a revisar los alrededores, esta también finalizaría con bastantes disgustos de la afición al percibir a un equipo que ya no era latino y mucho menos mexicano.

Andriassi y Fabián Jaimes fueron los aztecas en representación, pero los dos fueron poco a poco relegados al banquillo. De ahí, la camada boricua se abrió espacio y los comentarios no se hicieron esperar con señalamientos de si el equipo en verdad era latino o más bien puertorriqueño, ya que, si también observamos otras nacionalidades sumadas a la mexicana, solo se contó con un panameño -desarrollado en Estado Unidos- en C.J. Rodríguez, los dominicanos Mendoza y Torres y el máximo prospecto venezolano, Garly Sojo. Así que, fuera de casa, con problemática de identidad, gastos al por mayor y un alejamiento de su afición, Capitanes vuelve a México en este 2022 para tratar de salvar un barco que comienza a perderse en la oscuridad de la noche.

Y cabe añadir que, si lo anterior no fuera suficiente, además, el tan ansiado regreso no será en la verdadera casa del equipo.

“Estamos trabajando muy duro en la parte deportiva con Nick (Lagios) y todo el staff técnico para intentar construir un roster de lo más competitivo posible, para seguir consolidándonos en la liga que estamos, para poder dar el mejor espectáculo de la mano de la Arena Ciudad de México y la NBA México”, comentó Ramón Díaz durante la conferencia de lanzamiento para la campaña 2022-23.

Durante varias semanas, el rumor de ir a jugar a la Arena Ciudad de México ganó bastante poder y Diego Martínez, en exclusiva para el periódico Reforma, confirmó lo que a voces se sabía: el nuevo gimnasio de Capitanes sería uno de primer nivel, pero también uno de difícil alcance para la afición tanto por el tema económico como el de llegada al ser uno de los recintos más modernos y alejados de la ciudad.

“El Juan de la Barrera es un recinto histórico, construido hace mucho tiempo y que será siempre parte de nuestra historia”, inició a agregar en su participación el presidente Rodrigo Serratos. “Vivimos grandes momentos ahí, sin embargo, por los requisitos exigidos por la NBA para la celebración de sus partidos, nos será inviable continuar en el Juan de la Barrera. Estos lineamientos van desde la instalación de aire acondicionado, espacios múltiples para referís, crecimiento de las duchas y cosas que complicaban el poder celebrar los partidos ahí. Es un tema que por el tipo de recinto antiguo que es, es muy complicado hacerle modificaciones”.

En estas complicaciones hablamos de millones de pesos de diferencia en cuanto a lo que costaría realizar todas las adaptaciones y lo que sería ir a una arena ya lista. Desafortunadamente, aquí es cuando comienzas a preguntarte si ello valdrá la pena, porque como sabemos, al igual que una ciudad como Los Ángeles, el tráfico y las distancias en la capital de la República llegan a ser intimidantes, algo de lo que no se libra esta decisión. Después de estar tres años en uno de los puntos más céntricos, la mudanza ahora será a un aproximado de 20 kilómetros de distancia y eso significará para muchos un traslado de casi una hora solo para llegar a los juegos. ¿Puede el aficionado soportar esto durante una campaña completa?

“Estamos contemplando un plan de acción para que toda la comunidad que habíamos construido alrededor de nuestro antiguo estadio no se sienta descobijada y que podamos facilitarles el poder seguir acompañándonos y estamos seguros que cuando estén en la Arena se darán cuenta que habrá merecido la pena esa distancia para poder llegar”, añadió Serratos en cuestión expresa de Cancha Latina, debido a que no es solo el riesgo que puede significar la distancia, sino también los precios de las entradas que se han disparado en los abonos.

Foto: Capitanes CDMX

Es cierto que las cosas cambian cuando uno juega en la LNBP y más adelante en la NBA, por lo que los ingresos para los equipos necesitan ser mayores, sin embargo, Capitanes peleará con un duro golpe económico que sufre hoy el país en cuanto a la inflación y otros factores que no hacen para nada accesible un pase de temporada que alcanza hasta los 32 mil 562 pesos (poco más de 1,600 dólares); el último más caro en el Juan de la Barrera costó 14 mil 500. Además, sin ser punto de comparación directo, claro que causará duda o incluso hasta molestia que este sea el nuevo valor del mejor abono cuando el América, el club más seguido de la ciudad y del deporte más popular, vende el más caro en 12 mil pesos.

24 juegos se disputarán en territorio mexicano de los 50 programados al momento y la Arena Ciudad de México recibirá un máximo de 8 mil aficionados. Para estos encuentros, y en busca de reconectar con sus seguidores en otros aspectos, el coach Díaz y el resto del staff quiere construir un roster competitivo para la liga y compensar el equipo entre experiencia NBA y prospectos latinoamericanos.

“La mayoría del roster siempre serán latinoamericanos, siempre habrá por lo menos dos mexicanos. Para este año vamos a hacer algo similar a lo de la temporada pasada tratando de añadir prospectos latinos y otros con experiencia NBA. Hasta que terminó nuestra campaña, fuimos el segundo equipo con más llamados (a NBA), así que trataremos de hacer lo mismo en este ciclo”, compartió el gerente general Nick Lagios en su participación durante la sesión de preguntas y respuestas. “La razón de hacer esto es que queremos ser competitivos, pero también vamos a desarrollar a los jóvenes, los cuales van a ganar mucho de tener estos roces, como pasó con Moisés Andriassi y Garly Sojo”.

Al momento se espera que esto dos continúen dentro del proyecto, pero en esos dos espacios para mexicanos, reportes indican que Fabián Jaimes ya no sería el otro azteca en ser incluido. Un golpe más en la mesa para Capitanes cuando puede ser que descartes a uno de los mejores hombres de la Selección Nacional en la actualidad.

La situación para nada es sencilla, son más las situaciones en contra que las bendiciones que puede tener hoy la franquicia de Capitanes. El contrato con la NBA se encuentra en su límite y si este año no recupera el calor que llegó a vivir en sus primeros años de existencia, la organización puede que se aleje de ver la luz más adelante en este apartado internacional. El primer gran reto será un roster que pueda acercar a la gente, después un juego que haga valer el espectáculo y, finalmente, que la economía termine en su favor para sobrevivir.

La odisea en «casa» comienza el próximo 18 de noviembre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.