🌎 EL BALONCESTO EN LATINOAMÉRICA Y LA ALARMA SANITARIA: ASÍ QUEDARON LAS LIGAS Y ASÍ PIENSAN REANUDAR (O NO)

Por Daniel Mérida (@baloncestero)

Hemos venido hablando mucho de cómo se está viviendo desde los protagonistas de las ligas de Latinoamérica con toda esta alarma sanitaria y hemos pensado que toca hacer un repaso a cómo se quedaron todas las ligas en curso, las que estaban por empezar y qué planes tienen las que quieren reanudar cuando la situación se estabilice.

Hemos venido hablando mucho de cómo se está viviendo desde los protagonistas de las ligas de Latinoamérica con toda esta alarma sanitaria. Después de pasar los micrófonos de Expebasket Radio para hacer un repaso a cómo se quedaron todas las ligas en curso, las que estaban por empezar y qué planes tienen las que quieren reanudar cuando la situación se estabilice, es hora de ponerlo todo sobre el papel.

Por un estricto orden alfabético, Argentina es la primera y es una de las que no tiene su decisión tomada. Tras varios rumores y desmentidos, la mesa de diálogo entre la CABB, la Asociación de Clubes y la Asociación de Jugadores decidió la finalización de la temporada de la Liga Argentina y el Torneo Federal sin ascensos ni descensos, mientras que en el caso de la Liga Nacional decidió dar por terminada la fase regular y la reanudación se hará con los ocho mejor clasificados en un formato y unas fechas que aún no se dieron a conocer.

Hasta el parón, el trío de cabeza destacado en la Liga Nacional era para Quimsa, San Lorenzo y Gimnasia, mientras que Oberá y Central Entrerriano eran los líderes de conferencia en la Liga Argentina.

El baloncesto en Bolivia estaba preparando una temporada histórica con la evolución de la Libobasquet hacia un torneo donde los propios equipos autogestionasen todos los recursos  económicos en lugar de tener a la Federación como ente rector. El nuevo torneo se denominaría Liga Nacional del Básquetbol Boliviano, cuya nueva directiva estaría encabezada por Miguel Aliaga, presidente de Amistad de Sucre.

La primera fecha tentativa para el inicio de la temporada inaugural se fijó para el mes de mayo y las circunstancias sanitarias hicieron que se pospusiera inicialmente al segundo semestre del año. Sin embargo, las últimas informaciones apuntan a que parece difícil que se dispute este año a la espera de que la decisión que tome la Consubasquet para sus competiciones, dado que aún no se conoce la fecha de disputa de la Liga Sudamericana y se quiere adaptar el calendario del nuevo torneo nacional para que el campeón la dispute, al igual que se ha ido haciendo en temporadas anteriores.

Pichincha de Potosí, campeón de la Libobasquet 2019 (Foto: ElPotosi.net)

Uno de los torneos que tomó una decisión más temprana fue la NBB de Brasil, que acordó la finalización de la fase regular y la reanudación del torneo directamente con la disputa de los playoffs. Sin embargo, semanas más tarde y por unanimidad, decidió dar por terminada la temporada sin campeón. En lo clasificatorio, Flamengo, Franca, Sao Paulo y Minas conformaban el top 4 y las posiciones en que quedó el torneo servirán para decidir los cupos a la BCL Américas y la Liga Sudamericana.

La LNB Chile fue unas de las más tajantes desde el primer momento y decidió suspender las series de playoffs que se estaban disputando y decidió inicialmente disputar las series por el descenso sin público, pero días más tarde se decidió suspender el torneo por completo. En los últimos días, la directiva del torneo mandó un comunicado para pedir la colaboración del gobierno y buscar una “línea de coordinación” con los equipos y los deportistas afectados por la situación.

Antes de la suspensión del torneo, Las Ánimas, Puerto Montt y Universidad de Concepción eran los tres semifinalistas definidos, mientras que Leones de Quilpue, Quilicura, Puerto Varas y Deportes Castro disputaban los playouts por la permanencia.

Foto: Comunicaciones LNB Chile

Una de los torneos que más peso está ganando en el tiempo más reciente es la Liga Mayor de El Salvador, que se disputa en dos torneos cada temporada, un Apertura en el primer semestre y un Clausura en el segundo semestre. Esta emergencia sanitaria llegó cuando el torneo apenas había disputado la primera de las fechas y se decidió cancelar el torneo Apertura y esperar a ver la evolución de la situación para trabajar ya de cara al Clausura. El entrenador español José Luis Dámaso estaba dirigiendo a Quezaltepeque por segunda temporada consecutiva.

Esta época es momento para las diferentes competiciones regionales en México y fueron la CIBACOPA y la LBE de Chihuahua las que se vieron afectadas por este parón obligatorio. La primera de ellas decidió la suspensión con apenas unas jornadas completadas y aún no dio información de cómo ni cuándo se llevará a cabo la reanudación, mientras que la segunda decidió una fecha tentativa de reanudación para el 9 de julio saltado directamente a la disputa de los playoffs.

Otro de los torneos a los que esta situación les llegó con apenas unas semanas de competición disputadas fue el BSN de Puerto Rico. La decisión iniciar fue suspender el torneo y se trabajaron varios escenarios, concluyendo en una fecha tentativa del 15 de agosto para retomar el torneo por donde se quedó. En caso de tener que retrasar esa fecha de inicio sería también el 15 de agosto la fecha límite para decidir sobre la reanudación de una temporada para la que ya se plantea una reducción del calendario. El principal problema que se plantea para esta reanudación es el impacto económico de jugar sin público, que haría inviable la planificación de los equipos.

Por su parte, en la República Dominicana estaba activo el torneo de baloncesto superior de Santiago y estaba a punto de arrancar la final entre Pueblo Nuevo y Gregorio Urbano Gilbert. El torneo quedó suspendido a la esperar de decidir el campeón en algún momento, probablemente con un formato más corto y sin la presencia de jugadores importados.

Con la fase regular concluido y los ocho equipos clasificados ya pensando en los playoffs, la LUB de Uruguay también decidió paralizar inmediatamente la competición con la intención de reanudarlo en algún momento. Semanas más tarde, la decisión llegó en una reunión donde se decidió reanudar los playoffs en septiembre con una ajustada votación de cinco equipos a favor y tres en contra.

Olimpia, Malvín, Nacional, Trouville, Defensor y Hebraica clasificaron a la postemporada desde la Liguilla y las dos plazas restantes fueron para Aguada y Urunday tras terminar en las dos primeras posiciones de la Reclasificación.

Las mayores expectativas estaban puestas en el estreno de la nueva Superliga en Venezuela, que iba a tomar el lugar de la LPB. Sin embargo, la presentación del torneo se suspendió días antes de su puesta de gala tras la decisión de FIBA de suspender todas sus competiciones. Tras varias semanas de rumores y poca oficialidad, el nuevo torneo empezaba a tomar color tras diferentes postergaciones en la fecha de inicio y numerosas modificaciones en el número de equipos participantes.

La última información conocida era la participación de 16 equipos, aunque extraoficialmente se conoció la posible incorporación de un nuevo equipo, Supersónicos de la UCV. Muchos de los equipos ya estaban conformando sus planteles, anunciando a sus importados y con sus entrenadores empezando a trabajar en la planificación de la temporada.

Capítulo aparte merece la conclusión de la temporada de estreno de la BCL Américas. Bajo este nuevo formato que sustituyó a la Liga de las Américas, el torneo ya estaba en la recta final con el invicto Flamengo esperando rival en la final de la semifinal entre Quimsa y San Lorenzo, que tenía pendiente la disputa de un tercer partido en Santiago del Estero para decidir el otro equipo que peleará por el título. “La BCL Americas va a terminar sí o sí. No vamos a tener problemas de terminarla antes que comience las ligas y los torneos sudamericanos. La idea principal es que en una semana se defina la competencia”, explicaba Horacio Muratore hace unos días.

Ismael Romero y Justin Williams (Foto: FIBA)

La otra competición internacional que se vio afectada por esta situación fue la Liga Sudamericana femenina, que parecía recuperar la continuidad tras planificar su disputa por segunda temporada consecutiva y de hecho tendría que haber arrancado esta misma semana.

Para el resto de países, o bien ya habían terminado la temporada como la LNBP en México o la LPB en Panamá con Soles de Mexicali y Caballos de Coclé como respectivos campeones, o bien no había información aún sobre la fecha de inicio para la temporada 2020. Uno de ellos fue la Liga Superior de Cuba, que ya había decidido anteriormente posponer su inicio debido a la crisis de combustible en el país caribeño, y otro era la Liga Nacional de Ecuador, que no tuvo temporada en 2019 y se estaba empezando a trabajar en la planificación de un torneo para este año, aún sin fecha de inicio y sin confirmación de calendario ni equipos participantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .