🇦🇷 LUCIO REDIVO: “LOS DOS AÑOS EN ACB FUERON MUY POSITIVOS EN LO INDIVIDUAL, AUNQUE EN LO COLECTIVO NO SE DIO COMO ESPERÁBAMOS”

El jugador Lucio Redivo fue el nuevo invitado al Instagram Live de La Liga Nacional. Desde Bahía Blanca habló sobre sus inicios, su llegada a Bahía Basket, su crecimiento y superación, Europa, la Selección y su último paso por México.

El jugador Lucio Redivo fue el nuevo invitado al Instagram Live de La Liga Nacional. Desde Bahía Blanca habló sobre sus inicios, su llegada a Bahía Basket, su crecimiento y superación, Europa, la Selección y su último paso por México.

En el inicio de la charla, el ex jugador de Bahía Basket nos contó cómo está pasando la cuarentena en Bahía Blanca: “Estoy con mi novia y con mi perra. Entreno bastante con mi hermano. Estoy cerca de casa y dos veces a la semana trato de ir y jugar un uno contra uno, donde tengo un aro. Uno con el tiempo se va armado su rutina y va pidiendo algunas cosas a distintos preparadores físicos. Un año me compraba algunas pesas, otro unas mancuernas e íbamos armando el gimnasio. Va a llevar un tiempo acomodarse, entrar en sintonía otra vez”. 

Sobre su último paso por Aguacateros en México, Redivo sostuvo: “Fue una experiencia increíble. Nico (Casalánguida) me ayudó un montón. También Pablo Favarel que es argentino. El club me trató increíblemente. Fue algo nuevo para mí y traté de aprovecharlo. Al equipo le fue bien si bien perdimos en final de conferencia. Me sirvió para volver de la lesión, donde había estado tres meses parado”. 

Al hablar de sus comienzos, el jugador contó: “Empecé a los 4, 5 años. Iba al jardín con un grupo de compañeros, que hasta el día de hoy siguen siendo mis amigos. Tres de ellos iban a jugar a Pacífico y mis padres me mandaron para allá. Jugué hasta los 16, casi 17. Estaba contento de estar ahí porque me fui enterando de los jugadores que habían pasado por ahí. De más grande empecé a ver la idea de jugar o estar aunque sea en un banco de suplentes de un equipo profesional. No fue un camino fácil. Al final se pudo cumplir el objetivo. Bahía Basket lo disfruté mucho. Traté de aprender y aprovecharlo al máximo”. En Bahía Basket, Lucio Redivo fue campeón de la primera edición de La Liga de Desarrollo en el 2015: “Aprovechaba cada minuto que tenía. Sabía que tenía que hacer lo mejor posible para dar el salto a La Liga, si bien ya tenía minutos. Me ayudó a crecer, a ponerme otros objetivos en la cabeza”. 

Néstor “Pechuga” Martinelli fue uno de sus referentes. “Él me dijo que iba a jugar Liga Nacional. Todos le decián que estaba loco, me acuerdo que salió una nota de que yo era chiquito, era flaquito. Yo me sentía mal. Tenía 13 años. Él me dio esa inyección anímica de decirme que yo podía, que me tenía que poner en la cabeza que iba a llegar. Me lo repetía mucho y le empecé a creer. Quería intentarlo. En La Liga hubo muchos, Pepe (Sánchez), Puma (Montecchia), Sepo (Ginóbili), el último año que jugó Juan Espil yo entrené con el equipo y traté de aprovecharlo. Si me tengo que quedar con uno es con Pancho (Jasen). El útlimo año iba a la habitación con él, mirábamos videos, compartimos viajes, me explicaba otras cosas”. En Bahía fue partícipe de las instancias finales en La Liga de Las Américas y La Liga Sudamericana.

Hay un consejo que me dio mi papá y lo tuve siempre claro hasta el día de hoy. Fue cuando me decidí a ser profesional. Él me decía, no sos ni el más talentoso, ni el mejor, ni el más alto. Por ende si entrenás menos que los demás vas a ser peor que los demás, si entrenás igual vas a ser peor por no ser el mejor, el más alto. La única que tengo de tratar de ser profesional es si entreno más que el resto y puedo equiparar”. 

“Ir a Europa fue tremendo. Era impensado para mí. Traté de disfrutar todo. Creo que el primer año sabía que no iba a jugar. Jugué, al equipo no le estaba yendo como esperábamos. Creo que terminé jugando bien. Los dos años en lo individual fueron muy positivos, aunque en lo colectivo no se dio como esperábamos” relató sobre su vivencias en España con Bilbao Basket y Breogán.

Al hablar de la Selección y de la medalla en los Juegos Panamericanos y en el Mundial de China del año pasado, Redivo indicó: “Disfruto todo. El entrenar, estar con mis compañeros, vestir la camiseta de la Selección porque es algo que no pasa todos los días. Los últimos meses fueron increíbles, en dos meses y medio obtener dos medallas no es poca cosa y una es un subcampeonato mundial. Creo que fue un premio también a lo que no se ve, al trabajo de todos los días. Qué se puede decir de Luis (Scola) que no se sepa. Verlo correr a la par nuestra, ver un jugador que ya ganó todo, que se sigue esforzando, que quiere ser todos los días mejor. No solo lo que hace en la cancha, sino fuera de ella. Trato de copiarlo, de que me quede todo eso. Es admirable. Cuando ganaron la medalla de oro yo tenía diez años y lo veía por la tele, saltaba, festejaba y de golpe te lo encontrás ahí. Es un poco chocante, que te de una explicación, ver como entrena. Es una enseñanza que te queda, que se disfruta”. 

“En la final del Mundial siempre estaba en la cabeza ese chico que no iba a poder jugar, y de repente estás en el banco de la Selección de tu país, en un equipo que está peleando por la Copa del Mundo. Es una situación única”, concluyó Lucio Redivo.

Texto y Foto: Prensa AdC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .