🎙️🇦🇷 NICOLÁS CASALÁNGUIDA: “FUERON SIETE MESES DE APRENDIZAJE CONSTANTE EN MÉXICO”

Por Bruno Giardini (@BGiardini95)

Nicolás Casalanguida nos atiende y disfrutamos una extensa charla de basquetbol. Sin embargo, cómo no podía ser de otra forma, comenzamos preguntándole que lo distrae durante esta cuarentena.

Luego de un muy exitoso debut en México, lo que marcó su primera experiencia internacional, Nicolás Casalanguida nos atiende y ahonda todos los temas. La cuarentena, su balance del año en Aguacateros, la ciudad de Morelia, el mundial de China 2019 y sus planes a futuro.

¿Cómo estás viviendo la cuarentena? “Con los recaudos que nuestro país está tomando, lo que nuestro gobierno nos encomienda. Precaución, responsabilidad y compromiso para quedarnos en casa, para evitar que este virus que nos azota a todos se propague. Aprovecho el tiempo en casa para las capacitaciones online y el estudio”

¿Cómo está tu familia? “Con mucho compromiso. Tenemos que ser muy tajantes en este aspecto. Tomando las medidas de higiene necesarias y tomando el aislamiento social. El gobierno dictó una cuarentena obligatoria y nadie puede salir de su casa, salvo por lo necesario. Toda persona que sale puede ser sancionada penalmente. Nos vemos obligados a protegernos y a proteger a los otros.  Es un compromiso que deberíamos tomar todos”

¿Cuánto tiempo le dedicas a las capacitaciones que mencionaste previamente? “Yo todos los años ni bien termina la temporada le dedico durante el receso una parte a invertir en mi profesión. A esto lo divido en dos aspectos: me nutro para la siguiente temporada tratando de mejorar en algunos aspectos que considero que debo potenciar. Siempre al final de cada temporada me propongo ver en qué cosas puedo ser mejor como entrenador. Luego le dedico tiempo a la capacitación de otros entrenadores. También hacemos clínicas en diferentes organizaciones para capacitar al personal. Yo tengo un emprendimiento donde capacitamos a los entrenadores de toda Latinoamérica de manera online y ellos están interesados en conocer nuestras experiencias y nosotros buscamos trasmitirles nuestros conocimientos. Las capacitaciones la verdad que las disfruto mucho, es distinto a lo que hago durante el año con los equipos.

Hablemos un poco de básquet, ¿Qué balance haces de tu paso por México? “El balance que hacemos en la temporada en México es altamente positivo. Construimos un equipo en una organización que llevaba poco tiempo en la liga, en un equipo que se construyó a lo último. El equipo de Aguacateros se fue formando a última instancia y terminó siendo un conjunto sumamente competitivo. Fuimos de menos a más y con el paso del tiempo fuimos haciéndonos protagonistas y terminamos jugando una final que estuvimos a nada de ganar contra el principal candidato durante la temporada y que había sido el más sólido durante el torneo. Caímos en un séptimo partido luego de haber estado 3-2. Hicimos un gran año, la organización está contenta por lo conseguido. Logramos también una identificación de la gente con el equipo. Yo me siento muy satisfecho, hemos tenido que sortear obstáculos, el cambio de gerenciamiento, por citar un ejemplo,  en un proceso de poco tiempo y el equipo estuvo a las alturas”

¿Qué es lo que más te incentivó para irte a esta liga? “En su momento la gerencia que comandaba Gustavo Ayón y las autoridades de Aguacateros me propusieron conducir el equipo. Lo que me sedujo fue tener un equipo y poder liderar el proyecto deportivo. Las autoridades del club me dieron esa libertad, poder conformar el plantel y el cuerpo técnico. Ser quien pueda gestionar este proyecto y tener ese deseo y ambición de armar un equipo que pueda ser protagonista. Esos fueron los matices que me llevaron a decidir y también evalué que la liga nacional de México está en claro ascenso a nivel competencia, evolucionando en forma muy clara. Con buenas organizaciones, buenos jugadores, importantes entrenadores y estabilidad económica. Eso me hizo pensar en poder en una buena decisión desembarcar en este proyecto.

En los últimos hubo un gran éxodo en la Liga Nacional Argentina. ¿Crees que la crisis económica fue parte de esto?

“Sin lugar a dudas. La situación económica de nuestro país ha llevado a un éxodo muy grande. Con las dificultades en el incremento del dólar y la devaluación del peso argentino. Muchos protagonistas de nuestra liga se han ido a jugar a otros lados. Brasil y México son lugares a donde no solo los jugadores nacionales, sino que extranjeros también que antes jugaban en nuestra liga. También trabajar en otros países es una buena incentivación”

¿El estilo de juego de la liga mexicana es muy distinto? “Es distinta. En mi equipo teníamos siete jugadores estadounidenses, en Argentina no tanto. En Argentina teníamos más disciplina táctica, de orden, lo que nos ha diferenciado en el mundo. La liga mexicana es sumamente versátil y muy física, con jugadores muy talentosos desde el uno contra uno. Al no tener límite en fichas mayores porque tenemos doce fichas de jugadores que están listos para jugar. Las diferencias están en las fichas mayores, en el aspecto físico, en la cantidad de partidos en un tiempo, se juega mucho back-to-back, es decir, partidos en noches consecutivas. Después en lo táctico, en un país se juega más pausado y en otra es más dinámico. En México jugábamos 80 posesiones por juego, mientras que en Argentina se jugaba 73/74 por partido.

¿Cómo es el hincha mexicano en las canchas? “Me quedé sorprendido por ver canchas completamente llenas. En partidos en fase regular, había más de 5 mil personas, se veían muchos estadios con un claro interés de parte de la gente. Nuestra afición fue de menos a más. Fue conociendo al equipo y poco a poco interesándose más y más. Con el correr de la temporada fue aumentando la cantidad de público hasta llegar a jugar con estadio lleno. Tenemos  una afición muy pasional con mucha energía que generó en el estadio. Me sentí muy bien porque venía del hecho de jugar en Argentina con canchas con poca gente. Es muy gratificante ver a la gente viniendo a los estadios. En mi país lo vivíamos años atrás. En México jugamos todos los partidos de play-off a estadio lleno, con entradas agotadas. Creo que fueron 12 juegos donde no podía entrar nadie más.

Contanos un poco de la ciudad donde viviste.Morelia es una ciudad muy tranquila. Al principio quizás me daba un poco de inseguridad, principalmente por el narcotráfico. Ya viviendo aquí me di cuenta de que es una ciudad sumamente tranquila, con muchas cosas para hacer, con más de 800 mil habitantes y con diferentes alternativas. Muy lindo clima, lugares para comer y centros comerciales, la gente muy amable y muy educada, eso ayuda mucho a la adaptación. Yo estuve junto a mi pareja muy a gusto, nos han hecho sentir como en casa y nos pudimos adaptar rápidamente.”

Hace muchos años que la Liga Nacional Argentina viene siendo cuestionada por la liberación de extranjeros, sumado al formato del torneo, su calendario y el poco público que va a la cancha. Le preguntamos a Nicolás por este tema

¿Qué opinas de la Liga Nacional argentina? “Creo que La Liga Nacional argentina es modelo en América. El respeto que hay por la Liga Argentina es inmenso. Lleva mucho tiempo, mucha historia, ha superado grandes dificultades. El trabajo que hacen los clubes en Argentina para mantenerse en el tiempo, el esfuerzo de los dirigentes para mantenerse más allá de las dificultades económicas. Esto hay que mencionarlo, porque los clubes no están exentos de los problemas económicos que existen en el país. Obviamente que hay ideas que se toman por lo económico. El éxodo de jugadores y entrenadores parte por ello, sin dudas”

“Yo no estoy de acuerdo con la liberación de extranjero, pero son lo que decidieron los dirigentes por razones presupuestarias. Tampoco estoy de acuerdo con otros aspectos que tienen más que ver las contrataciones de los jugadores. No me gustan determinadas decisiones, sin embargo veo que lo que se busca es sostener las instituciones a lo largo del tiempo frente a las crisis. No creo que sea lo ideal mantener las fichas mayores solamente en ocho, debería haber más, sabiendo que hay  equipos que juegan competencias internacionales y entran en dificultades”

“Hoy entre los cuatro finalistas de la Champions League hay tres argentinos, eso muestra el poderío del básquet argentino más allá de las dificultades económicas. Hay que mencionarlo y cuando uno va al exterior valora sobre todo la calidad de nuestra competencia. También como formadora de grandes jugadores que se forman en argentina y luego dan que hablar en el mundo. Soy un hijo de la LNB, lógicamente también soy crítico cuando no estoy de acuerdo pero siempre acompañaré a nuestra competencia madre a pesar de que en estos momentos no está atravesando su mejor versión.”

Foto: BCL Americas

¿Qué aprendiste de los entrenadores mexicanos? “Hay muy pocos entrenadores mexicanos en la liga de México. El otro día conversando con mis asistentes nos dimos cuenta que hay tres entrenadores españoles, tres entrenadores argentinos, siete entrenadores puertorriqueños. Eso habla a las claras de que es una liga con muchos entrenadores de distintos países, lo que la hace muy atractiva desde el punto de vista del entrenador, porque uno debe enfrentar distintos tipos de estilos de juego en el año”

“Yo buscaba esto hace unos años, poder insertarme en una competencia en el exterior, que sea exigente y que tenga diferentes matices para salir del plano de confort en el que estaba. Hace 11 años que dirijo equipos en Argentina y quería al menos desafiarme en otro país, con otra liga que tenga sus complejidades y sus dificultades. Esto abre la cabeza como entrenador, permite conocer muchísimos nuevos jugadores y nuevos estilos de juego que uno se inserta. Obliga al entrenador no tan solo a adaptarse, sino que a construir un proyecto deportivo que venga también encaminado con los ideales de uno y que corresponda a la filosofía tuya. Nunca me había encontrado con un equipo que hable 100% en inglés, preparar todo, las charlas y los sistemas en ese idioma. Fueron siete meses de aprendizaje constantes”

¿Cómo viste a la Argentina en el pasado Mundial de China 2019? “Me pareció magnifico el nivel mostrado por la selección argentina, fue un nivel superlativo, se pusieron en práctica diversas cuestiones que se fueron trabajando durante mucho tiempo. Ya en las eliminatorias había mostrado un gran nivel en muchas situaciones. En el medio de la competencia fue creciendo. Desde lo defensivo y con una solidez mental. Muy pocos creían que Argentina podía llegar a este lugar. La verdad que todos los que fuimos participes de la Argentina durante estos años colaboramos, trabajamos y quisimos que nuestro país pueda sostenerse, pero era muy difícil lograr lo que logró esta selección. Estos 12 jugadores y este cuerpo técnico hicieron algo brillante. Yo como integrante del basquetbol argentino me siento orgulloso y agradecido a lo que ha hecho este equipo, sabemos que es muy difícil pero ojala que pueda mantenerse a lo largo del tiempo, ellos nos demostraron que es posible”.

Foto: FIBA

En su momento Cortijo, después Milanesio, Pepe Sánchez, hoy Campazzo. ¿Qué tiene el director formativo argentino que permite la explosión de tanto buenos armadores?

“Es un buen análisis para hacer. Ya en el mundial 86, en España, Cortijo fue líder de asistencias. Hay muchos excelentes bases que ha dado nuestro basquetbol argentino. Por eso creo que hay una cuestión de formación, fíjate la cantidad de bases que migran a otros países y que son exitosos. Hay un componente en la formación de nuestro basquetbol argentino, entendimiento sobre todo de las distintas necesidades que puede tener un base, sean conductores y/o anotadores. Prigioni en un momento, cuando se fue de ese Obras del Tola Cadillac, siendo un base totalmente anotador, luego en Europa se transformó en base con más variables, principalmente para conducir. En Pepe Sánchez y en Nicolás Laprovittola o Facundo Campazzo que con diferentes estilos han sido útiles para sus equipos. Tiene que ver con el desarrollo en la formación y el intelecto que van adquiriendo en la disciplina táctica. Luego también pasa con el jugador argentino pudiendo destacarse sorteando adversidades en el exterior.

¿Te atrae dirigir algún seleccionado, no necesariamente el argentino? En el último mundial hubo cuatro argentinos.

“Me gustaría en algún momento dirigir algún seleccionado. Es un paso que quiero dar, pero tampoco tengo urgencia. Este año surgió una alternativa para dirigir México, sin embargo no se llegó a buen puerto. Me gustaría ser parte de un proyecto que tenga sobre todas las cosas un orden, un objetivo claro y no ser de corto plazo. No me gusta la idea de dirigir un equipo o una selección por seis meses o una eliminatoria, la verdad no me seduce. Quiero ser parte de proyectos ambiciosos, sea en selecciones o en equipos. Fue muy agradable ver en el mundial que cuatro cuerpos técnicos sean conducidos por entrenadores argentinos. Se han destacado y dejaron al entrenador argentino bien posicionado a nivel federativo y de selecciones. Que algún equipo y federación se haya interesado por mí, me enorgullece, pero no me urge ni me seduce formar parte de un objetivo que no sea al menos de mediano plazo para plasmar una idea de juego.  Hoy los seleccionadores que entrenadores, son proyecto con muy poco tiempo con los jugadores. Hay que destacar las federaciones que sepan hacer los proyectos a mediano plazo al menos”

Un pequeño repaso de su carrera como entrenador. “Me acuerdo que arranque muy joven a dirigir profesionalmente, en Gimnasia de Comodoro en mi primera temporada lo hice con 28 años. Una organización con grandísimos problemas económicos y por eso decidieron darme a mí para dirigir. No había mucho presupuesto. Hicimos un año magnifico, fuimos la sorpresa de la temporada, nos metimos entre los cuatro mejores en un año y eso me trae un grato recuerdo, con la adrenalina del comienzo, todo tipo de dificultades, en un club que ya había trabajado más de 6 o 7 años”

“Las cinco temporadas en Regatas de Corrientes, con títulos nacionales y algunos internacionales, con temporadas muy buenas, sin lugar a dudas. Sentí que podía llevar un proceso a largo plazo con un estilo de juego bien marcado. Ese equipo ya tenía una identidad y pudimos afianzar una mentalidad ganadora. Los últimos años no fueron tan buenos pero durante los primeros pudimos ser protagonista”

“Haber estado seis años en la selección argentina, haber estado en mundiales, en juegos olímpicos, tener la posibilidad de compartir con entrenadores de primer nivel, esto deja huellas muy marcadas y eso es muy positivo, haber llegado a participar de un juego olímpico, vivirlo desde adentro y estar con el equipo fue muy valioso. Uno se prepara para estar en estos momentos, para dirigir en el más alto nivel, siendo asistente de Sergio Hernández, compartiendo los últimos momentos de jugadores emblemáticos”

“El primer año como entrenador en el exterior fue muy buscado y anhelado. Seguramente lo guardaré como un recuerdo muy importante, hacía mucho que quería dar un paso en el exterior y este paso con Aguacateros fue muy significativo en mi carrera”

¿Qué diferencias hay entre el baloncesto serbio, español y el argentino? En el último mundial nos medimos contra estos rivales.

“Cada una es una escuela distinta. En Serbia las cualidades de los jugadores en cuanto a la técnica individual, la envergadura del jugadores serbio en las distintas posiciones, y la disciplina táctica. Las selecciones serbias se han caracterizado por eso. Riqueza individual, solidez táctica y disciplina”

España, la escuela ha ido evolucionando inmensamente. El crecimiento que tuvo ha sido increíble, el jugador español ha tenido un compromiso similar al argentino también. Ha tenido una solidez y una riqueza enorme por la continuidad de los proyectos en cuanto a sus jugadores. Le han sacado jugo a los talentos en todas las camadas que se han mantenido con el tiempo, y hay una cuestión clara en cuanto a la velocidad de ejecución española, tiene una dinámica táctica altísima, cuando lo enfrentas te percatas con la velocidad que juegan más allá de la riqueza individual.

Argentina se ha mantenido en las camadas, sumado al carácter que tiene el jugador y las similitudes en cuanto a la riqueza conceptual con España, el conocimiento intrínseco de los equipos es muy alto, permite que los equipos jueguen con mucha claridad y el jugador argentino ha tenido mucho interés de sostenerse en los equipos. Quiere jugar en su equipo y eso es un compromiso que dentro de la cancha se transforma en un carácter. En cuanto a lo colectivo, hay sistemas que son argentinos que juegan equipos de España y también de NBA, que ha mantenido la argentina a lo largo del tiempo y que ha diferenciado con otros países.

¿Qué planes tienes para el futuro? “Mi idea es seguir trabajando en el exterior, hay un interés en México por continuar trabajando allá. Estoy buscando nuevos desafíos en distintas ligas del mundo. Igual debemos todos esperar que se termine este parate obligado por el coronavirus”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .