CARLOS ARROYO, LARRY AYUSO Y FILIBERTO RIVERA, TALENTO Y VETERANÍA UNIDOS EN FAJARDO

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

Cuando Carlos Arroyo se unió a Felo Rivera para mover la franquicia de Manatí a Fajardo, el veterano base cumplió uno de sus sueños de devolver el baloncesto del BSN a su localidad natal. Desde el primer momento, uno de los propósitos fue reunir a jugadores de talento y entre ellos estaba el nombre de Larry Ayuso con quien tan buenos momentos protagonizó tanto en Santurce como en la selección de Puerto Rico.

Carlos Arroyo (Foto: José Luis Candelario/GFR Media)

Cuando Carlos Arroyo se unió a Felo Rivera para mover la franquicia de Manatí a Fajardo, el veterano base cumplió uno de sus sueños de devolver el baloncesto del BSN a su localidad natal. Desde el primer momento, uno de los propósitos fue reunir a jugadores de talento y entre ellos estaba el nombre de Larry Ayuso con quien tan buenos momentos protagonizó tanto en Santurce como en la selección de Puerto Rico.

Fue una “temporada muerta” muy movida para Larry Ayuso, que terminó el BSN en Piratas de Quebradillas y fue traspasado a Cangrejeros de Santurce por Javier Mojica. El receso de los capitalinos hizo que los derechos de Ayuso terminasen en Guayama y así el veterano alero jugaría su temporada número 20 del torneo boricua con Brujos.

No fue el mejor inicio de temporada para Brujos de Guayama, un equipo con mucho poderío ofensivo pero que carecía del orden necesario para canalizar todo ese talento. La dimisión de Jorge Otero y la llegada de Manolo Cintrón al banquillo, los problemas con Ricky Sánchez y los numerosos cambios de extranjeros fueron los sucesos que precedieron a la salida de Larry Ayuso, que fue traspasado al equipo de Fajardo a cambio de los derechos sobre Carmelo Lee y el novato DeJuan Marrero.

Larry Ayuso y Carlos Arroyo (Foto: José L. Cruz Candelaria/GFR Media)

“Larry trae su experiencia, su actitud de competidor, su disciplina como atleta”, explicaba Carlos Arroyo en la previa del debut de Ayuso con su nueva camiseta. “No solo ayuda al equipo, sino que individualmente hablando a los jugadores jóvenes les puede servir de mentor”

“Para mí siempre es un orgullo estar con Carlos, y más ahora que estamos en nuestra recta final”, explicaba feliz Larry Ayuso ante de su debut con el equipo de Fajardo. “Nos sentimos los dos muy bien, y sentimos que podemos competir a este nivel todavía. Es algo bien especial estar otra vez en la cancha. Tuvimos grandes triunfos, grandes momentos. Siempre ha sido un honor jugar con Carlos. Es uno de esos bases que me conoce de la A a la Z, siempre sabe dónde y cuándo darme el balón”

“Me siento muy feliz. Hay un ambiente positivo en el equipo y con la fanaticada. El grupo se siente como una familia. Me sentí muy bien con el grupo que es lo más importante”, seguía explicando el veterano tirador. “Las expectativas mías son altas y todo el mundo espera lo mejor de mí siempre. Queremos ganar un campeonato, y esa es la meta. No estamos aquí para pasar tiempo”

Otro de los nombres que desde el principio quiso traer Carlos Arroyo a su equipo fue Filiberto Rivera, con el que esta misma temporada compartió equipo en Leones de Ponce durante la Liga de las Américas y que también lo había hecho anteriormente bajo la camiseta de la selección nacional.

Filiberto Rivera (Foto: GFR Media)

Filiberto también tuvo unos meses previos al BSN con bastante movimientos. Más allá de su experiencia internacional en Alemania y México, los derechos del base habían terminado la temporada en Mayagüez y pasaron por Humacao antes de ser traspasados a Fajardo a cambio de Ansel Guzmán.

“Siempre he dicho que el veterano te va a ganar campeonatos. El veterano te va a llevar hasta lo último”, explica el base. “Creo que en este grupo se unieron las piezas que queríamos para ganar un campeonato y entiendo que cada uno de ellos entiende eso. Me siento bien afortunado porque no solo son amigos míos fuera de la cancha, sino que como profesionales han entendido mi visión”

Rivera se ha adaptado perfectamente a un rol más secundario, de menos minutos y saliendo desde el banquillo. “Sé cuál es mi rol aquí. No vine a pedir 40 minutos, estoy aquí para ayudar a Carlos a ganar juegos. Estamos los dos claros, esa es la mentalidad. Nosotros como veteranos queremos también traducirle a los jóvenes que aquí no hay egoísmo, no hay nada más que no sea ganar. Esa es la prioridad”

El entrenador Allans Colón podría decir muchas cosas de su equipo, pero lo que nunca dirá es que tiene un plantel con falta de veteranía y talento contando con figuras como Carlos Arroyo, Larry Ayuso o Filiberto Rivera.

Fuente:
El Nuevo Día y Primera Hora [1][2]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.