🎙️🇵🇷🇲🇽 MANOLO CINTRÓN: “EL BALONCESTO ES MI TEMPLO, ES SAGRADO”

Por José Miguel González (@14coto)

El coach puertorriqueño ya trabaja poniendo a punto a Panteras de Aguascalientes, a quienes dirigirá por segundo año seguido. Objetivos, su estilo, la pandemia y su familia en palabras del experimentado entrenador.

Una vida dedicada al baloncesto lleva Manuel Cintrón. O, mejor, Manolo, como cariñosamente se le dice. Mucho tiempo en el parqué que no pasó en vano. En sus palabras demuestra saber de lo que habla. Y cómo no, si lleva más de 30 años entrenando al más alto nivel.

Dividido entre Puerto Rico, su tierra, y México, su segunda casa, aprovechó la pausa por la pandemia para reencontrarse con el cariño familiar más cercano. Tiempo que agradece, pero que también usó para proyectar la temporada que está a días de comenzar. Panteras de Aguascalientes ya entrena bajo sus órdenes poniéndose a punto para la LNBP que está por comenzar. De todo eso habla con Cancha Latina.

El objetivo es mejorar lo hecho el año anterior, ¿cómo pueden lograrlo? “Es la continuación de un proyecto para tres años. Nuestro primer objetivo fue clasificar y lo hicimos por derecho propio. Vamos al segundo año a ver si podemos subir un peldaño más. Pudimos adquirir a Idris Alvarado, mexicano que nos da potencia en el perímetro, y la firma de los importados. Georgie Pacheco y Will Artino, un jugador grande, cinco. Nos dan un poco más de movilidad; tenemos un equipo muy flexible en todas las posiciones. Y este año el grupo mexicano está más maduro, están bien. Tenemos ocho jugadores mexicanos que podrían jugar en cualquier equipo y esa continuidad nos da ese empuje para buscar el siguiente nivel”

¿Cómo ha visto al equipo en pretemporada? “Llevamos nueve días con un trabajo de doble sesión de práctica. Hemos dado 18 entrenamientos, básicamente hemos ido de menos a más, integrando a los jugadores nuevos a cómo estamos jugando en el lado ofensivo y defensivo. Creo que nos vamos adaptando muy bien. Nos quedan días para seguir mejorando. Los que han llegado se han podido adaptar y el grupo les ha dado una buena bienvenida”

¿Y físicamente? ¿Se resintió el equipo en este tiempo de paralización? “Sí, mucho. Muy fuera de tiempo, de aire. Trabajamos muy bien físicamente estos días, hemos venido muy bien. Esta mañana quedé más tranquilo porque los vi mucho mejor. La sobrecarga los tenía un poco adoloridos. Ya en la segunda semana han botado el golpe. Antes del inicio de la temporada estuvimos trabajando con seis jugadores mexicanos individualmente. Esos jugadores están un poco por delante de los otros. Estamos a un 80 por ciento de condición. Estamos buscando el 100, la condición óptima y hemos trabajado muy bien con dos sesiones al día”.

De lo que conoció el año pasado, su experiencia y lo que ha estudiado de los planteles para la próxima temporada, ¿qué cree que será lo más complicado? “El tiempo de estar parado, todo el mundo por cinco meses… Todo el mundo está con un poco de sobrepeso. Ojalá salir adelante, porque es un torneo muy parejo, de transición. Todos los equipos mejoraron mucho con la mala suerte de que salió Capitanes, así que se ponen más sólidos con jugadores que se fueron. Muchos se integraron a otros equipos. Todos los juegos de nuestra zona serán muy luchados y cerrados. Tenemos que sacarle ventaja a la juventud que tenemos, seguir con el ritmo que hemos conseguido hasta ahorita. Y frontal a eso. Sabemos que serán duras todas las posesiones. También la importancia de defender la cancha, son 10 partidos como local”.

¿Cómo definiría a sus equipos, qué le pide a sus jugadores antes de un partido? “Nosotros somos un equipo hecho a estilo mío. Como digo, si no se parece al dueño, es hurtado. Lo he podido confeccionar a mi estilo. Me gusta jugar con una defensa bien sofocante, en conjunto. Tenemos que rebotear para poder dar el contraataque. Ofensivamente un equipo bien flexible en el juego interno y externo. Con un conductor como Georgie Pacheco, creo que tenemos un gran equipo para enfrentar lo que nos presente el adversario de turno. Podemos jugar a la carrera, de media cancha, pero siempre con la meta de dejar a nuestros oponentos con 80 puntos o menos”.

Y usted, ¿cómo se preparó para el campeonato? ¿Qué fue de usted estas semanas con cuarentenas? “Estuve en mi casa. Llevaba cinco a uno con los Piratas de Quebradillas, pero en marzo se paralizó el torneo. Ese tiempo estuve con mi familia, cuidando a mi mamá que tiene 90 años. He estado bien familiar. Llevo casi toda mi vida viajando seis meses a México y otros seis en Puerto Rico. Y entre el equipo nacional no he tenido tiempo en los últimos años para estar con mi familia. Por la desgracia de la pandemia es que he podido disfrutar más de mis nietos, amigos, de mi mamá y mis hijos. Tranquilo, bien. Vino una pausa grande y ahora con mucha energía para venir a trabajar a México”.

Se le nota contento hablando de su familia, ¿renovó energías para enfrentar la temporada? “Sí, estoy contento porque estoy en un proyecto en el que han creído. He tenido la suerte de que el ingeniero Delgado me ha dado toda la confianza. Me ha dado la posibilidad de confeccionar el equipo a mi manera y eso te inspira más responsabilidad para tu trabajo. Están creyendo en lo que uno está haciendo. Yo tengo un compromiso muy grande con la afición de Aguascalientes, con Panteras, una franquicia que tuvo un desierto de tres años sin clasificación. Un equipo fundador de la liga. Son muchos sentimientos encontrados, estoy contento porque pude rescatar una franquicia y una fanaticada que estaba muy callada. El año pasado en 16 de 20 partidos tuvimos estadio lleno. Eso me satisface, porque estás siguiendo adelante y lo más importante es que estamos teniendo paciencia para obtener resultados”.

¿Cómo renueva su ambición para partir nuevos proyectos? “Para mi es importante renovarse. Voy a mi año 11 en México. Llevo 35 años trabajando como entrenador. Son cosas satisfactorias mantenerme en un ambiente tan difícil, porque hay muchos entrenadores para pocos equipos. Me he mantenido a los 57 años donde estoy. Me rejuvenece. Creo que estoy haciendo las cosas correctamente. En este trabajo evalúas victorias y derrotas y gracias a Dios me he podido mantener con equipos arriba, ganando y clasificando. Me siento bien, tengo mucha energía y creo que puedo aportar mucho a este grupo”.

Pareciera cada vez más difícil llegar al básquetbol profesional, ¿se siente un privilegiado? “Bendecido. Le debo mucho al baloncesto. Jugué profesional desde los 17 años, por 10 años. Desde los 27 he sido entrenador. Fui asistente de Julio Toro por cinco años después de retirarme, pero desde el año 94 he sido entrenador a tiempo completo. Me siento privilegiado. Me pagan por lo que me gusta, es una pasión para mi, una dedicación grande. Este es mi templo, es sagrado para mi. Es mi trabajo a tiempo completo y le doy gracias a Dios por darme salud y poderme mantener. También a los dueños que me han dado la posibilidad de trabajar en diferentes clubes”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .