SERGIO MOLINA: EL BALONCESTO POR PASIÓN, EN MÉXICO POR AMOR

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

En estos tiempos que corren llenar las maletas y arrancar una nueva vida en otro país se ha convertido en algo común para muchos españoles, aunque hace unos años no era algo tan fácil ni tan habitual, eso no frenó a los muchos los que lo hicieron. Las grandes aventuras empiezan con grandes decisiones y la de Sergio Molina fue importante y valiente a partes iguales.

A los que preguntan cómo estoy
yo estoy muy bien, aquí ando al cien
bien decidido,
porque esta noche te vas conmigo.

Los Hermanos Banda de Salamanca

En estos tiempos que corren llenar las maletas y arrancar una nueva vida en otro país se ha convertido en algo común para muchos españoles, aunque hace unos años no era algo tan fácil ni tan habitual, eso no frenó a los muchos los que lo hicieron. Las grandes aventuras empiezan con grandes decisiones y la de Sergio Molina fue importante y valiente a partes iguales.

“Le debo y estoy agradecido a México por todo”, explicaba Sergio Molina en el principio de nuestra conversación. Sergio Molina puso rumbo a México en 2010 y hoy es “un mexicano más pero sin olvidar mis raíces”

De la mano de Erika y Ray. Casi 9.300 kilómetros separan su Valencia natal de la ciudad de Pachuca de Soto donde reside actualmente, aunque el germen de esta historia empieza en 2006 en Vinarós, una bonita ciudad del Bajo Maestrazgo del levante español.

Tras dirigir a Vinarós, había posibilidad de seguir en el club al año siguiente, pero en el horizonte de Sergio Molina se cruzó la opción de apuntarse a la academia militar de Zaragoza si la oferta del equipo castellonense no colmaba sus expectativas. Además, ese mismo año había conocido a Erika “la Cucha” Gómez, una de las mejores jugadoras de la historia del baloncesto mexicano, la que hoy es su esposa y principal razón que lo llevaría tiempo después a marcharse otro lado del océano Atlántico.

sergio-erika
Sergio Molina y Erika Gómez

Su tiempo en la academia militar avanzaba en paralelo de su historia con Erika, con la que a día de hoy tiene dos niñas, Ainoa y Aitana. Poco después de graduarse, Sergio pidió su primera excedencia y empezó a trabajar junto con Erika en el CB Guadalajara y ya nunca más volvería a la vida militar. Su camino estaba en el baloncesto y en su vida al lado de la “Cucha”

La primera oportunidad de dirigir en el extranjero llegaría de la mano de Ray Santana para ir con la selección femenina en el Centrobasket de 2010 en la ciudad puertorriqueña de Mayagüez donde el combinado tricolor conseguiría la medalla de bronce, primero de los éxitos también en la carrera de Ray en el baloncesto latinoamericano.

Poco más tarde, en los Juegos Centroamericanos, Erika Gómez sufre un problema de salud que le hace parar y que le hace retirarse del baloncesto profesional pese al importante número de ofertas que tenía para seguir jugando en España. En ese punto, es cuando ambos deciden quedarse en México. “Para mí fue un cambio fuerte pero tenía que apoyarla. Se recuperó en tres meses y poco más tarde teníamos que ver cuál iba a ser nuestro futuro y fue ahí por suerte cuando llegamos al Tecnológico de Monterrey de la mano de José Antonio Moya y Claudio Gallegos”, cuenta Molina.

El primer título con Monterrey. A su llegada al Tec de Hidalgo, el nombre conocido para el equipo era evidentemente el de Erika, a la que le encargaron la dirección del equipo femenino, mientras que a Sergio le quedó una labor de ayuda.

Las Borregas de Monterrey compiten en la liga universitaria de México. Esa nueva forma de trabajar del combo Erika-Sergio dio sus primeros frutos rápidamente con una medalla de bronce, algo inédito en una universidad tan pequeña y con un programa de baloncesto con mucho menos desarrollo si se compara entonces con las universidades rivales.

IMG-20190415-WA0019
La casa de Borregos de Monterrey

Tras ese primer éxito con Monterrey, a Sergio le llegaría la oportunidad de dirigir al equipo masculino y paralelamente llegaron también los Juegos Panamericanos de 2011. Ese torneo supuso la retirada definitiva de Erika Gómez con una medalla de plata. Ese momento sería el gran punto de inflexión de esta aventura mexicana, con una mayor repercusión política y deportiva para la “Cucha” y el inicio de un gran programa de desarrollo que sería en el más exitoso del baloncesto universitario mexicano, incluyendo figuras como fisiatras, nutricionistas o psicólogos que hasta entonces no habían estado presentes.

“El cambio de mentalidad entre el baloncesto profesional y el baloncesto universitario es bastante significativo, aunque el baloncesto es baloncesto, el enfoque es totalmente diferente. En el universitario, la verdadera finalidad es el uso del deporte para una correcta formación integral, ayudarles a desarrollar competencias que son difíciles de adquirir en el aula académica, y claro está, asentar las bases para el alto rendimiento o profesionalismo. Muchos chicos cuando se gradúan pasan al baloncesto profesional o incluso a la Selección Nacional Mayor, aunque otros eligen colgar los tenis y aprovechar las ofertas laborales que se les plantean”

IMG-20190415-WA0039

“El baloncesto universitario no es sólo el desarrollo del jugador. Es increíble cómo no sólo es hacer baloncesto, sino preocuparse por la formación de unos chicos que en el día de mañana van a ser profesionales y cómo se puede influir de una manera tan fuerte en esa formación y en sus sueños”

La curva de crecimiento del equipo masculino con Sergio Molina con entrenador se haría más abrupta aún, ya que lo hizo campeón en menos de tres años con aquel título histórico en 2014 ante UP Guadalajara después de remontar 16 puntos en menos de tres minutos. En ese camino, los Borregos no fueron la única nota positiva para el coach español, ya que consiguió clasificar a la selección masculina U18 a un premundial con el logro de jugar de tú a tú un partido ante Estados Unidos, ganando incluso uno de los cuartos a una generación que a día de hoy tiene a 9 jugadores NBA.

La liga ABE y el desarrollo baloncesto mexicano. La aparición de este nuevo torneo en 2014 trajo la novedad de las dobles jornadas en los fines de semana y competición durante ocho meses al año, tras los cuales se disputan los Ocho Grandes para decidir qué equipo se corona como campeón universitario de entre los ocho mejores de esta primera fase larga. La primera edición fue la mencionada anteriormente que ganó Sergio Molina y a día de hoy acumulan tres títulos y un subcampeonato en las seis temporadas que se llevan disputadas.

“Actualmente estamos en el puesto 14 del ránking FIBA y hemos sido capaces de sacar jugadores de la liga directamente a la selección absoluta, como mi jugador Israel Gutiérrez, Jonatan Machado o más recientemente Víctor Álvarez. El nivel es bastante alto”, explica Sergio Molina. “Son tres títulos que tienen mucho más en común que diferencias. Desde la humildad, podemos destacar que nuestra universidad es la más ganadora de todo México cuando Hidalgo en baloncesto no sobresalía nunca. Hemos dado un cambio y un vuelco y siento que es el momento del Tec de Hidalgo. Intentamos movernos como lo hacen los clubes en España, aunque salvando las distancias. Mucha gente se ha sorprendido del nivel de profesionalismo que manejamos en la universidad”

“Somos una universidad de apenas 700 alumnos, con muchas ganas y hambre por demostrarnos a nosotros mismos que podemos lograr lo que nos proponemos. Hay mucho pero mucho, mucho trabajo, sacrificios y preparación detrás de estos tres campeonatos”, nos siguen explicando. “Al principio nadie nos tomaba en serio. Hay muchas universidades con muy buenos programas de baloncesto que tenían mucho recorrido, pero como digo, el trabajo nos ha puesto donde nos merecemos”

La llamada de Iván Déniz. Tras sus participaciones con la selección femenina, la masculina U18 o aquella con la selección universitaria en la Universiada de Corea del Sur, a Sergio Molina le llegó la oportunidad de sumarse a la selección masculina absoluta de la mano de Iván Déniz en una de las recientes ventanas FIBA.

sergio-mexico.jpg

“Estoy muy agradecido a Iván por pensar en mí como enlace con el baloncesto universitario en los chicos jóvenes. Ganamos a Estados Unidos y jugamos ante Puerto Rico. Para mí fue algo brutal. Como entrenador considero es la mayor aspiración profesional que se puede tener”

Sin embargo, esa experiencia fue corta porque tuvo que volver al Tec de Monterrey. “Tuve que volverme a mi equipo, porque soy el pilar del proyecto de Borregos y la temporada no había empezado bien. Estoy super agradecido a todos los jugadores por cómo me aceptaron y le doy las gracias por la forma en que me trataron en ese tiempo. El tiempo y mi trabajo dirá si debo seguir teniendo algún vínculo o participación futura. Hace unos meses tuve una difícil decisión al tener que alejarme y dejar esta oportunidad de seguir trabajando con la absoluta, para volcarme totalmente con mi equipo, las ventanas FIBA se cruzaban con la Liga ABE”

Vinarós, Valencia y México, una combinación que marida a la perfección. Mucho de los éxitos de los entrenadores españoles en el extranjero están concentrados en el baloncesto mexicano y gran parte de ellos tienen su origen en Valencia y un número importante de los que han dirigido en Latinoamérica tienen como segmento común el paso por Vinarós y a Ray Santana como punto de unión.

“Para mí, Ray Santana es una tremenda persona, un tremendo coach, alguien que ha dejado mucha huella aquí en México”, nos explica Sergio Molina. “Ha sido la etapa más bonita en el baloncesto mexicano. Hemos participado en Centrobasket, Juegos Panamericanos, torneos COCABAS y clasificaciones a Premundial”

sergio-ray
Sergio Molina y Ray Santana

Además de los casos de Ray Santana y Sergio Molina, otros entrenadores bien valencianos o bien vinculados al baloncesto valenciano han tenido éxitos en México como son Ángel Fernández o el propio Paco Olmos, que ha sumado dos títulos de liga en México con Fuerza Regia de Monterrey en 2017 y 2019, coincidiendo casualmente con dos años en que Molina también se proclamó campeón universitario. Otros nombres que pasaron por Vinarós y que dirigen o han dirigido en Latinoamérica son Nacho Domínguez, que dirigió también en Argentina y Bolivia, y el caso de Juanjo Segura, que se sumó hace unos meses al equipo de Potros NCG en la liga de Chihuahua.

“El secreto detrás del éxito de los entrenadores españoles fuera de nuestras fronteras es sin duda nuestra formación gracias a la FEB y Miguel Martín, además de la capacidad de trabajo, adaptación y pasión de los entrenadores españoles. Esto es un sello cien por cien del entrenador español.

Dicen que lo importante no es llegar sino mantener y tras tres títulos con los Borregos de Hidalgo, parecería fácil pensar en buscar objetivos o desafíos mayores, pero Sergio Molina está totalmente convencido de que su futuro está vinculado al Tec de Monterrey.

“Solo hay un objetivo: seguir haciendo Grande el programa y equipo de baloncesto del TEC Hidalgo, estoy 100% comprometido”, finaliza el entrenador. “Es cierto que prácticamente todos los años me llega alguna oferta para el plano profesional en México y hasta de fuera de aquí. Pienso que eso habla bien de mí y valoran el trabajo que estoy realizando desde mi universidad, pero sinceramente aunque no es algo que descarto y posiblemente llegará en algún momento, considero estoy donde tengo que estar, me siento muy identificado y cómodo en el baloncesto universitario”

“Ojalá pudiera jubilarme en el TEC Hidalgo y seguir consiguiendo más campeonatos, sacando más jugadores para las selecciones de México pero sobre todo seguir sumando al baloncesto y formando excelentes personas. Tengo muy presente que todo son ciclos y algún día terminará el mío en Hidalgo. El día que llegue esa salida, que espero sea dentro de mucho, quiero irme por la puerta grande, regresandole toda la confianza y lo que han hecho por mí al TEC de Hidalgo, a mi directora General Claudia Gallegos y mi directora de LiFE Viviana Sánchez”

IMG-20190415-WA0026
Erika Gómez y Sergio Molina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .